Conoce sobre El Defensor del Cliente

Conoce sobre El Defensor del Cliente

Derechos y Responsabilidades Sistema Financiero

La Constitución de la República del Ecuador, establece que cada entidad integrante del sistema financiero nacional tendrá una defensora o defensor del cliente, que será independiente de la institución y designado de acuerdo a la ley. El Defensor del Cliente es un apoyo para los clientes de las instituciones financieras, frente a cualquier problema o dificultad que tengan relacionados con los productos y/o servicios de las instituciones.

1. Las funciones del Defensor del Cliente
El defensor del cliente tiene como función proteger los derechos e intereses particulares de los clientes de una institución del sistema financiero, para lo cual conocerá y tramitará los reclamos sobre todo tipo de negocios financieros que tengan relación directa con el cliente reclamante. Para esto, podrá solicitar información o documentación a la institución del sistema financiero, relacionada con el reclamo
El Defensor del Cliente hará las veces de un mediador o conciliador, no puede emitir resoluciones o sanciones, salvo aquellas que estén determinados por la ley, no puede emitir perjuicios, multas o sanciones a las partes por el asunto sujeto a reclamación, ya que esta es una potestad privativa de la Superintendencia de Bancos.

2. Las obligaciones del Defensor del Cliente
• Solicitar a la institución del sistema financiero y a los clientes la información que sea necesaria para el análisis y solución de los reclamos.
• Emitir su pronunciamiento respecto del reclamo.
• Presentar un informe anual a la junta general ordinaria de accionistas o asamblea general ordinaria de socios sobre el desarrollo de su función durante el año precedente.
• Presentar trimestralmente a la Superintendencia de Bancos, un informe de gestión que contenga estadísticas sobre los reclamos atendidos
• Colaborar con la Superintendencia de Bancos en los temas de su competencia

3. Los principios del Defensor del Cliente
Los principios que deben guiar de forma permanente la actividad de tu Defensor son los siguientes:
• Independencia: El Defensor no depende ni funcional ni jerárquicamente de la administración de la institución del sistema financiero. Es absolutamente independiente para el ejercicio de su función en la toma de decisiones en el ámbito de su competencia.
• Facilitador y solucionador de conflictos: La gestión del Defensor está enfocada en alcanzar un acuerdo entre las partes y solucionar los conflictos presentados por los clientes de la institución que lleguen a su conocimiento.
• Libre acceso y gratuidad: El servicio que presta el Defensor del cliente, no tiene costo alguno para el cliente.

4. ¿Qué hacer si se vulneran los derechos del usuario financiero?

Los usuarios financieros podrán realizar quejas o reclamos ante la institución financiera, organismo de control o al Defensor del Cliente o plantear cualquier acción administrativa, judicial o constitucional reconocida en la ley para exigir la restitución de sus derechos vulnerados y la debida compensación por los daños y perjuicios ocasionados.

Cada institución del sistema financiero nacional tiene un defensor del cliente, que será independiente de la institución y designado de acuerdo con la regulación que expida la Junta.

Fuente:
http://www.sbs.gob.ec/practg/sbs_index?vp_art_id=7234&vp_tip=1

Funcionamiento del Sistema Financiero

Sistema Financiero

Las instituciones financieras reciben dinero de los depositantes y lo presta a quienes lo solicitan. Éstas personas deben devolver el dinero con intereses, para que la institución pueda seguir prestando dinero. Este ciclo funciona de forma continua y simultánea. Las instituciones financieras son los intermediarios entre quienes tienen disponibilidad de recursos y quienes necesitan.
A continuación se presenta gráficamente cómo funciona el sistema financiero:

Funcionamiento del sistema

  • La Superintendencia de Bancos es la institución encargada de controlar y supervisar a las instituciones financieras.
  • Las familias y las empresas ahorran.
  • Las familias depositan ese ahorro en una institución financiera.
  • La institución les paga un interés, y a la vez les presta a otras familias y empresas.
  • Las familias y empresas que tomaron créditos paga un interés.
  • Esos recursos se vuelcan al consumo, a la inversión y a la actividad económica
  • El aumento de la actividad económica hace crecer al país, y todos los ciudadanos se benefician.

Fuente: Superintendencia de Bancos de Ecuador

El Rol de la Superintendencia de Bancos del Ecuador

El Rol de la Superintendencia de Bancos del Ecuador

Sistema Financiero

La Superintendencia de Bancos (SB) del Ecuador es la institución encargada de controlar, regular y supervisar al sistema financiera del país, adicionalmente, asegura que las instituciones controladas cumplan las leyes y protege a los usuarios para que de esta forma haya confianza en el sistema.

Este organismo es muy importante para el país, y la Constitución de la República establece su relevancia en el Artículo 309:

El sistema financiero nacional se compone de los sectores público, privado, y del popular y solidario, que intermedian recursos del público. Cada uno de estos sectores contará con normas y entidades de control específicas y diferenciadas, que se encargarán de preservar su seguridad, estabilidad, transparencia y solidez. Estas entidades serán autónomas. Los directivos de las entidades de control serán responsables administrativa, civil y penalmente por sus decisiones.

La Superintendencia de Bancos aplica los principios de transparencia financiera, es decir, brinda información actual, amplia y suficiente a todos los usuarios del sistema para facilitar y hacer más eficientes sus decisiones a la hora de contratar y/o utilizar los productos y servicios financieros.

Para aplicar los principios de transparencia, la SB se ocupa de hacer pública la información sobre estados financieros, tasas de interés, tarifas por servicios, estadísticas, leyes, normativa, y brindar educación financiera, entre otras acciones, respecto del sistema financiero supervisado.

La SB, tiene como rol y funciones principales:

  • Proteger el interés general en el ámbito financiero
  • Velar por la estabilidad, solidez y correcto funcionamiento de las instituciones sujetas a su control y, en general, que cumplan las normas que rigen su funcionamiento.
  • Exigir que las instituciones controladas presenten y adopten las correspondientes medidas correctivas y de saneamiento en los casos que así lo requieran.
  • Elaborar y publicar por lo menos trimestralmente el boletín de información financiera.

 

Fuente:

www.sbs.gob.ec

La Estructura del Sistema Financiero Ecuatoriano

La Estructura del Sistema Financiero Ecuatoriano

Sistema Financiero

El sistema financiero es el conjunto de instituciones que tiene como objetivo canalizar el ahorro de las personas. Esta canalización de recursos permite el desarrollo de la actividad económica del país haciendo que los fondos lleguen desde las personas que tienen recursos monetarios excedentes hacia las personas que necesitan estos recursos.
Los intermediarios financieros se encargan de captar depósitos del público (ahorros), y, prestarlos a los demandantes de recursos (créditos).

Composición del Sistema Financiero Ecuatoriano
El sistema financiero ecuatoriano se encuentra compuesto por instituciones financieras privadas (bancos, sociedades financieras, cooperativas y mutualistas); instituciones financieras públicas; instituciones de servicios financieros, compañías de seguros y compañías auxiliares del sistema financiero. Según la Superintendencia de Bancos, los bancos constituyen el mayor y más importante participante del mercado con más del 90% de las operaciones del total del sistema.
Según el Código Monetario y Financiero, que entró en vigencia en septiembre 2014, las nueve sociedades financieras existentes en el país deberán convertirse en bancos en un plazo de 18 meses; y agrega como parte del sector de la economía popular y solidaria a las mutualistas de vivienda.

sistema financiero ecuatoriano

¿Qué hacen las principales instituciones del sistema financiero?

BancoEs una institución que se encarga de cuidar el dinero que es entregado por los clientes y utiliza parte del dinero entregado para dar préstamos cobrando una tasa de interés.
Sociedad FinancieraEs un institución que tiene como objetivo intervenir en el mercado de capitales y otorgar créditos para financiar la producción, la construcción, la adquisición y la venta de bienes a mediano y largo plazo.
Cooperativas de Ahorro y CréditoEs la unión de un grupo de personas que tienen como fin ayudarse los unos a los otros con el fin de alcanzar sus necesidades financieras. La cooperativa no está formada por clientes sino por socios, ya que cada persona posee una pequeña participación dentro de esta.
MutualistasLa unión de personas que tienen como fin el de apoyarse los unos a los otros para solventar las necesidades financieras. Generalmente las mutualistas invierten en el mercado inmobiliario.

¿Cómo se regula el Sistema Financiero?
La Junta de Política y Regulación Monetaria y Financiera es la responsable de la formación de políticas públicas, y la regulación y supervisión monetaria, crediticia, cambiaria, financiera, de seguros y valores.
Los organismos de supervisión y control son la Superintendencia de Bancos (bancos, mutualistas y sociedades financieras), la Superintendencia de Economía Popular y Solidaria (cooperativas y mutualistas de ahorro y crédito de vivienda) y la Superintendencia de Compañías, Valores y Seguros (compañías de seguros).

El proceso para realizar un reclamo ante el Defensor del Cliente

El proceso para realizar un reclamo ante el Defensor del Cliente

Derechos y Responsabilidades Sistema Financiero Uncategorized

Este proceso lo puedes seguir solo y exclusivamente si has seguido un proceso de reclamo interno en la institución. Una vez que has seguido este proceso, si no estás satisfecho/a con la respuesta, se puede escalar el reclamo al defensor del cliente.
A continuación te presentamos el proceso para realizar el reclamo:

1. Las condiciones para presentar el reclamo:
Si realizaste un reclamo por escrito a tu institución financiera y ésta:
• Te ha emitido una respuesta no favorable;
• No te ha emitido ninguna respuesta en un plazo de:
o 15 días plazo si realizaste un reclamos en el país
o 2 meses plazo, si realizaste un reclamo relacionado con operaciones con transacciones internacionales.

2. Cómo se realiza el reclamo:
Puedes realizar un reclamo si eres cliente de una institución o el representante legal; y debes presentarlo directamente ante el defensor del cliente de la institución del sistema financiero de la cual eres cliente. Adicionalmente, debes acompañar de todos los documentos de respaldo que sustenten tu reclamo.
El reclamo debe ser por escrito, mediante una comunicación dirigida al defensor del cliente, y deberá contener, al menos, lo siguiente:
• Para personas naturales
o Nacionales: nombres completos , copia de la cédula de ciudadanía, papeleta de votación
o Extranjeras: nombres completos, copia de la cédula de identidad o pasaporte y papeleta de votación.
• Para personas jurídicas
o Razón social
o Copia del registro único de contribuyentes
o Certificado de votación del representante legal

3. Los requisitos para presentar el reclamo:

• Domicilio en el que recibirás las notificaciones
• Número de teléfono
• Dirección
• Correo electrónico
• Si el reclamo es presentado por tu representante, adjuntar el documento habilitante respectivo.
• Determinación de la oficina o área correspondiente de la institución del sistema financiero contra la que se formula el reclamo
• Descripción de los hechos del reclamo (explicar el producto y/o servicio respectivo y la petición concreta que se somete al conocimiento y trámite del defensor del cliente)
• Cualquier otro antecedente que fundamente el reclamo
• Adjuntar copia de la carta de respuesta de la institución del sistema financiero al reclamo que presentaste a la institución

4. El proceso de verificación por parte del defensor:
Previo a conocer el reclamo, el defensor del cliente verificará que los antecedentes se encuentren completos y que el reclamo es de su competencia, pudiendo existir tres situaciones:
• Reclamos no admitidos a trámite: Por antecedentes incompletos, donde el defensor señalará en su carta aquellos que fueron omitidos y concederá un término de tres días hábiles para completarlos.
• El Defensor del Cliente rechaza la admisión a trámite del reclamo, por razones debidamente motivadas, el reclamo no podrá ser planteado de nuevo ante la o el mismo defensor.
• Reclamos admitidos a trámite: El defensor del cliente registrará el reclamo y solicitará autorización expresa que le faculte a solicitar información o documentación a la institución financiera, relacionada con el reclamo.

Fuente:
http://www.sbs.gob.ec/practg/sbs_index?vp_art_id=7234&vp_tip=1

Los tipos de cuenta corriente que puedes elegir

Los tipos de cuenta corriente que puedes elegir

Servicios Bancarios Sistema Financiero

La Cuenta Corriente es un producto financiero, con el cual depositas tu dinero en una entidad financiera y puedes utilizar los fondos a través de una tarjeta de débito, por medio del giro de cheques y a través de transferencias electrónicas. La institución tiene como obligación cumplir con las órdenes de pago hasta por el monto disponible en tu cuenta.

Las instituciones financieras en el Ecuador ofertan cuatro tipos de cuenta corriente. El tipo de cuenta depende de quién será el titular de la misma. Son los siguientes:

  1. Cuenta corriente personal.- Es una cuenta corriente abierta a nombre de una persona natural. En esta cuenta corriente el titular de la cuenta y girador (quien emite el cheque) es siempre la misma persona.
  2. Cuenta corriente colectiva.- Es una cuenta corriente abierta a nombre de dos o más personas naturales. En este tipo de cuenta corriente la condición de titular recae en todas las personas registradas en el banco, y de girador en la persona o personas que están autorizadas a emitir el cheque.
  3. Cuenta corriente corporativa.- Es una cuenta corriente abierta a nombre de una persona jurídica, empresa, fundación, sociedad de hecho u otras sociedades. En este tipo de cuenta corriente la calidad de titular recae en el representante legal, y pueden girar cheques solo personas autorizadas.
  4. Cuentas corrientes de entidades públicas.- Son las cuentas corrientes aperturadas por entidades del sector público. En esta clase de cuenta corriente pueden girar cheques solo aquellas personas autorizadas.

Adicionalmente, debes conocer que tu cuenta corriente puede ser cerrada. Cuando tu cuenta se cierra es por disposición de la Superintendencia de Bancos,  y no podrás girar ni pagar cheques, ni realizar retiros; esto se debe a que el titular de la cuenta ha sido sancionado por el incumplimiento de disposiciones legales o reglamentarias.

Cuando tu cuenta es cancelada, es por decisión tuya o de la institución financiera. Cuando tú la cancelas, das por terminado el contrato de cuenta corriente y debes notificarlo por escrito a la entidad financiera. Deberás retirar todos los fondos de tu cuenta corriente y dejarás de operar con esa entidad bancaria a partir de la fecha de notificación. Cuando tu institución cancela tu cuenta, da por terminado el contrato, en base a las causales determinadas en el contrato de la cuenta corriente.

No olvides de consultar con tu institución financiera todos los términos y condiciones del contrato de tu cuenta corriente. Infórmate y toma decisiones sobre el uso de la cuenta  responsablemente.

Para más información sobre la nueva ley de cheques, vigente en el Ecuador desde el año 2014, puedes consultar aquí: http://www.sbs.gob.ec/medios/PORTALDOCS/downloads/normativa/nueva_codificacion/todos/L1_XXIV_cap_III-2.pdf

Conoce sobre la Central de Riesgos

Conoce sobre la Central de Riesgos

Crédito Sistema Financiero

La Central de Riesgos es el registro de información sobre todos los préstamos o créditos que una persona ha contratado con una institución financiera regulada y controlada por la Superintendencia de Bancos del Ecuador o la Superintendencia de la Economía Popular y Solidaria. Es decir, si se tiene un crédito con una institución (entidades bancarias, sociedades financieras, tarjetas de crédito, mutualistas, cooperativas o un banco extranjero), la persona es parte de la central de riesgos. También se registra como información adicional a la Central de Riesgos, los créditos adquiridos a través de entidades financieras no controladas ni reguladas por la Superintendencia de Bancos y Seguros (cooperativas reguladas por el Ministerios de Bienestar Social) y entidades del sector real o comercial cuya información es solicitada directamente por los burós de información crediticia, y corresponde únicamente a obligaciones que se mantiene como deudores.

Esta información es administrada por la Superintendencia de Bancos del Ecuador (SB) y la Superintendencia de Economía Popular y  Solidaria (SEPS).

Objetivos

Uno de los objetivos de la Central de Riesgos es proteger el dinero depositado en las entidades controladas por las SB y SEPS. Adicionalmente, otro de los objetivos es garantizar el retorno de los valores prestados, para minimizar el riesgo a quien se ha prestado, mientras más conozco al deudor menor riesgo de que no cumpla con su obligación. Con los datos que presenta la Central de Riesgos, se puede establecer en el análisis de una persona que solicita un préstamo o tarjeta de crédito, tanto en las entidades financieras como en las casas comerciales, que esa persona tenga un buen historial crediticio como cumplidor de sus obligaciones, o lo contrario.

Calificaciones

Cada persona que se encuentra en la Central de Riesgos recibe una calificación de acuerdo al comportamiento de pago que ha tenido con sus obligaciones. Las calificaciones pueden ser:

A: aquella persona que cuenta con suficientes ingresos para pagar el capital e intereses y lo hace puntualmente. Si es un crédito comercial, el pago de la cuota no puede pasar de 30 días y si es de consumo, no más de cinco días.

B: clientes que todavía demuestran que pueden atender sus obligaciones pero que no lo hacen a su debido tiempo. En los créditos comerciales son los que se tardan hasta tres meses en pagar sus obligaciones.

C: personas con ingresos deficientes para cubrir el pago del capital y sus intereses en las condiciones pactadas.

D: igual que las personas que tienen calificación C, pero donde se tiene que ejercer la acción legal para su cobro y, generalmente renegocian el préstamo bajo otras condiciones.

E: es la última calificación. Aquí están las personas que se declaran insolventes o en quiebra y no tienen medios para cancelar su deuda. En los créditos comerciales, la morosidad es superior a los nueve meses y en los de consumo, por encima de los 120 días.

El historial crediticio de las personas no debe presentarse con información más allá de tres años, cuando la obligación se cancela, desaparece de la información a la fecha. Sin embargo, la generación o historial de dicha operación deba presentarse tres años atrás a la fecha de corte del último reporte.

Si se cumple con los pagos la calificación se deteriorará y se disminuirán las opciones para sacar nuevos créditos al futuro.

Entrega de información crediticia

Después de ingresar la información en la Central de Riesgos, la SB y SEPS entregan la información a entidades legalmente autorizadas y controladas: los Burós de Información Crediticia. Estas entidades entregan los datos de la Central de Riesgos al sistema financiero, al sector real de la economía y a los titulares.

¿Cómo se utiliza la información de tu historial de crédito?

El reporte de crédito, es una fuente de información que las instituciones financieras y casas comerciales utilizan en sus procesos de evaluación crediticia. La información de cómo una persona ha pagado los créditos es una variable que ayuda a predecir qué tan probable serán los  pagos de futuros créditos. Entonces, si históricamente una persona ha pagado a tiempo sus créditos, la probabilidad de que pague a tiempo en el futuro es mayor.

El reporte de crédito es el reflejo del historial crediticio. Es una carta de presentación que ayuda a solicitar un crédito y conseguir mejores condiciones financieras.

Para mayor información sobre la central de riesgos:

¿Mi institución financiera está bien?

¿Mi institución financiera está bien?

General Sistema Financiero

Cuando sale la noticia del cierre de alguna entidad financiera te has preguntado, ¿y como estará mi institución financiera?

 

Como cliente de entidades financieras, es importante informarte sobre la calificación de riesgo de la institución antes de contratar cualquier producto o servicio. A continuación te ayudamos con una guia para entender cómo intepretar y dónde averiguar esta importante información:

 

¿Qué es la calificación de riesgos?

 

Es un examen especial mediante el cual una Empresa Calificadora de Riesgo, debidamente calificada por la Superintendencia de Bancos y Seguros del Ecuador, emite su opinión sobre la capacidad que tiene una Institución Financiera para administrar tu dinero de forma adecuada así como medir la liquidez y solvencia con que cuenta para atenderte.

 

¿Quién califica el riesgo de mi institución financiera?

 

Una Empresa Calificadora de Riesgo es una empresa especializada en auditoría operativa y organizacional a Instituciones Financieras, y que para poder realizar este tipo de actividades deben de contar con una autorización y registro especial ante la Superintendencia de Bancos y Seguros del Ecuador.

 

 

¿Para qué sirve la calificación de riesgos?

 

La calificación de riesgos es un indicador importante para que conozcas cuál es la situación de las Instituciones Financieras que operan en el país, de manera que puedas identificar el nivel de cuidado y atención especial con el que están manejando el dinero de los depositantes.

 

¿Cada cuánto tiempo se califica el riesgo de las instituciones financieras?

 

Las instituciones financieras deben realizar este examen cada año.

 

¿Cuáles son las escalas de clasificación y que significan?

 

Generalmente las instituciones financieras tienen afiches sobre su nivel de calificación en sus agencias.

 

AAA.- La situación de la institución financiera es muy fuerte y tiene una sobresaliente trayectoria de rentabilidad, goza de excelente reputación en el medio. Si existe debilidad o vulnerabilidad en algún aspecto de las actividades de la institución, ésta se mitiga enteramente con las fortalezas de la organización;

 

AA.- La institución es muy sólida financieramente, tiene buenos antecedentes de desempeño y no parece tener aspectos débiles que se destaquen. Su perfil general de riesgo, aunque bajo, no es tan favorable como el de las instituciones que se encuentran en la categoría AAA

 

A.- La institución es fuerte, tiene un sólido récord financiero muy buena aceptación en el medio. Es posible que existan algunos aspectos débiles, pero es poco probable que existan problemas que afecten su sólida posición.

 

BBB.- Se considera que claramente esta institución tiene buen crédito. Aunque son evidentes algunos obstáculos menores, éstos no son serios y/o son perfectamente manejables a corto plazo;

 

BB.- La institución goza de un buen crédito en el mercado, sin deficiencias serias, aunque las cifras financieras revelan por lo menos un área fundamental de preocupación que le impide obtener una calificación mayor. Es posible que la entidad haya experimentado un período de dificultades recientemente, pero no se espera que esas presiones perduren a largo plazo.

 

B.- Aunque esta escala todavía se considera como crédito aceptable, la institución tiene algunas deficiencias significativas.

 

C.- Las cifras financieras de la institución sugieren obvias deficiencias, muy probablemente relacionadas con la calidad de los activos y/o de una mala estructuración del balance. Hacia el futuro existe un considerable nivel de incertidumbre. Es dudosa su capacidad para soportar problemas inesperados adicionales;

 

D.- La institución tiene considerables deficiencias que probablemente incluyen dificultades de fondeo o de liquidez. Existe un alto nivel de incertidumbre sobre si esta institución podrá afrontar problemas adicionales;

 

E.- la institución afronta problemas muy serios y por lo tanto existe duda sobre si podrá continuar siendo viable sin alguna forma de ayuda externa, o de otra naturaleza.

 

A las categorías descritas se pueden asignar los signos (+) o (-) los cuales sirven para indicar la posición de tu Institución Financiera dentro de las categorías mencionadas anteriormente. Si es positivo es señal de mejora y si es negativo es señal de desmejora, en ambos casos con respecto a su calificación anual anterior.

 

¿Dónde puedo encontrar la calificación de riesgo de mi institución financiera?

 

La información de la calificación de riesgo la puedes encontrar en la página web de tu Institución Financiera o en un afiche en las agencias de la entidad.

 

También puedes avierguar la calificación de todas las Instituciones Financieras autorizadas en el Ecuador en la página web de la Superintendencia de Bancos.

 

Haz clic aquí para consultar y comparar la calificación de tu Institución con otras.

 

Escrito por: Juan Lopez

 

FUENTE

 

http://www.sbs.gob.ec/practg/sbs_index?vp_art_id=3180&vp_tip=2#7

http://www.sbs.gob.ec/practg/sbs_index?vp_art_id=3182&vp_tip=1

 

¿Cómo elegir correctamente una Institución Financiera?

¿Cómo elegir correctamente una Institución Financiera?

General Sistema Financiero

Con el objetivo de categorizar a las Instituciones Financieras por su capacidad de corto y largo plazo para atender las obligaciones pactadas con sus clientes se establece un sistema de calificación de riesgo de las entidades financieras.

Esta categorización permite a los clientes y no clientes sentir un respaldo adicional al momento de elegir la entidad con la que desarrollarán alguna de las operaciones anteriormente descritas.

El sistema de calificación se compone de las siguientes notas:

AAA.- La situación de la institución financiera es muy fuerte y tiene una sobresaliente trayectoria de rentabilidad, lo cual se refleja en una excelente reputación en el medio, muy buen acceso a sus mercados naturales de dinero y claras perspectivas de estabilidad. Si existe debilidad o vulnerabilidad en algún aspecto de las actividades de la institución, ésta se mitiga enteramente con las fortalezas de la organización;

AA.- La institución es muy sólida financieramente, tiene buenos antecedentes de desempeño y no parece tener aspectos débiles que se destaquen. Su perfil general de riesgo, aunque bajo, no es tan favorable como el de las instituciones que se encuentran en la categoría más alta de calificación;

A.- La institución es fuerte, tiene un sólido récord financiero y es bien recibida en sus mercados naturales de dinero. Es posible que existan algunos aspectos débiles, pero es de esperarse que cualquier desviación con respecto a los niveles históricos de desempeño de la entidad sea limitada y que se supere rápidamente. La probabilidad de que se presenten problemas significativos es muy baja, aunque de todos modos ligeramente más alta que en el caso de las instituciones con mayor calificación;

BBB.- Se considera que claramente esta institución tiene buen crédito. Aunque son evidentes algunos obstáculos menores, éstos no son serios y/o son perfectamente manejables a corto plazo;

BB.- La institución goza de un buen crédito en el mercado, sin deficiencias serias, aunque las cifras financieras revelan por lo menos un área fundamental de preocupación que le impide obtener una calificación mayor. Es posible que la entidad haya experimentado un período de dificultades recientemente, pero no se espera que esas presiones perduren a largo plazo. La capacidad de la institución para afrontar imprevistos, sin embargo, es menor que la de organizaciones con mejores antecedentes operativos:

B.- Aunque esta escala todavía se considera como crédito aceptable, la institución tiene algunas deficiencias significativas. Su capacidad para manejar un mayor deterioro está por debajo de las instituciones con mejor calificación;

C.- Las cifras financieras de la institución sugieren obvias deficiencias, muy probablemente relacionadas con la calidad de los activos y/o de una mala estructuración del balance. Hacia el futuro existe un considerable nivel de incertidumbre. Es dudosa su capacidad para soportar problemas inesperados adicionales;

D.- La institución tiene considerables deficiencias que probablemente incluyen dificultades de fondeo o de liquidez. Existe un alto nivel de incertidumbre sobre si esta institución podrá afrontar problemas adicionales;

E.- La institución afronta problemas muy serios y por lo tanto existe duda sobre si podrá continuar siendo viable sin alguna forma de ayuda externa, o de otra naturaleza.

La calificación de riesgos es efectuada por Empresas Calificadoras de Riesgos, las mismas que son independientes a las entidades financieras y reciben de estas la información necesaria antes de otorgar alguna de las calificaciones descritas.

Fuente:

  • Superintendencia de Bancos y Seguros del Ecuador

Escrito por: Equipo editorial Tus Finanzas.

2014.

Lo que debes saber como Usuario del Sistema Financiero

Lo que debes saber como Usuario del Sistema Financiero

General Sistema Financiero

Cliente precavido, vale por dos

En el año 2010, la Superintendencia de Bancos y Seguros publicó el Código de Derechos del Usuario Financiero cuyo objetivo es mejorar aún más la calidad y transparencia de los productos y servicios financieros que recibimos las y los ecuatorianos. Para leer el texto completo del código visita http://www.sbs.gob.ec/practg/sbs_index?vp_art_id=625&vp_tip=1

Esos derechos presentados en dicho código son irrenunciables, lo cual quiere decir que debes aprovecharlos para conocer mejor a tu institución financiera y tener el mejor recurso de tu lado para tomar decisiones: La información. Saber es poder.

 Los derechos que promulga el código son:

  1. Derecho a los distintos niveles de educación financiera que le permita al usuario comprender sus derechos y obligaciones en el ámbito financiero.
  2. Derecho a la información de productos y servicios financieros. Acceder y recibir directamente información clara, precisa, oportuna, razonable, adecuada, validada, veraz y completa, relacionada con los productos y servicios ofertados por las instituciones del sistema financiero.
  3. Derecho a elegir con plena libertad productos y servicios financieros ofertados por las instituciones del sistema financiero legalmente reconocidas en función de los precios, tarifas, gastos, así como los beneficios existentes.
  4. Derecho a acceder a productos y servicios financieros.
  5. Derecho a obtener productos y servicios financieros de calidad.
  6. Derecho a acceder a la información y documentación.
  7. Derecho a la protección.
  8. Derecho al reclamo por la existencia de cláusulas y/o prácticas abusivas o prohibidas que incluyan y ejecuten las instituciones financieras; y en general de todas aquellas acciones u omisiones que vayan en desmedro de sus derechos.

Para que estos derechos se cumplan, la Superintendencia de Bancos y Seguros ha dispuesto la figura del Defensor del Cliente quien es una persona al igual que tú que confía su dinero en la Institución Financiera que elegiste y por tanto te podrá ayudar para que tus derechos sean siempre tomados en cuenta.

Sigue confiando en tu Institución Financiera y ejerce con total responsabilidad los derechos que te han sido asignados.

Fuente:

  • Superintendencia de Bancos y Seguros.
  • Código de Derechos del Usuario Financiero.

Escrito por: Equipo editorial Tus Finanzas .

®2013.