Beneficios de tener un buen historial crediticio

Beneficios de tener un buen historial crediticio

Crédito General

Los principales beneficios de tener un buen historial crediticio son:

  • Es una puerta para obtener más créditos. Un buen historial te ayudará a que las instituciones financieras vean tu compromiso crediticio y les dará un panorama de cómo es tu comportamiento de pagos. Tener acceso a crédito, si es bien utilizado, es la puerta a varias oportunidades de inversión y adquisición de bienes.
  • Mejores condiciones crediticias. Si tienes un buen historial crediticio, el banco estará dispuesto a ofrecerte un préstamo de mayor monto, incluso a una tasa más baja, o aumentar la línea de tu tarjeta de crédito.
  • Más oportunidades. Muchas empresas toman en cuenta el historial crediticio al seleccionar personal. De igual forma, si requieres contratar un servicio, las empresas verán que eres un buen pagador y no tendrás problema en adquirirlo.
  • Opción de negocios. Un historial crediticio negativo puede ser una traba si quieres presentarse a licitaciones o concursos, o adquirir financiamiento para tu negocio. Un buen historial de crédito te permitirá escoger entre varias opciones y tener acceso al financiamiento que requieres.
Consecuencias de incumplir con tu crédito

Consecuencias de incumplir con tu crédito

Crédito General

Tener una mala administración de tu crédito y no cumplir con los pagos tiene sus consecuencias. Te alertamos sobre las consecuencias de un mal manejo de tu crédito:

  • Bloqueo a créditos y/o préstamos: Una vez registrado un reporte negativo por falta de cumplimiento con tus obligaciones, inmediatamente cualquier posibilidad de contar con un crédito adicional es nula, pues la desconfianza en el cumplimiento de una deuda es alta.
  • Limitaciones laborales: Otra de las posibles consecuencias de no tener una buena calificación crediticia puede ser limitaciones en oportunidades laborales. Cada vez son más las empresas que consultan las centrales de riesgo para identificar a las personas que están pensando en contratar, ya que el ser ordenado en el cumplimiento de las obligaciones adquiridas puede reflejar también un comportamiento adecuado en el trabajo.
  • Dificultades en obtener nuevos créditos: por estar en mora en el cumplimiento de tu obligación, se dificultará que puedas realizar algún otro tipo de operación crediticia dentro del sistema financiero.
  • El incumplimiento de pago será informado a los burós crediticios, lo que dañará tu calificación crediticia y afectará tu capacidad para poder comprar un automóvil o una casa o para obtener una tarjeta de crédito, o un nuevo crédito.
  • Dificultades adicionales para contratar servicios públicos, obtener un seguro, contratar planes de telefonía celular, alquilar una vivienda, etc.

 

Te recomendamos ser una persona prevenida y que manejar tus obligaciones financieras de forma responsable. Incumplir con tus obligaciones tiene serias consecuencias, y te puede tomar años restablecer un buen historial crediticio.

Cómo mejorar tu historial de crédito

Cómo mejorar tu historial de crédito

Crédito General

Tener un buen historial de crédito te permitirá tener acceso a financiamiento y nuevas opciones en el futuro. La base para tener un historial de crédito intachable es tener un buen manejo del crédito y pagar puntualmente tus obligaciones. A continuación, te damos algunos consejos para mejorar tu historial de crédito:

Qué puedes hacer para administrar bien tu crédito:

  • Lleva un registro de sus gastos:Lleva un registro de todos los gastos que realizas para conocer el dinero disponible para cubrir tus obligaciones.
  • No excedas el límite de crédito en líneas de crédito y tarjetas de crédito:Tu crédito disponible es la cantidad de crédito que te queda en una línea de crédito o tarjeta de crédito. Asegúrate de mantener tus gastos por debajo de este monto.
  • Ten un fondo de emergencia:Mantén un fondo de ahorros para emergencias de tres a seis meses de tu sueldo. De esa manera, si pierdes tu empleo o tienes un gasto grande inesperado, no deberás pedir prestado para poder cumplir con tus obligaciones.
  • Paga lo que debes:Siempre realiza el pago total de tu cuota, o al menos tu pago mínimo mensual. Al pagar un monto superior al mínimo, o mejor aún, el saldo total cada mes, se reducirán los cargos por financiamiento en los que puedes incurrir.

Qué puedes hacer para pagar puntualmente:

  • Organízate: Coloca todas tus cuentas en un lugar visible para no perderlas ni olvidarte de ellas. Lleva una lista de las cuentas que adeudas.
  • Presta atención a las fechas de vencimiento de los pagos. Programa un recordatorio al menos una semana antes de la fecha de vencimiento.
  • Inscríbete en el servicio de pagos automáticos. Utilizar los pagos automáticos de préstamos de tu cuenta es una manera simple y conveniente de realizar tus pagos con regularidad. Asegúrese de programarlos de acuerdo con el momento en que recibes tu sueldo para garantizar que tengas los fondos suficientes para el pago cuando se gire.
  • Mantén tu información personal actualizada. Si te cambias de domicilio, recuerda comunicar en tu institución financiera sobre el cambio de dirección para asegurarte de que tu estado de cuenta llegue a tu nueva dirección.
Conoce sobre la Central de Riesgos

Conoce sobre la Central de Riesgos

Crédito Sistema Financiero

La Central de Riesgos es el registro de información sobre todos los préstamos o créditos que una persona ha contratado con una institución financiera regulada y controlada por la Superintendencia de Bancos del Ecuador o la Superintendencia de la Economía Popular y Solidaria. Es decir, si se tiene un crédito con una institución (entidades bancarias, sociedades financieras, tarjetas de crédito, mutualistas, cooperativas o un banco extranjero), la persona es parte de la central de riesgos. También se registra como información adicional a la Central de Riesgos, los créditos adquiridos a través de entidades financieras no controladas ni reguladas por la Superintendencia de Bancos  y entidades del sector real o comercial cuya información es solicitada directamente por los burós de información crediticia, y corresponde únicamente a obligaciones que se mantiene como deudores.

Esta información es administrada por la Superintendencia de Bancos del Ecuador (SB) y la Superintendencia de Economía Popular y  Solidaria (SEPS).

Objetivos

Uno de los objetivos de la Central de Riesgos es proteger el dinero depositado en las entidades controladas por las SB y SEPS. Adicionalmente, otro de los objetivos es garantizar el retorno de los valores prestados, para minimizar el riesgo a quien se ha prestado, mientras más conozco al deudor menor riesgo de que no cumpla con su obligación. Con los datos que presenta la Central de Riesgos, se puede establecer en el análisis de una persona que solicita un préstamo o tarjeta de crédito, tanto en las entidades financieras como en las casas comerciales, que esa persona tenga un buen historial crediticio como cumplidor de sus obligaciones, o lo contrario.

Calificaciones

Cada persona que se encuentra en la Central de Riesgos recibe una calificación de acuerdo al comportamiento de pago que ha tenido con sus obligaciones. Las calificaciones pueden ser:

A: aquella persona que cuenta con suficientes ingresos para pagar el capital e intereses y lo hace puntualmente. Si es un crédito comercial, el pago de la cuota no puede pasar de 30 días y si es de consumo, no más de cinco días.

B: clientes que todavía demuestran que pueden atender sus obligaciones pero que no lo hacen a su debido tiempo. En los créditos comerciales son los que se tardan hasta tres meses en pagar sus obligaciones.

C: personas con ingresos deficientes para cubrir el pago del capital y sus intereses en las condiciones pactadas.

D: igual que las personas que tienen calificación C, pero donde se tiene que ejercer la acción legal para su cobro y, generalmente renegocian el préstamo bajo otras condiciones.

E: es la última calificación. Aquí están las personas que se declaran insolventes o en quiebra y no tienen medios para cancelar su deuda. En los créditos comerciales, la morosidad es superior a los nueve meses y en los de consumo, por encima de los 120 días.

El historial crediticio de las personas no debe presentarse con información más allá de tres años, cuando la obligación se cancela, desaparece de la información a la fecha. Sin embargo, la generación o historial de dicha operación deba presentarse tres años atrás a la fecha de corte del último reporte.

Si no se cumple con los pagos la calificación se deteriorará y se disminuirán las opciones para sacar nuevos créditos al futuro.

Entrega de información crediticia

Después de ingresar la información en la Central de Riesgos, la SB y SEPS entregan la información a entidades legalmente autorizadas y controladas: los Burós de Información Crediticia. Estas entidades entregan los datos de la Central de Riesgos al sistema financiero, al sector real de la economía y a los titulares.

¿Cómo se utiliza la información de tu historial de crédito?

El reporte de crédito, es una fuente de información que las instituciones financieras y casas comerciales utilizan en sus procesos de evaluación crediticia. La información de cómo una persona ha pagado los créditos es una variable que ayuda a predecir qué tan probable serán los  pagos de futuros créditos. Entonces, si históricamente una persona ha pagado a tiempo sus créditos, la probabilidad de que pague a tiempo en el futuro es mayor.

El reporte de crédito es el reflejo del historial crediticio. Es una carta de presentación que ayuda a solicitar un crédito y conseguir mejores condiciones financieras.

Qué hacer ante un fraude en la tarjeta de crédito

Qué hacer ante un fraude en la tarjeta de crédito

Crédito General

El uso de las tarjetas de crédito ha crecido en los últimos años, y con el mismo los fraudes como clonaciones o robos de tarjetas. La mejor opción es prevenir para evitar este tipo de fraudes, pero si has caído en una trampa y eres víctima de un fraude con tu tarjeta, aquí te dejamos unos consejos sobre cómo actuar.

Comunícate con el banco emisor

Cuanto antes se informe a la institución, más pequeñas serán las consecuencias. Tanto en el caso de pérdida o robo, como en el caso de la identificación de otro fraude como la clonación, el procedimiento básico es comunicar a la institución bancaria sobre lo ocurrido inmediatamente, de esta manera el banco podrá actuar y cancelar la tarjeta rápidamente.

Comprueba  que es la única tarjeta afectada

Asegúrate que tus otras cuentas y tarjetas de crédito y débito no están siendo utilizadas por un estafador.

Cambia las contraseñas

Una forma de prevenir que este fraude se siga expandiendo es cambiar las contraseñas de todas tus demás tarjetas y cuentas bancarias.

Consulta los movimientos de tu tarjeta

Consulta tu factura o estado de cuenta para identificar posibles usos indebidos de la tarjeta, anote el día y todo el uso de la información posible para informar al banco.

Denuncia a la policía

Es importante acercarse a la unidad de policía más cercana y hacer la denuncia formal. Esto te permitirá tener el respaldo para una posterior investigación y en el caso de que la institución bancaria así lo requiera.

Lo más aconsejable en estos casos es actuar con rapidez ya que cada minuto que pasa es una oportunidad para que el fraude sea más grande.

Consejos para salir de deudas

Consejos para salir de deudas

Crédito General

Si bien es cierto que no es malo endeudarse, es importante no excederte, para que después no te encuentres en una difícil situación financiera. De acuerdo con una regla financiera básica, el pago de nuestras deudas no debe ser mayor al 40% de los ingresos netos, ya que de lo contrario podríamos caer en una situación sobreendeudamiento.

Si estás endeudado y esto se ha convertido en una situación que te angustia, te produce estrés y te quita el sueño, no desesperes porque es cierto que salir de deudas no es fácil, pero con disciplina y planificación, siempre podrás superarlas.

Aquí te dejamos algunos consejos para lograrlo:

Deja de aumentar tu deuda. Si estas con una deuda muy grande, lo más recomendable es dejar de seguir generando más deudas hasta lograr pagar las deudas pendientes.

Enlista tus deudas. Saca tus estados de cuenta y haz una lista de todas tus deudas. Escribe el nombre de la tarjeta o institución a quien debes, el saldo total de la deuda, la tasa de interés, la cuota y la fecha límite de pago. Comienza pagando las deudas con mayor interés para así librarte de la carga más fuerte que tengas, pero no olvides de pagar también tus otras deudas para no generar multas o cargos por mora.

Registra tus gastos. La idea de anotar cuánto gastas es un concepto que la mayoría de personas no está acostumbrada. Sin embargo, esto es en realidad la clave para salir de las deudas. Estás endeudado porque gastaste dinero que no tenías.

Elabora un presupuesto. El primer paso para tomar el control de tu situación financiera es saber cuánto dinero gastas, para luego definir el monto que puedes destinar al pago de tus deuda. Es importante que hasta lograr liberarte de algunas deudas destines un poco más de tu presupuesto al pago de las mismas.

Si recibes algún dinero extra (ya sea de tus impuestos, una herencia, una lotería) súmalo a la deuda. Así saldrás de esta más rápidamente.

Renegocia tu deuda. En dicho caso la institución acreedora puede darte opciones para manejar tu deuda de acuerdo con tu situación. No dejes de pagar tu deuda, va a afectar tu historial crediticio, es mejor conversar con tu acreedor.

Diferencia entre una tarjeta de débito y una tarjeta de crédito

Diferencia entre una tarjeta de débito y una tarjeta de crédito

Crédito General

Cuando compras algo con una tarjeta de crédito, estás tomando dinero prestado de la compañía de tarjeta de crédito. Todos los meses, la compañía de la tarjeta de crédito te enviará una factura por la cantidad de dinero que tomaste prestado para comprar cosas.

Cuando usas una tarjeta de débito, compras cosas usando el dinero de tu cuenta.

Por ejemplo, con tarjetas de débito:

  • Puedes obtener una tarjeta de débito cuando abres una cuenta en un banco.
  • Cuando pagas con una tarjeta de débito el dinero se retira inmediatamente de tu cuenta.
  • Cuando pagas con una tarjeta de débito no pagas dinero extra en intereses.
  • Puedes usar su tarjeta de débito en un cajero automático para retirar dinero de tu cuenta.
  • Usar una tarjeta de débito no te ayuda a establecer un historial de crédito.

Con tarjetas de crédito:

  • Tienes que solicitar una tarjeta de crédito en una institución financiera.
  • Cuando pagas con una tarjeta de crédito, puedes acceder a una línea de crédito y pagar con cuotas mensuales todas las cosas que compraste.
  • Si no pagas tus cuotas de tu tarjeta de crédito todos los meses, podrías tener que pagar una cantidad extra por intereses.
  • Puedes usar tu tarjeta de crédito para pagar tus compras en internet porque es un medio de pago más seguro.
  • Pagar en la fecha el monto completo de la factura mensual de tu tarjeta de crédito, puede ayudarte a establecer un historial de crédito.

 

¿Listo para Comprar un Auto? – Evalúa el Costo Total

¿Listo para Comprar un Auto? – Evalúa el Costo Total

Crédito General

El auto. La compra más importante para miles de ecuatorianos en este año.

 

¿Pero sabemos cuánto nos cuesta ser dueños de un auto?

 

Hay que analizar TODOS los costos asociados con el auto en dos momentos: El momento de la compra; y el momento que salimos del patio de carros.

 

GASTOS EN MOMENTO DE COMPRA

 

Los gastos en los que tendrás que incurrir al momento de la compra del auto dependen si compras al contado o a crédito.

Al Contado

Si compras tu auto al contado, tendrás que pagar el valor total del mismo al concesionario o al propietario del vehículo directamente.

Sé precavido cuando vayas a hacer el pago. Trata de hacerlo mediante transferencia o pago en cheque, en lugar de pagar en efectivo. No es aconsejable andar con mucho dinero en efectivo.

 

A Crédito

Si la compra del auto es a crédito, el concesionario y/o entidad financiera te va a pedir entre el 25% al 30% del valor del carro como entrada. Adicionalmente, solicitarán una garantía real equivalente al 150% del monto de la deuda. Es decir, si deseas obtener un crédito para adquirir tu auto por $10.000, deberás presentar garantías por $15.000.

 

Acuérdate: Mientras más pones de entrada menos pagarás en intereses.

Veamos dos escenarios:

VALOR DEL AUTO ENTRADA VALOR DEL CRÉDITO TASA DE INTERÉS PLAZO TOTAL INTERESES

TOTAL A PAGAR

$18.000 $4.500 (25%) $13.500 15,20% 60 meses $5.854,98 $23.854,98
$18.000 $9.000 (50%) $9.000 15,20% 60 meses $3.903,32 $21.903,32

Al duplicar el valor de la entrada, en el segundo escenario, se genera un ahorro de casi $2.000!

 

 

Cuando compras tu auto, también pagarás algunas otras cosas:

  1. Seguro Vehicular – Cuando sacas un crédito automotriz, el auto sirve como la garantía del crédito. Cuando compras a crédito, será obligatorio contratar una póliza de seguro vehicular para proteger el auto frente cualquier tipo de siniestro.

 

En el caso de que compres al contado, esto será opcional, pero debes tomar en cuenta los riesgos asociados con tener un auto, por lo que es aconsejable estar asegurado.

 

Por lo general, se contrata un seguro vehicular a través del concesionario. Un seguro vehicular estándar tendrá los siguientes elementos:

 

  • Prima – La prima es el monto a pagar por la póliza del seguro. En muchos casos el concesionario ofrecerá financiar el valor total de la prima como parte del crédito. El cálculo de la prima depende del valor del vehículo y un análisis de riesgo que realiza la aseguradora.

 

Generalmente, la prima se calcula en función de una tasa. Una vez que hayas escogido que tipo de auto quieres comprar, es aconsejable averiguar con mínimo dos aseguradoras cuánto cobrarán en tasa para asegurar el auto antes de ir al concesionario. Así estarás mejor preparado para negociar la mejor tasa para el seguro al momento de la compra.

 

También es importante averiguar la política de la aseguradora en caso de tener algún accidente. ¿Subirán la tasa automáticamente? ¿Cuánto la subirán?

 

  • Deducible – Un seguro vehicular tendrá un deducible que es el valor a pagar de tu bolsillo en caso de accidente. Generalmente, mientras más alto sea el deducible más bajo será la prima a pagar. Es MUY importante analizar hasta cuánto podrías destinar a un deducible dado que será un gasto imprevisto. ¡Analiza bien tu situación financiera y negocia un deducbile manejable!

 

  • Cobertura y exclusiones – Hay que analizar bien qué tipo de cobertura tienes con el seguro vehicular. Utiliza las siguientes preguntas para averiguar bien:

o   Valor de cobertura – ¿El valor total del auto esta cubierto o solo un porcentaje? En caso de un daño total del auto, ¿cómo se determina cuánto pagar y en qué tiempo se realiza el pago?

o   Cobertura médica – ¿Hay coberturas médicas asociadas con el seguro? ¿Quiénes estan cubiertos? ¿Titular del vehículo y familiares? ¿Y terceros? ¿Hasta qué monto?

o   Auto x auto – En caso de tener un accidente, ¿hay una cobertura auto por auto? Es decir, ¿tendrás acceso a un vehículo prestado mientras reparan tu auto?

o   Exclusiones – ¿Hay algún tipo de reparación excluída de la póliza? ¿Cuáles?

 

  1. Dispositivo de Rastreo – Adicional al seguro vehicular, si sacas un crédito automotriz será obligatorio contratar un servicio de rastreo satelital para poder recuperar el auto en caso de robo. Generalmente los concesionarios te darán la opción de financiar este costo como parte del crédito.

Cuando compras tu auto es importante tomar en cuenta todos estos elementos.

Prepárate antes de ir al concesionario con información sobre los costos referenciales asociados con cada uno para el auto que quieres comprar, así tendrás más éxito en la negociación!

 

 

 

Consejos para obtener un crédito para tu negocio

Consejos para obtener un crédito para tu negocio

Crédito

Autor: Gabriel Villamar

A diferencia de muchos tabúes que dicen que sacar un crédito para el giro del negocio no es muy aconsejable; la obtención de un crédito para negocio puede ser beneficioso para tu empresa. Con el financiamiento correcto podrás incrementar tu capital de trabajo, mejorar tu infraestructura, financiar proyectos y otras actividades más en pro de la empresa. Aquí te dejamos algunos consejos a tomar en cuenta al momento de pedir un crédito para tu negocio.

  1. Identifica el uso del crédito: Es importante que identifiques el uso que le vas a dar al dinero que estás solicitando, es decir en qué lo vas a gastar. De esta manera podrás determinar el monto que necesitas y a qué plazo lo vas a pagar.
  2. Compara diferentes opciones de crédito en diferentes instituciones financieras: Pon a consideración aspectos como las garantías que piden, la tasa de interés, beneficios y tiempo del trámite.
  3. No uses el crédito para pagar deudas: muchas empresas utilizan el crédito para pagar deudas adquiridas con sus proveedores. No es recomendable hacer esto, dado que el objetivo de un crédito es convertirlo en una inversión que generará beneficios e ingresos a la empresa.
  4. Analiza tu capacidad de pago: la capacidad de pago es la cantidad máxima de tus ingresos que puedes destinar al pago de tus deudas. Si tienes deudas previas, es importante que evalúes si estás en capacidad de sacar otro crédito. Lo más aconsejable es obtener créditos que estén dentro de tu capacidad de pago para que puedas pagar a tiempo y mantengas un buen historial crediticio y de esta manera poder obtener otros créditos en el caso de que los requieras.
  5. Fija las fechas de pago del crédito: estas pueden ser mensuales quincenales, trimestrales de acuerdo a lo acordado con la institución financiera y lo más óptimo para el negocio. Una vez acordadas las fechas es importante fijar el monto que se pagará, recuerda no siempre es buena idea optar por pagar al plazo más rápido posible dado que hay que tomar en cuenta la liquidez del negocio y que no se pueden destinar todos los ingresos al pago de créditos.
Ventajas y precauciones en el uso de tarjetas de crédito

Ventajas y precauciones en el uso de tarjetas de crédito

Crédito

Te presentamos algunas ventajas y precauciones que debes considerar si manejas tarjetas de crédito:

VENTAJAS
• Seguridad en el pago, pues te evita llevar efectivo al momento de la compra.
• Si cancelas el saldo total no pagas intereses innecesarios.
• Si tienes un programa de recompensas con tu tarjeta, tus consumos permiten acumular puntos para obtener beneficios.
• Es una importante referencia crediticia, que se toma en cuenta para tu historial de crédito.
• Te permite controlar tu presupuesto si guardas los vouchers para administrar tus gastos.

PRECAUCIONES
Estas dependen más de tus decisiones, que en muchos casos por falta de conocimiento o prudencia, te traen consecuencias financieras dolorosas. Ten cuidado si:
• Compras algo que no está dentro del presupuesto.
• Pierdes el control en los pagos, esto generará un costo alto por intereses de mora o pagos mínimos.
• No controlas los avances de efectivo que haces con la tarjeta.
• Comienzas a diferir todos tus consumos, sobre todo los de bienes que consumes de inmediato como los alimentos.

Para evitar un mal uso de la tarjeta:
• Planifica tu presupuesto mensual, decide qué compras en efectivo y qué con la tarjeta, deja el dinero separado para el pago cuando corresponda.
• Lleva un control de tus consumos corrientes y sobretodo diferidos.
• Haz del ahorro una costumbre sana para obtener descuentos en tus compras al contado.

Recuerda informarte y tomar conciencia de que tus decisiones tienen consecuencias en tu situación financiera. Aprende a utilizar tu tarjeta de crédito a tu favor.