Siete hábitos de ahorro que cambiarán tus finanzas

Siete hábitos de ahorro que cambiarán tus finanzas

CompartirTweet about this on TwitterShare on Google+Share on FacebookPin on PinterestEmail this to someonePrint this page

Si eres una persona con propósitos claros en tus finanzas como reducir gastos, aumentar tus ingresos, e incluso acumular dinero para viajar o pagar deudas, felicidades porque estás haciendo un buen trabajo. En este artículo te compartiremos siete hábitos que buscan hacer del ahorro un estilo de vida.

  1. Toma en cuenta tu futuro: si no piensas en el mañana, estás descartando una parte importante de tu planificación financiera. Debes estar consciente que tus acciones tienen consecuencias positivas o negativas en el futuro, por ejemplo el dinero mal gastado hoy, te puede hacer falta mañana.
  2. Conoce tus limitaciones: la honestidad es parte integral de tu vida, existen áreas de tu presupuesto que no estás dispuesto a reducir o eliminar; sin embargo, siempre se puede sacrificar algo del mismo. Por ejemplo pues reducir la frecuencia en que sales a comer fuera de casa con la familia.
  3. Sé decidido: cuando debes tomar una decisión que cambiará tu vida, no esperes al inicio de semana o del mes, sino simplemente empieza y mientras más pronto, mejor. El ahorro es una decisión, no es lo que te sobra cada mes, porque si esperas a que esto suceda, nunca va a sobrar dinero.
  4. Modifica tu estilo de vida: primero pon objetivos claros y los vuelves SMART (específicos, medibles, accionables, realistas y alcanzables en un tiempo). Si son realistas entonces ajusta tu estilo de vida para poder alcanzar tus metas de ahorro. Por ejemplo, si sacrificas el uso del vehículo por un tiempo para bajar el gasto de transporte, puedes optar por ir en transporte público, pedir a un amigo/a que te lleve al lugar de destino, entre otras opciones.
  5. Diferencia entre deseos y necesidades: al planificar tus compras debes diferenciar una necesidad de un deseo y de esta forma verás cómo se reducen tus gastos y podrás ahorrar.
  6. Maneja un presupuesto: el presupuesto es tu mejor aliado y la herramienta que te permite proyectar cuándo y cómo distribuir el dinero. Recuerda que al menos el 10% de tu presupuesto deberías destinar al ahorro para conseguir tus metas.
  7. Difiere la gratificación: muchas veces cuando tomas decisiones financieras en el presente que involucran sacrificio, es porque estás pensando en el futuro. Tu fuerza de voluntad es el motor para alcanzar tus metas cada mes y por lo tanto cada año. La recompensa será a mediano y largo plazo.

Tu cerebro necesita recibir señales diarias que le impulsen a adaptarse a nuevos cambios que necesitas implementar. Los expertos en la psicología del comportamiento recomiendan que para que una  acción se vuelva un hábito, lo importante es empezar a hacerlo tres veces al día durante tres semanas seguidas, de esa forma se convierte en algo automático el resto de tu vida.

Ahorro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *