Beneficios de tener un buen historial crediticio

Beneficios de tener un buen historial crediticio

Crédito General

Los principales beneficios de tener un buen historial crediticio son:

  • Es una puerta para obtener más créditos. Un buen historial te ayudará a que las instituciones financieras vean tu compromiso crediticio y les dará un panorama de cómo es tu comportamiento de pagos. Tener acceso a crédito, si es bien utilizado, es la puerta a varias oportunidades de inversión y adquisición de bienes.
  • Mejores condiciones crediticias. Si tienes un buen historial crediticio, el banco estará dispuesto a ofrecerte un préstamo de mayor monto, incluso a una tasa más baja, o aumentar la línea de tu tarjeta de crédito.
  • Más oportunidades. Muchas empresas toman en cuenta el historial crediticio al seleccionar personal. De igual forma, si requieres contratar un servicio, las empresas verán que eres un buen pagador y no tendrás problema en adquirirlo.
  • Opción de negocios. Un historial crediticio negativo puede ser una traba si quieres presentarse a licitaciones o concursos, o adquirir financiamiento para tu negocio. Un buen historial de crédito te permitirá escoger entre varias opciones y tener acceso al financiamiento que requieres.
Consecuencias de incumplir con tu crédito

Consecuencias de incumplir con tu crédito

Crédito General

Tener una mala administración de tu crédito y no cumplir con los pagos tiene sus consecuencias. Te alertamos sobre las consecuencias de un mal manejo de tu crédito:

  • Bloqueo a créditos y/o préstamos: Una vez registrado un reporte negativo por falta de cumplimiento con tus obligaciones, inmediatamente cualquier posibilidad de contar con un crédito adicional es nula, pues la desconfianza en el cumplimiento de una deuda es alta.
  • Limitaciones laborales: Otra de las posibles consecuencias de no tener una buena calificación crediticia puede ser limitaciones en oportunidades laborales. Cada vez son más las empresas que consultan las centrales de riesgo para identificar a las personas que están pensando en contratar, ya que el ser ordenado en el cumplimiento de las obligaciones adquiridas puede reflejar también un comportamiento adecuado en el trabajo.
  • Dificultades en obtener nuevos créditos: por estar en mora en el cumplimiento de tu obligación, se dificultará que puedas realizar algún otro tipo de operación crediticia dentro del sistema financiero.
  • El incumplimiento de pago será informado a los burós crediticios, lo que dañará tu calificación crediticia y afectará tu capacidad para poder comprar un automóvil o una casa o para obtener una tarjeta de crédito, o un nuevo crédito.
  • Dificultades adicionales para contratar servicios públicos, obtener un seguro, contratar planes de telefonía celular, alquilar una vivienda, etc.

 

Te recomendamos ser una persona prevenida y que manejar tus obligaciones financieras de forma responsable. Incumplir con tus obligaciones tiene serias consecuencias, y te puede tomar años restablecer un buen historial crediticio.

Cómo mejorar tu historial de crédito

Cómo mejorar tu historial de crédito

Crédito General

Tener un buen historial de crédito te permitirá tener acceso a financiamiento y nuevas opciones en el futuro. La base para tener un historial de crédito intachable es tener un buen manejo del crédito y pagar puntualmente tus obligaciones. A continuación, te damos algunos consejos para mejorar tu historial de crédito:

Qué puedes hacer para administrar bien tu crédito:

  • Lleva un registro de sus gastos:Lleva un registro de todos los gastos que realizas para conocer el dinero disponible para cubrir tus obligaciones.
  • No excedas el límite de crédito en líneas de crédito y tarjetas de crédito:Tu crédito disponible es la cantidad de crédito que te queda en una línea de crédito o tarjeta de crédito. Asegúrate de mantener tus gastos por debajo de este monto.
  • Ten un fondo de emergencia:Mantén un fondo de ahorros para emergencias de tres a seis meses de tu sueldo. De esa manera, si pierdes tu empleo o tienes un gasto grande inesperado, no deberás pedir prestado para poder cumplir con tus obligaciones.
  • Paga lo que debes:Siempre realiza el pago total de tu cuota, o al menos tu pago mínimo mensual. Al pagar un monto superior al mínimo, o mejor aún, el saldo total cada mes, se reducirán los cargos por financiamiento en los que puedes incurrir.

Qué puedes hacer para pagar puntualmente:

  • Organízate: Coloca todas tus cuentas en un lugar visible para no perderlas ni olvidarte de ellas. Lleva una lista de las cuentas que adeudas.
  • Presta atención a las fechas de vencimiento de los pagos. Programa un recordatorio al menos una semana antes de la fecha de vencimiento.
  • Inscríbete en el servicio de pagos automáticos. Utilizar los pagos automáticos de préstamos de tu cuenta es una manera simple y conveniente de realizar tus pagos con regularidad. Asegúrese de programarlos de acuerdo con el momento en que recibes tu sueldo para garantizar que tengas los fondos suficientes para el pago cuando se gire.
  • Mantén tu información personal actualizada. Si te cambias de domicilio, recuerda comunicar en tu institución financiera sobre el cambio de dirección para asegurarte de que tu estado de cuenta llegue a tu nueva dirección.
Conoce sobre la Central de Riesgos

Conoce sobre la Central de Riesgos

Crédito Sistema Financiero

La Central de Riesgos es el registro de información sobre todos los préstamos o créditos que una persona ha contratado con una institución financiera regulada y controlada por la Superintendencia de Bancos del Ecuador o la Superintendencia de la Economía Popular y Solidaria. Es decir, si se tiene un crédito con una institución (entidades bancarias, sociedades financieras, tarjetas de crédito, mutualistas, cooperativas o un banco extranjero), la persona es parte de la central de riesgos. También se registra como información adicional a la Central de Riesgos, los créditos adquiridos a través de entidades financieras no controladas ni reguladas por la Superintendencia de Bancos  y entidades del sector real o comercial cuya información es solicitada directamente por los burós de información crediticia, y corresponde únicamente a obligaciones que se mantiene como deudores.

Esta información es administrada por la Superintendencia de Bancos del Ecuador (SB) y la Superintendencia de Economía Popular y  Solidaria (SEPS).

Objetivos

Uno de los objetivos de la Central de Riesgos es proteger el dinero depositado en las entidades controladas por las SB y SEPS. Adicionalmente, otro de los objetivos es garantizar el retorno de los valores prestados, para minimizar el riesgo a quien se ha prestado, mientras más conozco al deudor menor riesgo de que no cumpla con su obligación. Con los datos que presenta la Central de Riesgos, se puede establecer en el análisis de una persona que solicita un préstamo o tarjeta de crédito, tanto en las entidades financieras como en las casas comerciales, que esa persona tenga un buen historial crediticio como cumplidor de sus obligaciones, o lo contrario.

Calificaciones

Cada persona que se encuentra en la Central de Riesgos recibe una calificación de acuerdo al comportamiento de pago que ha tenido con sus obligaciones. Las calificaciones pueden ser:

A: aquella persona que cuenta con suficientes ingresos para pagar el capital e intereses y lo hace puntualmente. Si es un crédito comercial, el pago de la cuota no puede pasar de 30 días y si es de consumo, no más de cinco días.

B: clientes que todavía demuestran que pueden atender sus obligaciones pero que no lo hacen a su debido tiempo. En los créditos comerciales son los que se tardan hasta tres meses en pagar sus obligaciones.

C: personas con ingresos deficientes para cubrir el pago del capital y sus intereses en las condiciones pactadas.

D: igual que las personas que tienen calificación C, pero donde se tiene que ejercer la acción legal para su cobro y, generalmente renegocian el préstamo bajo otras condiciones.

E: es la última calificación. Aquí están las personas que se declaran insolventes o en quiebra y no tienen medios para cancelar su deuda. En los créditos comerciales, la morosidad es superior a los nueve meses y en los de consumo, por encima de los 120 días.

El historial crediticio de las personas no debe presentarse con información más allá de tres años, cuando la obligación se cancela, desaparece de la información a la fecha. Sin embargo, la generación o historial de dicha operación deba presentarse tres años atrás a la fecha de corte del último reporte.

Si no se cumple con los pagos la calificación se deteriorará y se disminuirán las opciones para sacar nuevos créditos al futuro.

Entrega de información crediticia

Después de ingresar la información en la Central de Riesgos, la SB y SEPS entregan la información a entidades legalmente autorizadas y controladas: los Burós de Información Crediticia. Estas entidades entregan los datos de la Central de Riesgos al sistema financiero, al sector real de la economía y a los titulares.

¿Cómo se utiliza la información de tu historial de crédito?

El reporte de crédito, es una fuente de información que las instituciones financieras y casas comerciales utilizan en sus procesos de evaluación crediticia. La información de cómo una persona ha pagado los créditos es una variable que ayuda a predecir qué tan probable serán los  pagos de futuros créditos. Entonces, si históricamente una persona ha pagado a tiempo sus créditos, la probabilidad de que pague a tiempo en el futuro es mayor.

El reporte de crédito es el reflejo del historial crediticio. Es una carta de presentación que ayuda a solicitar un crédito y conseguir mejores condiciones financieras.

Cumple con tus metas financieras este 2018

Cumple con tus metas financieras este 2018

Planificación y Presupuesto

Muchas personas comienzan el año fijando sus metas financieras, sin embargo la mayor parte de este grupo considera que muy pocas o ninguna de estas metas se cumplirán en este año. Entre las principales metas que se establecen están: ahorrar más, reducir los gastos y pagar las deudas. Lamentablemente, en promedio, las personas dejan de esforzarse por conseguir sus metas a las seis semanas de proponérselas. Parece que es muy complicado conseguir metas relacionadas con el dinero.
Te damos cuatro pasos que te pueden ayudar a cumplir con tus metas durante todo el año:

1. Fija tus metas
Decir simplemente que comenzarás a hacer un presupuesto no cuenta. Para poder cumplir con tus planes financieros, debes identificar una meta en la cual tengas que trabajar duro y esforzarte para conseguirla.
Si lo que deseas es ahorrar una cierta cantidad de dinero o pagar deudas, identifica exactamente cuánto necesitas. Al identificar esta cifra, puedes ver cuáles son los pasos a seguir para alcanzarla.
Una meta específica y clara se refiere a que si decides pagar una deuda de $1.200 de tu tarjeta de crédito, tendrás que tener $100 cada mes para pagarla.

2. Haz un plan
No tener un plan – es el plan de muchos. Pero, no quiere decir que sea un buen plan.
Para alcanzar tus metas no debes hacer sacrificios gigantes, pero, tienes que pensar cómo puedes ajustar tus gastos semanales y mensuales para que comiences a ver el progreso y cómo vas alcanzando las metas. Cuando construyes un plan financiero, te das cuenta en qué se va tu dinero cada mes.
Por ejemplo, conocerás cuánto de tu ingreso lo destinas en gastos esenciales como renta y servicios básicos. Y, cuánto de tu ingreso mensual puedes destinar a conseguir tus metas sin afectar a tu hogar.
No olvides de mantener gastos básicos y necesarios como seguros de vida, salud, y los ahorros para emergencias.

3. Maximiza tu futuro
Una vez que hayas determinado lo que vas a necesitar cada mes para cumplir con tus metas financieras y has identificado tus gastos necesarios, empieza a pensar en el largo plazo – lo que puedes hacer para aumentar tu patrimonio.
Esto puede incluir realizar una inversión, utilizar el dinero de una deuda para adquirir un bien, comprar una casa.

4. Conversa sobre tus metas
Mucha gente considera que al contar a otra persona sobre sus metas, les ayuda a cumplirlas.
La mejor manera de poner un plan en acción, es sentarse y hablar sobre tus metas con alguien responsable que te apoye, puede ser un amigo, tu pareja o alguien de confianza.
Finalmente, crea recordatorios sobre tus metas. Si escribes tus metas y las pones en un lugar visible, será mucho más fácil cumplirlas.

Tomado y traducido de: www.learnvest.com

¿Qué son los décimos y cómo puedes aprovecharlos al máximo?

¿Qué son los décimos y cómo puedes aprovecharlos al máximo?

General Planificación y Presupuesto

¿Qué son los décimos?

El décimo tercer y décimo cuarto sueldo son beneficios que recibes anualmente o mensualmente, si decidiste mensualizarlos, cuando eres empleado en relación de dependencia.

 

El Décimo Tercer Sueldo

 

decimo-cuartoEs un beneficio en forma de bono navideño que corresponde a un sueldo mensual completo sin descuentos.

 

 

 

 

 

 

El Décimo Cuarto Sueldo

decimo-tercer

Es un bono escolar que corresponde a un sueldo básico unificado vigente, que en el año  2017 es $375.

El décimo cuarto sueldo se paga hasta el 15 de marzo en la Costa y Galápagos, y hasta el 15 de agosto en la Sierra y Amazonía.

 

 

 

¿Qué puedes hacer cuando te paguen los décimos?

Puedes utilizar los décimos de forma eficiente para cubrir los fines de estos beneficios  – útiles escolares con el décimo cuarto y gastos de fin de año con el décimo tercero.

Sin embargo, si eres una persona que tiene la costumbre de planificar los gastos correspondientes con anticipación, es muy probable que tengas un poco de dinero de sobra y puedes considerar las siguientes estrategias:

 

Ahorro: En cualquier de los dos esquemas (anual o mensual), utiliza  los décimos para cumplir tus metas en el corto, mediano y largo plazo:

  • Crea un fondo de emergencia que te servirá cuando tengas algún imprevisto que está fuera de lo que presupuestaste.
  • Plantea una meta financiera y utiliza el décimo para alcanzarla, por ejemplo, comprarte un auto, pagar la entrada de una casa o realizar un viaje.
  • Crea un fondo para tu jubilación! Comenzar a planificar para tu vejez desde ya es una forma de cuidar tus finanzas personales en el futuro.
  • Si decidiste mensualizarlos puedes acordar que te hagan un débito automático por el monto adicional que vaya directamente a un fondo de ahorro.

Pago de deudas: Estos beneficios te pueden ayudar a saldar o cubrir una parte de tus deudas pendientes.

En especial si te encuentras sobreendeudado y el pago por deudas sobrepasa el 40% de tus ingresos regulares.

Recuerda que si el pago de deudas supera este porcentaje (40%) deberás priorizar esto antes que el ahorro.

 

Estos beneficios los recibes como un incentivo por tu trabajo en el año, ¡utilízalos de manera inteligente para cuidar tu salud financiera!

 

 

Conoce sobre El Defensor del Cliente

Conoce sobre El Defensor del Cliente

Derechos y Responsabilidades Sistema Financiero

La Constitución de la República del Ecuador, establece que cada entidad integrante del sistema financiero nacional tendrá una defensora o defensor del cliente, que será independiente de la institución y designado de acuerdo a la ley. El Defensor del Cliente es un apoyo para los clientes de las instituciones financieras, frente a cualquier problema o dificultad que tengan relacionados con los productos y/o servicios de las instituciones.

1. Las funciones del Defensor del Cliente
El defensor del cliente tiene como función proteger los derechos e intereses particulares de los clientes de una institución del sistema financiero, para lo cual conocerá y tramitará los reclamos sobre todo tipo de negocios financieros que tengan relación directa con el cliente reclamante. Para esto, podrá solicitar información o documentación a la institución del sistema financiero, relacionada con el reclamo
El Defensor del Cliente hará las veces de un mediador o conciliador, no puede emitir resoluciones o sanciones, salvo aquellas que estén determinados por la ley, no puede emitir perjuicios, multas o sanciones a las partes por el asunto sujeto a reclamación, ya que esta es una potestad privativa de la Superintendencia de Bancos.

2. Las obligaciones del Defensor del Cliente
• Solicitar a la institución del sistema financiero y a los clientes la información que sea necesaria para el análisis y solución de los reclamos.
• Emitir su pronunciamiento respecto del reclamo.
• Presentar un informe anual a la junta general ordinaria de accionistas o asamblea general ordinaria de socios sobre el desarrollo de su función durante el año precedente.
• Presentar trimestralmente a la Superintendencia de Bancos, un informe de gestión que contenga estadísticas sobre los reclamos atendidos
• Colaborar con la Superintendencia de Bancos en los temas de su competencia

3. Los principios del Defensor del Cliente
Los principios que deben guiar de forma permanente la actividad de tu Defensor son los siguientes:
• Independencia: El Defensor no depende ni funcional ni jerárquicamente de la administración de la institución del sistema financiero. Es absolutamente independiente para el ejercicio de su función en la toma de decisiones en el ámbito de su competencia.
• Facilitador y solucionador de conflictos: La gestión del Defensor está enfocada en alcanzar un acuerdo entre las partes y solucionar los conflictos presentados por los clientes de la institución que lleguen a su conocimiento.
• Libre acceso y gratuidad: El servicio que presta el Defensor del cliente, no tiene costo alguno para el cliente.

4. ¿Qué hacer si se vulneran los derechos del usuario financiero?

Los usuarios financieros podrán realizar quejas o reclamos ante la institución financiera, organismo de control o al Defensor del Cliente o plantear cualquier acción administrativa, judicial o constitucional reconocida en la ley para exigir la restitución de sus derechos vulnerados y la debida compensación por los daños y perjuicios ocasionados.

Cada institución del sistema financiero nacional tiene un defensor del cliente, que será independiente de la institución y designado de acuerdo con la regulación que expida la Junta.

Fuente:
http://www.sbs.gob.ec/practg/sbs_index?vp_art_id=7234&vp_tip=1

Protege tu tarjeta de débito

Protege tu tarjeta de débito

General

Te damos algunos consejos de seguridad para el uso de tu tarjeta de débito:

  • No le des a nadie tu tarjeta de débito ni le digas tu PIN.
  • No uses tu tarjeta de débito para comprar cosas en internet.
  • Si pierdes tu tarjeta de débito, repórtalo inmediatamente a tu institución financiera. Pídele al banco que cancele tu tarjeta y que te envíe una nueva.
  • Revisa las alertas de uso por email o por mensaje de texto. Así podrás saber cuándo la utilizaste.
  • Debes tener claridad respecto de los procedimientos utilizados por el emisor de la tarjeta para recibir denuncias en casos de pérdida, robo o hurto.
  • Cuida la privacidad de tu clave secreta y evita compartirla con terceros.
  • Cambia periódicamente los códigos personales de identificación (PIN) y utiliza diferentes códigos secretos para los servicios del banco que lo requieran.
  • Utiliza códigos secretos difíciles de adivinar.
  • Memoriza tu clave secreta; evita llevarla escrita.
  • Respeta tu turno para el uso del cajero automático, esperando a una distancia prudente de quien lo utiliza en ese momento.
  • Evita hacer operaciones en el cajero con personas desconocidas muy cerca tuyo.
  • Cuenta tu dinero discretamente.
  • Asegúrate de retirar la tarjeta después de realizada la operación en el cajero automático y espera a que la pantalla vuelva al inicio.
  • Retira y guarda los comprobantes obtenidos en los cajeros automáticos, así evitarás que terceros los usen en tu perjuicio.
  • Revisa frecuentemente los saldos de tus cuentas bancarias.
  • Si el cajero automático retiene tu tarjeta, bloquéala y avisa de inmediato a tu banco.
Diferencia entre una tarjeta de débito y una tarjeta de crédito

Diferencia entre una tarjeta de débito y una tarjeta de crédito

Crédito General

Cuando compras algo con una tarjeta de crédito, estás tomando dinero prestado de la compañía de tarjeta de crédito. Todos los meses, la compañía de la tarjeta de crédito te enviará una factura por la cantidad de dinero que tomaste prestado para comprar cosas.

Cuando usas una tarjeta de débito, compras cosas usando el dinero de tu cuenta.

Por ejemplo, con tarjetas de débito:

  • Puedes obtener una tarjeta de débito cuando abres una cuenta en un banco.
  • Cuando pagas con una tarjeta de débito el dinero se retira inmediatamente de tu cuenta.
  • Cuando pagas con una tarjeta de débito no pagas dinero extra en intereses.
  • Puedes usar su tarjeta de débito en un cajero automático para retirar dinero de tu cuenta.
  • Usar una tarjeta de débito no te ayuda a establecer un historial de crédito.

Con tarjetas de crédito:

  • Tienes que solicitar una tarjeta de crédito en una institución financiera.
  • Cuando pagas con una tarjeta de crédito, puedes acceder a una línea de crédito y pagar con cuotas mensuales todas las cosas que compraste.
  • Si no pagas tus cuotas de tu tarjeta de crédito todos los meses, podrías tener que pagar una cantidad extra por intereses.
  • Puedes usar tu tarjeta de crédito para pagar tus compras en internet porque es un medio de pago más seguro.
  • Pagar en la fecha el monto completo de la factura mensual de tu tarjeta de crédito, puede ayudarte a establecer un historial de crédito.

 

Conoce sobre el manejo de la tarjeta de débito

Conoce sobre el manejo de la tarjeta de débito

General

Las tarjetas de débito se parecen a las tarjetas de crédito. Pero no funcionan igual. Una tarjeta de crédito usa dinero prestado. Una tarjeta de débito usa el dinero que ya tienes depositado en tu cuenta y sirve para hacer consumos en lugar de tener el dinero en efectivo.

¿Por qué usar una tarjeta de débito?

  • Las tarjetas de débito te permiten comprar cosas sin tener dinero en efectivo, lo cual siempre es un riesgo. Puedes usar tu tarjeta de débito en tiendas para pagar sus compras. Sólo tienes que deslizar la tarjeta en un aparato e ingresar tu número PIN en el teclado en algunos de los casos.
  • Cuando usas tu tarjeta de débito, el dinero se retira inmediatamente de tu cuenta.
  • Las tarjetas de débito te permiten acceder a dinero en efectivo rápidamente. Puedes usar tu tarjeta de débito en un cajero automático para retirar dinero de tu cuenta.

¿Qué es un PIN?

Un “PIN” es su código de seguridad. La institución financiera te da un PIN cuando entrega una tarjeta de débito. Puedes cambiar su PIN por otro número que puedas recordar.

En varios casos, cuando uses tu tarjeta de débito tendrás que ingresar tu PIN en un teclado. Nunca le digas a nadie tu PIN. Apréndelo de memoria y no lo lleves anotado en tu cartera ni en tu tarjeta.

 

¿Cómo saber dónde usaste tu tarjeta de débito?

Todos los meses, tu institución financiera te enviará un resumen de cuenta, en físico, digital o lo puedes ver en el servicio de banca electrónica. Aquí puedes encontrar la siguiente información:

  • Dónde y cuánto pagaste con tu tarjeta de débito.
  • En cuál cajero retiraste dinero, cuánto retiraste y si pagaste cargos.

Tu resumen de cuenta te puede ayudar a hacer un seguimiento de tus gastos y hacer un presupuesto.

 

¿Puedes usar tu tarjeta de débito para comprar cosas en internet?

Tu tarjeta de débito funciona en internet. Pero las tarjetas de débito no son un buen medio de pago para comprar en internet.

Si compra algo en internet, es más seguro pagar con tarjeta de crédito, porque:

  • Si tienes algún problema con algo que compres en internet, es más fácil que te devuelvan el dinero si lo pagaste con tarjeta de crédito.
  • Alguien podría robar el número de tu tarjeta de débito en internet y podrían retirar todo el dinero de tu cuenta bancaria.

 

¿Qué pasa si usaste todo el dinero de tu cuenta?

Es posible que no tengas suficiente dinero en tu cuenta. Esto significa que el pago con tu tarjeta de débito será “rechazado”. No podrás comprar nada.

Las tarjetas de débito son un medio para pagar cosas. Usan dinero de la cuenta en tu banco y pueden ser convenientes para evitar gastar más dinero del que tienes.

 

¿Cómo puedes llevar el control de tu dinero?

Para llevar el control de tu dinero:

  • Anota cuánto dinero gastas con tu tarjeta de débito.
  • Anota cuánto dinero retiras del cajero automático.
  • Usa tu presupuesto mensual para programar los pagos de tus facturas regulares.
  • Revisa el resumen de tu cuenta bancaria ni bien te llegue. Controla que incluya lo que esperabas.