5 maneras de motivarte y mantenerte lejos de las deudas con tarjeta de crédito

5 maneras de motivarte y mantenerte lejos de las deudas con tarjeta de crédito

CompartirTweet about this on TwitterShare on Google+Share on FacebookPin on PinterestEmail this to someonePrint this page

¿Al fin pudiste tomar control de tus finanzas y te libraste de esa deuda con tu tarjeta de crédito? ¿Trabajaste en un plan de pago realista y pudiste alcanzar este objetivo en un tiempo razonable? Pero, ahora viene la parte difícil, mantenerte motivado/a para no desviarte del camino.
No te desanimes, manejar tus deudas requiere un cambio de hábitos y dar pequeños pasos para estar en una mejor situación financiera y alcanzar tus metas. No importa qué tan determinado seas para cambiar tu situación, habrán momentos en que te desanimes. Te damos algunos consejos puntuales para que te motives y regreses a trabajar en tu plan de reducción de deudas:
1. Saber por qué quieres estar libre de deudas
Los beneficios de pagar las deudas son obvios: Mejorará tu calificación crediticia y ya no tendrás temor de ver tus estados de cuenta. Sin embargo, identificar aquellas razones más personales te ayudarán aún más a cumplir con este objetivo. Comienza por preguntarte: ¿Qué es lo más importante para ti sobre estar libre de deudas?, ¿Cómo mejorará tu vida financiera?
Digamos que tu meta principal es comprarte tu casa en los próximos cinco años. Analiza tus razones personales por las que quieres comprarte una casa: ¿Tener casa propia te dará un sentido de seguridad? ¿Tendrás algo propio? ¿Un lugar para tus hijos? Al analizar estos puntos podrás ver lo que realmente significa para ti quedarte libre de deudas. Los sacrificios financieros te ayudarán y motivarán para cumplir con tus metas financieras a futuro.
2. Mantén tu meta visible – literalmente
Tener un objeto visual que te recuerde una meta realmente funciona. Es un recordatorio mental de por qué debes poner límites a tus gastos. Adecuando esta herramienta a la era digital, puedes poner tu meta como una imagen de fondo en tu celular o el escritorio de tu computadora. Una imagen de aquellas vacaciones soñadas o la casa que tanto deseas te recordará constantemente para qué estás ahorrando y reduciendo tus deudas.
3. Da seguimiento a todo
Mantener un registro de tus ahorros y tus gastos no suena una forma divertida de en qué dedicar tu tiempo. Pero, saber que estás cumpliendo con tu plan y ver que tus deudas disminuyen cada mes es muy inspirador y te dará confianza.
Hay varios recursos de cómo puedes rastrear tus finanzas personales. Una de estas es llevar una hoja de Excel con todos los registros de gastos y ahorro, también existen aplicaciones móviles.
Independientemente de cómo elijas dar seguimiento a tus finanzas, selecciona la frecuencia en que revisarás tu situación, de esta forma puedes tener un enfoque realista, medir tu progreso y hacer cambios si es necesario.
4. Celebra los pequeños logros
¿Realizaste un prepago el mes pasado a tu deuda? ¿Pagaste más del mínimo? ¡Felicitaciones! Estos pequeños logros son un reconocimiento a tu esfuerzo y te motiva a seguir trabajando por conseguir tus metas. No importa qué tan apretado esté tu presupuesto, encuentra un espacio para reconocer tus logros, es un factor importante en tu calidad de vida.
5. Deja de culparte
No eres la única persona con problemas en sus finanzas personales. Y, aunque tengas tus finanzas en orden, no es una garantía de que en algún momento tengas que endeudarte por una emergencia o de que caigas en la tentación por hacer una compra no prevista.
Si esto ocurre, no te culpes ni te sientas mal. Recuerda que nadie es perfecto y tómate un tiempo para reevaluar tu plan. Busca una solución y comienza de nuevo. Anímate por lo que ya has conseguido y sé perseverante.

 

Traducido y adaptado de: https://www.learnvest.com/2016/08/get-and-stay-out-of-credit-card-debt/

Crédito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *