Usa el crédito a tu favor

Usa el crédito a tu favor

CompartirTweet about this on TwitterShare on Google+Share on FacebookPin on PinterestEmail this to someonePrint this page

Tener las finanzas bajo control resulta ser una tarea compleja y más aún cuando necesitas endeudarte para cubrir una necesidad.

 

Generalmente las personas suelen recurrir a fuentes de financiamiento para suplir sus necesidades, bien sea porque no cuentan con recursos o porque el “dinero no les alcanza”.
El crédito es un instrumento importante para cumplir tus metas financieras siempre y cuando le des un manejo responsable y juicioso, de manera que no afecte tu bolsillo. De lo contrario, corres el riesgo de caer en problemas que pueden afectar tu historial crediticio.

 

 

¿Cómo usar el crédito a tu favor?

 

1. Haz un presupuesto y síguelo.

Para mejorar el manejo de tus finanzas personales, no sólo basta con identificar cuáles son sus ingresos y sus gastos; también es importante que establezcas metas financieras específicas y que el presupuesto esté enfocado en cumplirlas.

 

2. Compara alternativas.

A la hora de adquirir algún producto financiero, no olvide informarse sobre las características y beneficios del mismo; compare con otras entidades y escoja el que más se ajuste a su bolsillo.

 

3. Revisa los documentos.

Antes de firmar los papeles legales de tu crédito o tarjeta de crédito, asegúrate que te encuentres completamente informado sobre todas las cláusulas del contrato y si aplica, la póliza del seguro que viene con el crédito.

4. Mide tu capacidad de pago.

Es aconsejable ir a buscar un crédito con un monto máximo que puedes pagar mensualmente en mente. Resta tus gastos promedios de tus ingresos promedios. Ten en cuenta de incluir en la cifra de gastos aquellos pagos imprevistos y tu cifra de ahorro mensual.

 

OJO: No debemos ocupar todo el dinero que tenemos disponible después de pagar los gastos regulares para el pago de un crédito. Siempre es bueno dejar un colchón para cualquier imprevisto que pueda presentarse.

 

 

5. Se precavido al aceptar ser garante.

Ten mucho cuidado al ser garante. Piense que eres de manera indirecta quien tiene la obligación de cancelar esa deuda en caso que el titular no se vea en capacidad de realizar los pagos. Evalúa el riesgo antes de tomar una decisión. 6 preguntas antes de ser garante: https://tusfinanzas.ec/6-preguntas-antes-de-ser-garante/

 

 

Adaptado de

http://www.cuadresubolsillo.com/maneje-sus-deudas/articulo/como-tener-credito-su-favor/7724

 

Crédito General

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *