Protege tu tarjeta de débito

Protege tu tarjeta de débito

General

Te damos algunos consejos de seguridad para el uso de tu tarjeta de débito:

  • No le des a nadie tu tarjeta de débito ni le digas tu PIN.
  • No uses tu tarjeta de débito para comprar cosas en internet.
  • Si pierdes tu tarjeta de débito, repórtalo inmediatamente a tu institución financiera. Pídele al banco que cancele tu tarjeta y que te envíe una nueva.
  • Revisa las alertas de uso por email o por mensaje de texto. Así podrás saber cuándo la utilizaste.
  • Debes tener claridad respecto de los procedimientos utilizados por el emisor de la tarjeta para recibir denuncias en casos de pérdida, robo o hurto.
  • Cuida la privacidad de tu clave secreta y evita compartirla con terceros.
  • Cambia periódicamente los códigos personales de identificación (PIN) y utiliza diferentes códigos secretos para los servicios del banco que lo requieran.
  • Utiliza códigos secretos difíciles de adivinar.
  • Memoriza tu clave secreta; evita llevarla escrita.
  • Respeta tu turno para el uso del cajero automático, esperando a una distancia prudente de quien lo utiliza en ese momento.
  • Evita hacer operaciones en el cajero con personas desconocidas muy cerca tuyo.
  • Cuenta tu dinero discretamente.
  • Asegúrate de retirar la tarjeta después de realizada la operación en el cajero automático y espera a que la pantalla vuelva al inicio.
  • Retira y guarda los comprobantes obtenidos en los cajeros automáticos, así evitarás que terceros los usen en tu perjuicio.
  • Revisa frecuentemente los saldos de tus cuentas bancarias.
  • Si el cajero automático retiene tu tarjeta, bloquéala y avisa de inmediato a tu banco.
Diferencia entre una tarjeta de débito y una tarjeta de crédito

Diferencia entre una tarjeta de débito y una tarjeta de crédito

Crédito General

Cuando compras algo con una tarjeta de crédito, estás tomando dinero prestado de la compañía de tarjeta de crédito. Todos los meses, la compañía de la tarjeta de crédito te enviará una factura por la cantidad de dinero que tomaste prestado para comprar cosas.

Cuando usas una tarjeta de débito, compras cosas usando el dinero de tu cuenta.

Por ejemplo, con tarjetas de débito:

  • Puedes obtener una tarjeta de débito cuando abres una cuenta en un banco.
  • Cuando pagas con una tarjeta de débito el dinero se retira inmediatamente de tu cuenta.
  • Cuando pagas con una tarjeta de débito no pagas dinero extra en intereses.
  • Puedes usar su tarjeta de débito en un cajero automático para retirar dinero de tu cuenta.
  • Usar una tarjeta de débito no te ayuda a establecer un historial de crédito.

Con tarjetas de crédito:

  • Tienes que solicitar una tarjeta de crédito en una institución financiera.
  • Cuando pagas con una tarjeta de crédito, puedes acceder a una línea de crédito y pagar con cuotas mensuales todas las cosas que compraste.
  • Si no pagas tus cuotas de tu tarjeta de crédito todos los meses, podrías tener que pagar una cantidad extra por intereses.
  • Puedes usar tu tarjeta de crédito para pagar tus compras en internet porque es un medio de pago más seguro.
  • Pagar en la fecha el monto completo de la factura mensual de tu tarjeta de crédito, puede ayudarte a establecer un historial de crédito.

 

Conoce sobre el manejo de la tarjeta de débito

Conoce sobre el manejo de la tarjeta de débito

General

Las tarjetas de débito se parecen a las tarjetas de crédito. Pero no funcionan igual. Una tarjeta de crédito usa dinero prestado. Una tarjeta de débito usa el dinero que ya tienes depositado en tu cuenta y sirve para hacer consumos en lugar de tener el dinero en efectivo.

¿Por qué usar una tarjeta de débito?

  • Las tarjetas de débito te permiten comprar cosas sin tener dinero en efectivo, lo cual siempre es un riesgo. Puedes usar tu tarjeta de débito en tiendas para pagar sus compras. Sólo tienes que deslizar la tarjeta en un aparato e ingresar tu número PIN en el teclado en algunos de los casos.
  • Cuando usas tu tarjeta de débito, el dinero se retira inmediatamente de tu cuenta.
  • Las tarjetas de débito te permiten acceder a dinero en efectivo rápidamente. Puedes usar tu tarjeta de débito en un cajero automático para retirar dinero de tu cuenta.

¿Qué es un PIN?

Un “PIN” es su código de seguridad. La institución financiera te da un PIN cuando entrega una tarjeta de débito. Puedes cambiar su PIN por otro número que puedas recordar.

En varios casos, cuando uses tu tarjeta de débito tendrás que ingresar tu PIN en un teclado. Nunca le digas a nadie tu PIN. Apréndelo de memoria y no lo lleves anotado en tu cartera ni en tu tarjeta.

 

¿Cómo saber dónde usaste tu tarjeta de débito?

Todos los meses, tu institución financiera te enviará un resumen de cuenta, en físico, digital o lo puedes ver en el servicio de banca electrónica. Aquí puedes encontrar la siguiente información:

  • Dónde y cuánto pagaste con tu tarjeta de débito.
  • En cuál cajero retiraste dinero, cuánto retiraste y si pagaste cargos.

Tu resumen de cuenta te puede ayudar a hacer un seguimiento de tus gastos y hacer un presupuesto.

 

¿Puedes usar tu tarjeta de débito para comprar cosas en internet?

Tu tarjeta de débito funciona en internet. Pero las tarjetas de débito no son un buen medio de pago para comprar en internet.

Si compra algo en internet, es más seguro pagar con tarjeta de crédito, porque:

  • Si tienes algún problema con algo que compres en internet, es más fácil que te devuelvan el dinero si lo pagaste con tarjeta de crédito.
  • Alguien podría robar el número de tu tarjeta de débito en internet y podrían retirar todo el dinero de tu cuenta bancaria.

 

¿Qué pasa si usaste todo el dinero de tu cuenta?

Es posible que no tengas suficiente dinero en tu cuenta. Esto significa que el pago con tu tarjeta de débito será “rechazado”. No podrás comprar nada.

Las tarjetas de débito son un medio para pagar cosas. Usan dinero de la cuenta en tu banco y pueden ser convenientes para evitar gastar más dinero del que tienes.

 

¿Cómo puedes llevar el control de tu dinero?

Para llevar el control de tu dinero:

  • Anota cuánto dinero gastas con tu tarjeta de débito.
  • Anota cuánto dinero retiras del cajero automático.
  • Usa tu presupuesto mensual para programar los pagos de tus facturas regulares.
  • Revisa el resumen de tu cuenta bancaria ni bien te llegue. Controla que incluya lo que esperabas.

 

 

Seguridad en el uso de tarjetas

Seguridad en el uso de tarjetas

General Seguridad

Autor: Gabriel Villamar

El uso de las tarjetas de débito o crédito se ha vuelto muy común, muchas personas prefieren utilizarlas para realizar el pago de sus consumos. Si eres de las personas que utilizan constantemente sus tarjetas como forma de pago, aquí te dejamos algunos consejos sobre la seguridad en el uso de las mismas.

– Al recibir tu tarjeta de débito o crédito verifica que el sobre se encuentre totalmente sellado.

– En cada transacción no pierdas de vista tu tarjeta, asegúrate que te sea devuelta al finalizarla.

– Cuida tu clave. Cubre siempre el teclado cuando digites la clave.

– Nunca reveles tu número de clave.

– Cambia tu clave periódicamente.

– Revisa siempre tus estados de cuenta, con el objetivo de verificar que tus transacciones coincidan con las que realizaste.

-Utiliza cajeros que te son familiares y que tienen buena vigilancia. Los cajeros que poseen cámaras de seguridad son los más indicados para su transacción y disuade a los delincuentes a cometer delitos.

– Optar por un seguro. Algunos bancos dan la opción de asegurar tu tarjeta de débito o crédito por un valor determinado al mes, en el caso de que sufras algún tipo de hecho fraudulento o robo, el banco te devuelve hasta un monto máximo de la pérdida.

– Mantén la calma y no te apresures en las transacciones en los cajeros automáticos, muchas de las pérdidas ocasionadas han sido por descuidos propios por actuar de forma apresurada.

– No utilices redes públicas o servicios públicos como cybers para hacer consultas sobre los estados de cuenta de tu tarjeta. Lo mejor es hacerlo en alguna red segura o en el computador de tu hogar.

Cómo afrontar un fracaso financiero

Cómo afrontar un fracaso financiero

General

Autor: Gabriel Villamar

“Fracasar y fallar son parte de la vida. Los únicos que nunca han fracasado son los que nunca han intentado hacer algo fuera de su control. Así que no debes desanimarte por haber tenido un fracaso financiero o más de uno. Tus errores son oportunidades para mejorar.” (Carlos Devis)

Lo más importante es tener una actitud adecuada y no dejarse vencer por las circunstancias. Aquí te dejamos algunos consejos para poder afrontar un fracaso financiero:

No te culpes. Hacerse responsable del fracaso es distinto a culparse. Es más, son pocos los que toman la responsabilidad de un fracaso financiero.

No te desanimes. Sé persistente y determinado, estas son actitudes claves para lograr tus objetivos. Ante un fracaso no puedes tirar la toalla, debes seguir intentándolo

Busca nuevas soluciones. El fracaso te permite encontrar nuevos métodos para llevar algo a cabo. Te permite pensar fuera de lo común y quien sabe hasta proponer algo que no se haya propuesto antes.

No temas pedir ayuda. Pedir ayuda es una gran herramienta que te permitirá aprender muchas cosas que no sabías y muchas veces a llegar más lejos. En el caso financiero, si tienes problemas para llevar al día tus cuentas, no dudes en contratar a un experto en finanzas personales que te permita llevar de una forma más ordenada y eficiente tus finanzas.

Plantea una estrategia. Una vez que hayas definido dónde salieron mal las cosas, decide qué harás diferente la próxima vez. Podrías plantear un enfoque totalmente nuevo. Cualquiera que sea el enfoque que adoptes, asegúrate de que te tomas tu tiempo para bosquejar algunas ideas y formar una estrategia, puedes comunicarla a algunas personas en quienes confíes en busca de retroalimentación.

Empezar de nuevo. Sentirse deprimido por un fracaso es normal y natural. Pero deberías asegurarte de que la inquietud por futuros fracasos no te desaliente. Acepta el temor, aprende de él y sigue adelante con tu próxima aventura empresarial con valor y el conocimiento de que, si no alcanzas el éxito, tendrás la voluntad para hacerlo de nuevo y enfrentar el próximo desafío.

Maneras de Cuidar Bien Tu Auto

Maneras de Cuidar Bien Tu Auto

General

Para mantener el auto en buen estado, seguro, y cumplir con todos los requisitos de la ley, a continuación te presentamos con una lista de tus responsabilidades:

Mantenimiento

  1. Mantenimiento periódico: Es recomendable realizarlo cada 5.000 km, esto incluye cambio de aceite y filtro, revisión de frenos, y bujías, alineación, limpieza de inyectores, entre otros dependiendo el estado del auto.

 

Los expertos recomiendan realizar el mantenimiento en la mecánica del concesionario donde adquiriste el vehículo, al menos mientras esté vigente la garantía.

 

¡No olvides de presupuestar anualmente el costo del mantenimiento de tu auto! El costo asociado puede variar dependiendo de la antigüedad, marca y estado del auto.

 

  1. Gasolina: Es recomendable que no dejes que el nivel de gasolina caiga por debajo de un cuarto de tanque. No olvides de incluir el gasto en gasolina en tu presupuesto.

 

  1. Aire en las llantas: Verifica la presión de las llantas de tu auto al menos una vez por mes, de igual forma revisa a menudo en busca de cortes, pinchaduras, roturas y golpes.

 

  1. Limpieza: Debes dar una limpieza completa a tu auto por lo menos una vez al mes, dependiendo del uso que le des.

 

Seguridad

  1. Póliza de seguro: Por lo general un seguro vehicular cubre daños personales y daños materiales ocasionados por algún tipo de siniestro asociado con el auto. Existen varias aseguradoras que ofrecen seguros vehiculares, y los costos varían dependiendo la cobertura. En general, los seguros se renuevan cada año.

 

  1. Dispositivo de seguridad: Puedes contratar un servicio de rastreo satelital para poder recuperar el auto en caso de robo. Existen varias empresas que ofrecen este servicio, y en general, lo tienes que renovar anualmente.

Cumplimiento Legal

  1. Pago de la matrícula: Se realiza anualmente, desde el mes de enero a diciembre, dependiendo del último dígito de la placa de tu auto. El valor de la matrícula depende del modelo del auto y el monto a pagar es determinado por el SRI, y el pago se realiza a través de varias instituciones financieras.  Es importante notar que los vehículos de más de 1.500 centímetros cúbicos deberán cancelar el impuesto al rodaje, que se incluirá dentro del valor de la matrícula.

 

  1. Revisión en la Corpaire: El costo de la revisión dependerá de las características técnicas del vehículo tales como el estado del motor, de los neumáticos, del escape, los kilómetros recorridos, etc. La revisión técnica del vehículo se debe realizar anualmente y se puede pagar en efectivo en los propios centros de revisión vehicular o a través de los bancos habilitados por el Municipio.
Pago de matrícula y Revisión técnica vehicular
Mes Obligatorio Opcional
Enero 1
Febrero 1 2
Marzo 2 3
Abril 3 4
Mayo 4 5
Junio 5 6
Julio 6 7
Agosto 7 8
Septiembre 8 9
Octubre 9 0
Noviembre 0 Todos
Diciembre Todos Todos
¿Listo para Comprar un Auto? – Evalúa el Costo Total

¿Listo para Comprar un Auto? – Evalúa el Costo Total

Crédito General

El auto. La compra más importante para miles de ecuatorianos en este año.

 

¿Pero sabemos cuánto nos cuesta ser dueños de un auto?

 

Hay que analizar TODOS los costos asociados con el auto en dos momentos: El momento de la compra; y el momento que salimos del patio de carros.

 

GASTOS EN MOMENTO DE COMPRA

 

Los gastos en los que tendrás que incurrir al momento de la compra del auto dependen si compras al contado o a crédito.

Al Contado

Si compras tu auto al contado, tendrás que pagar el valor total del mismo al concesionario o al propietario del vehículo directamente.

Sé precavido cuando vayas a hacer el pago. Trata de hacerlo mediante transferencia o pago en cheque, en lugar de pagar en efectivo. No es aconsejable andar con mucho dinero en efectivo.

 

A Crédito

Si la compra del auto es a crédito, el concesionario y/o entidad financiera te va a pedir entre el 25% al 30% del valor del carro como entrada. Adicionalmente, solicitarán una garantía real equivalente al 150% del monto de la deuda. Es decir, si deseas obtener un crédito para adquirir tu auto por $10.000, deberás presentar garantías por $15.000.

 

Acuérdate: Mientras más pones de entrada menos pagarás en intereses.

Veamos dos escenarios:

VALOR DEL AUTO ENTRADA VALOR DEL CRÉDITO TASA DE INTERÉS PLAZO TOTAL INTERESES

TOTAL A PAGAR

$18.000 $4.500 (25%) $13.500 15,20% 60 meses $5.854,98 $23.854,98
$18.000 $9.000 (50%) $9.000 15,20% 60 meses $3.903,32 $21.903,32

Al duplicar el valor de la entrada, en el segundo escenario, se genera un ahorro de casi $2.000!

 

 

Cuando compras tu auto, también pagarás algunas otras cosas:

  1. Seguro Vehicular – Cuando sacas un crédito automotriz, el auto sirve como la garantía del crédito. Cuando compras a crédito, será obligatorio contratar una póliza de seguro vehicular para proteger el auto frente cualquier tipo de siniestro.

 

En el caso de que compres al contado, esto será opcional, pero debes tomar en cuenta los riesgos asociados con tener un auto, por lo que es aconsejable estar asegurado.

 

Por lo general, se contrata un seguro vehicular a través del concesionario. Un seguro vehicular estándar tendrá los siguientes elementos:

 

  • Prima – La prima es el monto a pagar por la póliza del seguro. En muchos casos el concesionario ofrecerá financiar el valor total de la prima como parte del crédito. El cálculo de la prima depende del valor del vehículo y un análisis de riesgo que realiza la aseguradora.

 

Generalmente, la prima se calcula en función de una tasa. Una vez que hayas escogido que tipo de auto quieres comprar, es aconsejable averiguar con mínimo dos aseguradoras cuánto cobrarán en tasa para asegurar el auto antes de ir al concesionario. Así estarás mejor preparado para negociar la mejor tasa para el seguro al momento de la compra.

 

También es importante averiguar la política de la aseguradora en caso de tener algún accidente. ¿Subirán la tasa automáticamente? ¿Cuánto la subirán?

 

  • Deducible – Un seguro vehicular tendrá un deducible que es el valor a pagar de tu bolsillo en caso de accidente. Generalmente, mientras más alto sea el deducible más bajo será la prima a pagar. Es MUY importante analizar hasta cuánto podrías destinar a un deducible dado que será un gasto imprevisto. ¡Analiza bien tu situación financiera y negocia un deducbile manejable!

 

  • Cobertura y exclusiones – Hay que analizar bien qué tipo de cobertura tienes con el seguro vehicular. Utiliza las siguientes preguntas para averiguar bien:

o   Valor de cobertura – ¿El valor total del auto esta cubierto o solo un porcentaje? En caso de un daño total del auto, ¿cómo se determina cuánto pagar y en qué tiempo se realiza el pago?

o   Cobertura médica – ¿Hay coberturas médicas asociadas con el seguro? ¿Quiénes estan cubiertos? ¿Titular del vehículo y familiares? ¿Y terceros? ¿Hasta qué monto?

o   Auto x auto – En caso de tener un accidente, ¿hay una cobertura auto por auto? Es decir, ¿tendrás acceso a un vehículo prestado mientras reparan tu auto?

o   Exclusiones – ¿Hay algún tipo de reparación excluída de la póliza? ¿Cuáles?

 

  1. Dispositivo de Rastreo – Adicional al seguro vehicular, si sacas un crédito automotriz será obligatorio contratar un servicio de rastreo satelital para poder recuperar el auto en caso de robo. Generalmente los concesionarios te darán la opción de financiar este costo como parte del crédito.

Cuando compras tu auto es importante tomar en cuenta todos estos elementos.

Prepárate antes de ir al concesionario con información sobre los costos referenciales asociados con cada uno para el auto que quieres comprar, así tendrás más éxito en la negociación!

 

 

 

Chequea tus finanzas en tu tiempo libre

Chequea tus finanzas en tu tiempo libre

General

Tomas decisiones diariamente sobre el manejo de tus finanzas. ¿Qué tanta importancia das a analizar cómo va tu situación financiera? Tu tiempo libre, en los fines de semana o en un feriado, puede ser el momento adecuado en el cual dediques unas horas para analizar tus finanzas, aquellas cosas que has hecho y lo que aún no pones en práctica.

Seguramente te encontrarás con varios temas que te propusiste hacer y aún no has cumplido. Tómate un tiempo para revisar tus cuentas, facturas, suscripciones, y otros elementos de tu vida financiera.

A continuación, te damos una guía que te puede ayudar a poner tus asuntos financieros en orden, dependiendo del tiempo que tengas disponible:

  1. Si sólo tienes una hora libre: Toma unos minutos para revisar tus cuentas del mes. Luego, revisa si has hecho los pagos correspondientes ya sea mediante transferencias, pagos en línea, con facturas físicas. No olvides de chequear si has pagado todas tus tarjetas de crédito. Esto te permitirá verificar si tienes tus cuentas del mes en orden.

 

  1. Si tienes una tarde libre: Sigue el paso anterior y revisa todos tus gastos del mes. Ahora analiza qué gastos son necesarios y debes mantenerlos, y cuáles los puedes recortar o eliminar. Opta por automatizar los pagos de los gastos necesarios, para que no te quite tiempo tener que realizar los pagos ya sea por cheques, transferencias, u otras alternativas.

 

  1. Si tienes un día libre: Aprovecha este día para crear un presupuesto para tu hogar y da prioridad al ahorro, mira si es posible aumentar la cantidad ahorrada. Tus prioridades de ahorro cambian con el tiempo, por lo que es necesario revisarlas periódicamente. Mientras revisas tus prioridades de ahorro, no olvides de chequear cómo va tu fondo para el retiro, o sino no lo tienes, toma ya la decisión de crear uno así te parezca que aún falta mucho tiempo.

 

Ten en cuenta que mientras revisas tu situación financiera, tendrás que dar prioridad a temas como el ahorro, la planificación, tus gastos y tus deudas. Tus decisiones diarias te permitirán alcanzar o no tus metas financieras. No dilates analizar tus finanzas, aprovecha tu tiempo libre para revisar el estado de las mismas y tomar acciones correctivas si es necesario.

 

Tomado y adaptado de: https://www.nytimes.com/2017/05/28/smarter-living/personal-finance-to-do-list-day-off.html?_r=0

 

Consejos financieros para millennials

Consejos financieros para millennials

General

Autor: Gabriel Villamar

Los millennials o generación Y, de personas nacidas entre 1980-2000, son hoy en día la generación de consumidores más grande del mundo. Muchos estudios afirman que esta generación no tiene un adecuado control de sus finanzas. Si eres parte de esta generación, te dejamos unos consejos financieros que te serán útiles en tu vida financiera.

1. Ahorra para el futuro: muchos jóvenes no se preocupan por sus ahorros futuros dado que lo ven como algo muy lejano. Lo más aconsejable es que empieces a ahorrar un porcentaje de tus ingresos desde ahora, de esta manera cuando llegues a tu edad de jubilación contarás con los recursos necesarios para tener una situación financiera estable.
2. Crea un fondo para emergencias: tener un colchón de ahorros es muy útil para hacer frente a cualquier eventualidad que se presente. Para esto te aconsejamos destinar un porcentaje de tus ingresos a este fondo. Lo aconsejable es que por lo menos tengas ahorrado tres meses de tus ingresos mensuales en este fondo.
3. Planifica y controla tus gastos: Aparta una cierta cantidad de dinero para tus gastos hormiga (entretenimiento, comidas rápidas, salidas con amigos) y no te salgas de este presupuesto, en caso de ser necesario declina de invitaciones y salidas que estén sobre tu presupuesto.
4. Invierte en educación: Una de las mejores inversiones que puedes realizar es en educación. Invertir en tu capital humano te abrirá nuevas puertas y oportunidades a mejores puestos laborales.
5. Maneja con cuidado el crédito: el uso de las tarjetas de crédito se ha vuelto muy común en la actualidad. Si bien en algunas ocasiones puede ser una ayuda, en otras puede ser una carga debido a los intereses por el uso de la misma y puede afectar tu estabilidad financiera. Por eso cuando hagas uso de la misma asegúrate de que sea por los motivos correctos.
6. Utiliza la tecnología como instrumento de ayuda financiera: existen aplicaciones para móviles que te ayudarán a hacer un presupuesto adecuado y controlar tus gastos. De igual manera, puedes utilizar el internet para realizar tus compras, en muchas ocasiones es más barato que los locales de centros comerciales.
7. Define tus metas: es importante que tengas claras tus metas, que es lo que quieres conseguir, ya sea un carro, una bicicleta nueva, estudiar una carrera nueva, viajar, etc. Define con claridad cuáles son tus metas y crea un plan de ahorro para lograrlos.

Consejos para recortar tus gastos domésticos

Consejos para recortar tus gastos domésticos

General

¿Te ha pasado que llegas a fin de mes y no tienes dinero?  Probablemente es porque gastas más de lo que ganas. La mejor forma para poder llevar un adecuado manejo de tus finanzas personales y evitar estas situaciones es a través de un adecuado ajuste de gastos. Para esto es recomendable analizar y responder con claridad en qué se van los recursos. De esta manera podrás priorizar gastos y descartar otros que no son tan necesarios.

Existen algunas maneras para reducir gastos. Aquí te dejamos algunos consejos que puedes tomar en cuenta:

  • Reduce gastos innecesarios. Las salidas nocturnas, ropa de lujo o comidas en lugares muy costosos, salidas al cine, etc. son algunos hábitos que puedes cambiar. En vez de eso puedes alquilar una película para ver en casa, comprar ropa que no sea tan costosa, cocinar en casa.
  • Utiliza otros medios de transporte: otro consejo es utilizar el autobús o la bicicleta como medio de transporte alternativo. Así lograrás ahorrar dinero en gasolina y parqueadero.
  • Realiza compras Online: en internet puedes encontrar ofertas accesibles en productos de todo tipo con muy buena calidad que te permitirán ahorrarte algunos dólares.
  • Evita compras por impulso: cuando ves algo que te llama la atención el primer impulso es comprarlo, pero antes de hacerlo es importante analizar si realmente lo necesitas. Hacer este análisis antes de cualquier compra te ahorrará un montón de dinero mal invertido en cosas innecesarias.
  • Ahorra luz: una forma sencilla de ahorrar luz es apagando las luces de los lugares que no están siendo ocupados. Otra forma es desconectando aparatos eléctricos y aprovechando al máximo el uso de los mismos.

Estos son algunos consejos que te ayudarán en tu día a día. Si bien es cierto que no todos son fáciles de cumplir y que llevan cierta complejidad, con autodisciplina y empeño lograrás ver los resultados deseados.

Fuente: http://afindemes.republica.com/hogar/trucos-faciles-para-recortar-en-tus-gastos-domesticos.html