¿Estás listo para ser dueño de tu propia casa?

¿Estás listo para ser dueño de tu propia casa?

CompartirTweet about this on TwitterShare on Google+Share on FacebookPin on PinterestEmail this to someonePrint this page

Seguramente uno de tus sueños es llegar a ser algún día dueño de tu propia casa. Antes de decidir comprar tu vivienda, analiza los pros y contras de tener tu propia casa.

 

 

PROS de tener tu casa propia:

  • Incrementas tu patrimonio. Tener patrimonio es importante para tu salud financiera en el largo plazo. En el caso de una casa, tu patrimonio será el valor de la casa menos la cantidad de dinero que debes por ella. Por ejemplo, si el valor de tu casa está en $200,000 y debes $125,000 en tu hipoteca, tu patrimonio es de $75,000.

 

  • Es una buena inversión a largo plazo. Las casas generalmente aumentan de valor con el tiempo, por lo tanto tu vivienda podría ser un buen modo de invertir tu dinero a largo plazo.

 

  • Ser dueño de una casa podría reducirte el monto de impuestos a pagar, ya que los gastos destinados a la adquisición, construcción, remodelación, ampliación, mejora y mantenimiento de tu vivienda, así como los pagos por conceptos de servicios básicos que incluyen agua, gas, electricidad, teléfono convencional y alícuotas de condominio de un único inmueble, son deducibles.

 

  • La casa es un activo grande que puede heredar tu familia.

 

  • Tener un techo propio te da seguridad, sin preocuparte de que el dueño no te renueve el contrato o te suba mucho el arriendo. Una vez pagada la hipoteca, tu familia eliminará este gran gasto de su presupuesto y podrá utilizar este dinero para otras prioridades.

 

  • Si la casa es tuya, podrás hacer las renovaciones que desees o decorarla como quieras.

 

[ctt tweet=”Tener un techo propio te da seguridad. Y tú estas listo? Cuéntanos!” coverup=”AdVy9″]

 

CONTRAS de tener tu casa propia:

  • Cuando eres dueño de una casa, el mantenimiento y cualquier cambio que quieras hacer en la casa son tu responsabilidad.

 

  • También eres responsable de los costos adicionales tales como seguro contra inundaciones o terremotos, impuesto predial, mantenimiento y costos de condominio para pagar el mantenimiento de las zonas comunes y el exterior de los edificios y el terreno.

 

  • Cuando eres dueño de una casa, no es tan fácil mudarse como cuando arriendas. Es posible que tengas que vender o arrendar tu casa antes de poder comprar o arrendar otra.

 

  • También es importante entender que podrías perder tu casa y todo lo que hayas invertido en ella si no pagas a tiempo los pagos del crédito de vivienda.

 

 

Comprar una vivienda es una de las decisiones más importantes que harás en tu vida. Analiza con calma si te conviene ya tomar este paso.

 

 

 

Crédito General

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *