Caras vemos, deudas no sabemos

Caras vemos, deudas no sabemos

CompartirTweet about this on TwitterShare on Google+Share on FacebookPin on PinterestEmail this to someonePrint this page

El crédito es parte del manejo de nuestras finanzas, muchas de las decisiones financieras que tomamos en nuestra vida dependen de obtener un crédito. Pero, ¿de qué depende que sea bueno  o  malo? Que el crédito sea bueno o malo, depende de su uso, muchas de nuestras decisiones mes a mes se fundamentan en él y está en nuestras manos si lo manejamos de forma correcta o no.

Lamentablemente, pocas familias conocen cuál es su capacidad de pago real o al menos cómo calcularla, para ello te recomendamos aplicar la siguiente fórmula a ver qué resultados te da:

 INGRESOS – GASTOS – AHORROS =  TU CAPACIDAD DE PAGO

 Si al realizar este análisis, te das cuenta que tus gastos son mayores que tus ingresos, puede que estés sobreendeudado. Para saber si esta es tu situación, identifica cuáles son algunas de las señales de sobreendeudamiento:

  • No sabes exactamente cuánto dinero debes.
  • No puedes ahorrar el 10% de tus ingresos mensuales debido al excesivo pago de deudas.
  • Pagas el mínimo de tus consumos mensuales en la tarjeta de crédito.
  • Pides crédito para pagar otro crédito.
  • Al no tener acceso a más crédito pides “ayuda” a otros para que lo soliciten por ti.
  • No tienes un fondo de emergencias para imprevistos.
  • Recibes notificaciones o llamadas por pagos atrasados.

Adicionalmente, te recomendamos realizar este sencillo ejercicio para saber si estás sobreendeudado:

  • Suma todas tus deudas (créditos hipotecario, del vehículo, tarjetas de crédito, personales, comerciales) y divídelas para el total de ingresos, el resultado que obtienes es un porcentaje, si este excede al 40% estás sobreendeudado. Por ejemplo:

Total de deudas: $500

Total de ingresos: $1000

Cálculo: 500/100= 0,50 que representa el 50% de tus ingresos, es decir estás sobreendeudado.

Para un buen manejo del crédito, se debe tomar en cuenta que el 40% de endeudamiento es el máximo recomendado para el hogar.

Lamentablemente en la actualidad un alto porcentaje de familias ecuatorianas sobrepasan el 40% de endeudamiento y en su mayoría es crédito de consumo. Por lo tanto, sus ingresos se enfocan principalmente en cubrir los pagos de las deudas.

Una vez realizado este análisis para saber si estás sobreendeudado, te damos algunas sugerencias para enfrentar mejor tus decisiones de crédito en el año que viene:

  • Toma control de tus finanzas: lleva un registro diario de gastos y crea un presupuesto anual de gastos de acuerdo a tu realidad financiera.
  • En lo posible evita tomar más crédito hasta eliminar las deudas actuales.
  • Haz un inventario de tus bienes incluyendo los de uso personal, esto evitará compras innecesarias.
  • Practica la paciencia, sacrifícate los próximos doce meses y crea el hábito del ahorro.
  • Utiliza tu tarjeta de crédito sólo para gastos que se encuentran en tu presupuesto.
  • Si necesitas un nuevo crédito, que sea la excepción, evalúa su uso y tu capacidad de pago.

Evalúa tu situación crediticia en el año que pasó, y aprende de tus errores para que el próximo tomes decisiones informadas y puedas usar el crédito a tu favor. Conoce tu realidad financiera, el crédito es una excelente herramienta para conseguir tus metas, está en tus manos darle el mejor uso posible.

 

 

 

Crédito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *