Bono navideño: dale el mejor uso

Bono navideño: dale el mejor uso

CompartirTweet about this on TwitterShare on Google+Share on FacebookPin on PinterestEmail this to someonePrint this page

¡Llegó la época de los bonos!, y varios empleadores pagará uno, comprendiendo los gastos que vienen con la temporada de fiestas.

El dilema financiero para muchos es: ¿ahorrar o consumir? Por un lado están las ganas de comprar regalos para los seres queridos y por otra la incertidumbre de lo que pasará el próximo año.

Si no planificas de manera correcta el uso que le darás a tu bono, puede que termines endeudándote por encima de tu capacidad de pago.

No existe una regla financiera sobre cómo deberías  gastar tu bono, pero aquí te dejamos algunos consejos para que puedas sacarle provecho a este ingreso extra que te llegará.

  • Liquida tus deudas. Antes de aumentar el endeudamiento con más y más gasto, es importante que utilices este dinero para liquidar tus deudas y empezar de cero el nuevo año.
  • Fíjate una meta personal o familiar. Tener claro en qué vas a gastar tus ingresos extras es algo muy positivo, ya que de esta manera no desperdiciarás tu dinero en otras cosas que no son prioritarias.
  • Crea un fondo de emergencias. No se trata de gastarlo todo, ahorrar cierto porcentaje de esta bonificación y ponerlo en un fondo para imprevistos, te servirá mucho para cualquier acontecimiento que surja en el año próximo.
  • Utiliza tu bonificación como parte de una inversión en algún proyecto, negocio individual o familiar que quieras emprender, de esta manera seguramente tu bono generará una rentabilidad en el largo plazo.
  • Compra de regalos. Destina cierto porcentaje de tu bonificación para comprar obsequios para tus allegados, comprar al contado siempre te permitirá acceder a mejores ofertas y ahorrarte la tasa de interés que cobran las tarjetas de crédito.
  • Perfecciona tus habilidades. Puedes utilizar parte de tu bono para inscribirte en algún curso o seminario que te ayudará a crecer personal o profesionalmente y de esta manera ser más eficiente en el trabajo o en tu negocio propio.

Existen infinidad de formas en las que puedes ocupar tu bonificación, pero recuerda, que lo mejor es planificar cómo lo vas a hacer para que puedas sacarle el mejor provecho y puedas comenzar el año próximo con pie derecho.

General

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *