Guía de Supervivencia en Épocas de Fiestas

Guía de Supervivencia en Épocas de Fiestas

Ahorro General Planificación y Presupuesto

Autor: Francisco Velasco

La época de fiestas se acerca, y te hacemos la pregunta: ¿Has planificado el dinero que destinarás para los diferentes gastos relacionados con las festividades como: regalos, cenas y vacaciones?

Es cierto que las fiestas de fin de año son una época de unión familiar y descanso, sin embargo, también implican un gran impacto en la economía y presupuesto familiar.

Al no estar preparado económicamente, las fiestas se pueden convertir en una época cargada de estrés y preocupación.

A continuación te presentamos la Guía de Supervivencia en Épocas de Fiestas para poder sobrellevar las fiestas y disfrutarlas como te mereces.

  1. Conoce tus límites: Es importante tener una reunión familiar y definir el presupuesto designado para las fiestas antes de apresurarse y comenzar a realizar compras. Entre pequeños detalles, grandes regalos, reuniones con amigos, y familiares, las cuentas pueden incrementar dejando grandes deudas familiares. El analizar el presupuesto para las fiestas y realizar un registro de gastos te ayudará en el control de los gastos y a definir un presupuesto que esté a tu alcance.
  2. Planifica tus gastos y ahorra: Es importante generar un colchón algunos meses antes de estas fechas para poder solventar los gastos en la época de fiestas. El ahorro anticipado permite a la familia disminuir el nivel de deudas y empezar el año con ahorros. Al anticipar tus gastos, se pueden hacer comprar algunos meses antes, cuando hay ofertas y descuentos en ciertos productos.
  3. Das regalos para todos? Es necesario dar regalos a todos los miembros de tu familia? Al reducir el número de regalos, vas a reducir tus gastos. Considera dar un regalo grupal por familia, o sé creativo y propón un intercambio de regalos entre tu familia y amigos. De esta manera, solo tendrás que comprar un regalo a un familiar o amigo.
  4. Evita compras de último minuto: Al planificar tus compras, vas a poder conseguir lo que buscas, a un menor precio. Por lo general, las compras de último minuto son más caras ya que no hay más tiempo para buscar más opciones. Organiza tu tiempo y evita el estrés de hacer compras al final.
  5. Realiza tus compras en efectivo: Al realizar las compras utilizando tarjeta de crédito, las personas gastan un 30 % más que utilizando efectivo. El efectivo tiende a hacer que las personas piensen dos veces en lo que van a comprar ya que pueden observar y palpar cómo se está gastando el dinero. Al usar efectivo, vas a gastar dentro de tus posibilidades y no de más.
  6. Analiza cuando usar las tarjetas de crédito: Si vas a realizar tus compras con tarjeta de crédito, se consiente con tus gastos para no sobre endeudarte. Analiza qué compras vas a diferir, y siempre ten en cuenta los intereses que tendrás que pagar si difieres.
  7. Sé creativo y da regalos hechos en casa: Muchas veces el regalo no es lo que importa, sino el detalle y cariño atrás del mismo. Muchas personas aprecian más algo hecho por uno mismo, que algo comprado, sin ningún valor emocional.

Sigue esta guía y verás que no será difícil sobrevivir a las fiestas de fin de año!

Puntos a considerar del incremento del IVA

Puntos a considerar del incremento del IVA

General Planificación y Presupuesto

La economía es cíclica, siempre oscila entre periodos de crecimiento como de contracción. Las crisis económicas se caracterizan por escasez en la producción, comercialización y consumo de productos y servicios. Hoy en nuestro país se viven algunos cambios que afectan el estilo de vida de las persona y debemos aprender a ajustarnos a esta nueva realidad. Te contaremos algunos puntos a considerar del reciente incremento del impuesto al valor agregado IVA del 12 al 14%.

Alrededor del 89% de la canasta familiar que está dirigida al consumo no será impactada por este incremento pues estos productos no se gravan con IVA, entre estos bienes y servicios están los siguientes:

Bienes con IVA 0%
• Productos alimenticios de origen agrícola (frutas, legumbres), avícola, pecuario, carnes en estado natural, es decir ninguno que no haya pasado por un procesamiento o que fue modificado.
• Leches en estado natural, pasteurizadas, en polvo de producción natural, quesos, yogures, leches proteínicas infantiles.
• Pan, azúcar, panela, sal, margarina, manteca, aceites comestibles, fideos, avenas, harinas de consumo humano, enlatados nacionales de atún o sardina.
• Papel bond, libros.
• Energía eléctrica.
• Medicamentos y drogas de uso humano.

Servicios con IVA 0%
• Transporte nacional terrestre y acuático de pasajeros y carga.
• Salud, medicina prepagada, fabricación de medicamentos.
• Alquiler y arrendamiento de inmuebles destinados para vivienda.
• Educación en todos los niveles, incluyendo guardería para niños.
• Impresión de libros.
• Funerarios.
• Servicios administrativos prestados por el Estado y entidades del sector público.
• Espectáculos públicos.
• Peajes en carreteras y puentes.
• Seguros de salud y vida individuales.
• Clubes sociales, gremiales, cámaras de la producción, alícuotas.

Por otro lado, los bienes y servicios que sí incrementarán su precio por el aumento del IVA son los que te indicaremos a continuación, averigua los nuevos precios para que puedas realizar los ajustes respectivos en tu presupuesto y en tus gastos mensuales.

• Productos de higiene personal (cosméticos, pasta dental, jabón, cepillos de dientes, papel higiénico)
• Artículos de limpieza (detergente, desinfectantes, fundas para basura)
• Alimentos procesados
• Comida en restaurantes
• Vestimenta
• Línea blanca
• Autos
• Artículos para la construcción (cemento, pintura)
• Artículos para el hogar (muebles, colchones, cortinas, alfombras,
• Repuestos para el auto (neumáticos, baterías, mantenimiento vehicular)
• Servicios de telefonía celular, internet,
• Áreas de recreación (piscinas, cine, juguetes, hospedaje).

Esta nueva situación obliga a hacer cambios en tus hábitos de consumo y ajustes en tus gastos. Trabaja en familia para identificar tu nuevo presupuesto mensual e identificar los ajustes en conjunto.

Cómo eliminar el hábito de los gastos innecesarios

Cómo eliminar el hábito de los gastos innecesarios

Planificación y Presupuesto

Por tradición, cultura o de cajón, los días de pago vienen a ser los días más importantes del mes y es cuando mayor efecto emocional causan; el sentir seguridad al tener dinero físico en las manos. Este proceso es normal, lo que no es muy normal es el efecto que viene después de este proceso, ¿qué pasa después?

Aparece un mal hábito que te hace sentir bien al hacer gastos por impulso de compras, o lo que se le conoce como compras emocionales: compras por lo que sientes y no por lo que necesites.

En este tipo de compras  realmente no lo piensas dos veces, pues mentalmente no tiene mucho sentido el por qué haces la compra; sin embargo, emocionalmente lo justificas diciendo: “me lo merezco, he trabajado duro, siempre lo he querido, etc.”

Este mal hábito pasa sin que te des cuenta. Los hábitos son importantes para poder llevar tu vida hacia el éxito o hacia el fracaso, tú decides. ¿Qué vamos hacer hoy?

En el día de pago sucede lo siguiente en tu cerebro: me acaban de pagar, ando con dinero y me siento feliz. Por eso quiero gastar aunque después necesite este dinero y si me va mal como siempre, hago un adelanto de salario y lo resuelvo. 

 Una buena decisión para enfrentar esta errónea forma de pensar  es que el día de pago no debes visitar lugares de compra masiva como centros comerciales, mercados, supermercados o restaurantes, puesto que es fácil contagiarse… algo que se llama “contagio de compra colectiva”, que significa que el ser humano se contagia al ver a los demás con bolsas de compras. Si a esto le sumamos el consumo colectivo de compras emocionales, es fácil contagiarse y terminar comprando como si fuese el fin del mundo.

El remedio entonces sería no salir el día de pago, no hace falta. Al comienzo es difícil porque dejar lo bueno cuesta. ¿Quieren un mal ejemplo? La gente que aprende a fumar, ¿cuánto se tarda? 1,2 o 3 días cuando mucho. ¿Cuánto cuesta desaprender ese mal hábito? A veces días, meses o años.

Existen muchos estudios de comportamiento de compras que dicen que la mayoría de personas se arrepienten de lo que compraron en el primer cobro, cuando se compra con la tarjeta o en crédito a plazos.

Si esta quincena saliste corriendo a mal gastar “tu dinero” (en realidad es el de toda la familia) y pasado un día tuviste nada más que lamentos, no tienes de qué preocuparse: tu mente en este momento está programada para hacer lo único que sabe y no sabe hacer. Es por eso que esto se convierte en un hábito. ¡Ajá! Interesante.

Pero, ¿cómo haces para salir de esto?

  1. Toma la decisión mental HOY que el día de pago no saldrás (no le mientas al espejo). Puedes salir un día después o cuando el caos haya pasado.
  2. Escribe HOY en un papel o agenda los únicos gastos que debes hacer el día de pago. No compres más de lo que ya te comprometiste.
  3. Pega esa lista en la refrigeradora o espejo de tu casa y te programarás para no fallar.

Si vuelves a caer, regresa al punto número 1 y repite, intenta hasta lograr el éxito.

 

Todo está en la mente: si fallas en la mente, fallarás también en el proceso, ¿Qué vas hacer a fin de mes? ¿Seguirás en el mismo círculo de derrota o implementarás hábitos nuevos en tu vida?

 

Diez reglas de oro para hacer un presupuesto y cumplirlo

Diez reglas de oro para hacer un presupuesto y cumplirlo

Planificación y Presupuesto

La base de una vida financiera sana es el presupuesto. Te vamos a compartir un  plan para que definas de antemano qué harás con cada uno de los dólares que ganas mensualmente.

Para muchos y muchas solo el escuchar esta palabra “presupuesto” es sinónimo de estrés, de algo muy complicado, aburrido o necesario solo para quienes tienen mucho dinero.

Te decimos que No es verdad. El presupuesto es necesario para todos y puede ser tan fácil o difícil como tú lo quieras; al final, son tus metas las que se van a cumplir.

El presupuesto es el primer paso para alcanzar cualquier objetivo financiero: ahorrar, salir de deudas, irse de viaje, etc., un plan es imprescindible.

 A continuación te presentamos las diez reglas de oro para hacer un presupuesto y cumplirlo:

 

1. Conoce porqué hacer un presupuesto

Ten siempre en mente que tu presupuesto te ayudará a definir planes para alcanzar metas específicas y concretas de corto y largo plazo. Si, por el contrario, tratas de poner tus cuentas en orden porque alguien dijo que era buena idea, no tendrás un incentivo suficientemente fuerte que te mueva a cumplir tu presupuesto.

2. Se realista

No elabores un presupuesto tan rígido que sea imposible de cumplir y que esté demasiado alejado de tu realidad. Se lo más sincero posible contigo mismo y recuerda que establecer objetivos muy ambiciosos y difíciles de cumplir puede causar frustraciones que te llevarán a desistir con facilidad.

3. Ten fuerza de voluntad

Se disciplinado/a pero flexible. Comprométete a cumplir con el nivel de gastos establecido en tu presupuesto, pero si no está funcionando, que no te dé miedo. Las circunstancias pueden cambiar en cualquier momento, así que no se trata de abandonar tus planes sino de hacer los ajustes necesarios y volver a empezar.

4. No sobreestimes tus ingresos

Un presupuesto siempre se debe realizar teniendo en cuenta los ingresos que se reciben con regularidad. Si se registran ingresos que no están seguros si los van a recibir, se podrían generar presiones que irían en contra de tu estabilidad económica.

5. Prioriza tus gastos

Lo importante no es limitarse, sino saber administrar bien tu dinero, comprando lo indispensable y pagando tus cuentas a tiempo para evitar cargos de mora y mal historial crediticio. Prepara una lista para clasificar gastos y así eliminar los superfluos.

6. Planifica eventos inesperados

No caigas en el error de no contar con un fondo de emergencias para afrontar imprevistos y emergencias, como accidentes, pérdida de empleo o una enfermedad. Destina una proporción mensual de tus ingresos, así sea pequeña inicialmente, e inclúyela dentro de tu presupuesto para que estés preparado por si sucede algún evento desafortunado o inesperado.

7. No olvides los gastos ocasionales

Incluye en tu presupuesto los gastos que haces esporádicamente, como el pago de impuestos cada año, la fiesta de cumpleaños de tus hijos o los regalos de navidad. No olvides tampoco contabilizar los gastos asociados a compras que realices, como por ejemplo, los de escrituras, títulos y traspasos cuando adquieres vivienda propia.

8. Anota tus gastos diarios

La mejor manera para conocer tus patrones de consumo y poder mejorarlos, es llevar las cuentas de tus pagos. Saber en qué se te va tu plata todos los días e identificar a conciencia tus “vicios de gasto” (ej. comprar ropa innecesaria) te representará un ahorro hacia adelante o, por lo menos, no te generará un faltante al final del mes.

9. No mezcles tus cuentas

Si eres independiente, no mezcles tus cuentas personales con las de tu propio negocio pues corres el riesgo de confundir fácilmente de dónde viene el dinero y terminar quitándole a uno para ponerle al otro. Recuerda que si las cuentas están claras, podrás saber cuál es la situación real de tu negocio y las posibilidades de que perdure y crezca serán mayores.

10. Habla con los miembros de tu familia

Ten en cuenta los deseos y necesidades de cada uno de los miembros de tu familia, para que ellos se sientan parte del plan. Si todos comprenden cuál es el propósito de tener un presupuesto, posiblemente se esforzarán más por hacer que éste sea exitoso y evitarán gastar de más o cuando no sea necesario.

 

Recuerda que hacer tu presupuesto es muy importante y controlarlo aún más.

 

¿Por qué tu presupuesto no funciona?

¿Por qué tu presupuesto no funciona?

Planificación y Presupuesto

Cuando por fin te convences de elaborar tu presupuesto, te tomas unos días para comenzar a hacerlo, y a la final te terminas desanimando al sentir que no funcionará como te ha pasado en ocasiones anteriores.

 

¿Qué está fallando?

 

Por lo general, no suele haber una sola causa, sino la combinación de varias. La mayoría de éstas se deben a la falta de experiencia presupuestando y de análisis de las finanzas personales que hacen que las personas tiren la toalla a la primera.

 

Algunas  razones que suelen estar detrás de tus frustraciones al presupuestar son:

 

  • Como no conoces tus gastos, los montos presupuestados no son correctos.

Por lo general, cuando se pregunta a las personas sobre cuánto gastan en combustible o en comida, contestan “más o menos $…”. Esto es un claro indicativo que no saben en realidad cuánto están gastando y  por esto, al hacer los primeros ensayos se encontrarán con montos menores o mayores a la realidad.

  •  Se te olvida presupuestar los gastos hormigas

Nos pasa a todos, seguro te acuerdas de todos los gastos grandes (la renta, el pago de las deudas, el colegio de los niños, etc.) pero no de los pequeños, del día a día: el café de la tarde, los almuerzos de cumpleaños en la oficina, la repostería de la tarde, entre otros. Todos estos gastos suelen desestimarse de forma recurrente porque al pensar que no son “tan altos”, se cree que no hacen mucha diferencia. Sin embargo, precisamente la suma de todos ellos puede acabar con tu presupuesto.

  • Llevar un control de gastos implica un hábito

La primera parte es hacer un presupuesto, pero la tarea apenas empieza ahí. También debes llevar un control de tus gastos, para saber si realmente estás gastando según lo planificado. Este proceso es un hábito que no se adquiere de la noche a la mañana y si dejas pasar 2 o 3 días sin anotar cuánto has pagado, te desanimas y no vuelves a ver tu plan. ¡No te des por vencido! No importa si se te han ido un par de días, siempre puedes continuar y hacerlo mejor el siguiente mes.

  •  No tienes un fondo de emergencia

Este ahorro te permite afrontar los momentos inesperados: un despido, la muerte de un familiar, una enfermedad u otra emergencia. Cuando se presenta la situación, recurres a este fondo y así evitas salirte de presupuesto.

¿Qué pasa? Pocas personas van armando este fondito y cuando les llega la emergencia, están obligados a usar el dinero que habían planificado para otro rubro. Es entonces cuando el presupuesto dejó de funcionar.

  •  Crees que vas a hacer grandes cambios desde el día #1

Este es un comportamiento normal en el ser humano. Cuando estás motivado crees que puedes hacer cambios radicales de un día para otro. Cuando haces tu presupuesto, comienzas con una alta motivación, pensando en no volver a tener gastos innecesarios y recortando (en papel, al menos) tus rubros a la mitad. A medida que el mes va pasando, tu fuerza de voluntad va cediendo y tus gastos se comportan muy parecidos a los meses anteriores. Por esto, si realmente quieres hacer cambios significativos en tu vida, hazlo con buena voluntad y un paso a la vez.

Finalmente, recuerda que en general, nadie te ha enseñado a llevar un plan y un control de gastos, aunque es necesario desde los primeros ingresos que has recibidos. Al presupuestar, tú estás tomando control sobre tu dinero, no permitas que el dinero te controle a ti.

 

¿Te animas a tomar control de tu dinero?

 

Test: ¿Diciembre fin de año o el fin de tus finanzas?

Test: ¿Diciembre fin de año o el fin de tus finanzas?

General

Llena el siguiente test y asegúrate que Diciembre sea un mes de paz y no el fin de tus finanzas.

1. Te invitan a un intercambio

a) No participo en todos a los que me invitan y menos en aquellos donde exigen regalos costosos

b) Procuro participar en la mayoría, con el décimo tercero no hay pretexto para no hacerlo.

c) De inmediato acepto, no me gusta que piensen que soy un grinch.

 

2. Los regalos de esta Navidad, pienso comprarlos:

a) La mayoría los compré durante al año, no pienso hacer compras de último momento.

b) Con mi décimo tercero.

c) Con mi tarjeta de crédito a varios meses sin intereses.

 

3. El fin de año pasado:

a) Compré en descuento lo que necesitaba.

b) Adquirí un par de productos en oferta aunque no los necesitaba en ese momento.

c) Aproveché todas las promociones posibles, aunque comprometí mi décimo e ingresos futuros.

 

4. ¿Tienes el hábito de hacer un presupuesto mensual?

a) Si, llevo un registro escrito de mis ingresos y gastos.

b) Si, llevo un registro mental de mis ingresos y gastos.

c) No, pienso que es perder el tiempo.

 

5. En enero hay pagos importantes que hacer: el impuesto predial y otras obligaciones… ¿Cómo piensas cubrirlos?

a) Una parte del décimo tercero lo apartaré para estos gastos.

b) Probablemente tendré que pedir prestado.

c) Para qué pensar en eso, si todavía no llega ese día.

 

6. ¿Qué harías con tu décimo tercero?

a) Liquidar deudas y comenzar un plan de ahorro e inversión.

b) Cumplir algunos deseos y pagar parte de mis deudas.

c) Gastarlo en ropa, tecnología y otros “lujos” que me merezco.

 

7. Tienes un fondo de ahorro para emergencias:

a) Sí, al menos tengo ahorrado tres meses de mis gastos mensuales.

b) Lo he intentado en el pasado, pero termino siempre usándolo como mi “caja chica”

c) No, para eso está la tarjeta de crédito.

 

8. Entre tus propósitos de año nuevo ¿está iniciar un plan de ahorro o inversión?

a) Sí, para alcanzar mis metas financieras.

b) No, primero quiero liquidar mis deudas.

c) No, no me alcanza mis ingresos para ahorrar, mucho menos para invertir.

 

9. La cuesta de enero es:

a) Un mito, enero será un mes como cualquier otro, si hoy administro mi décimo.

b) Una realidad: hay que apretarse el cinturón en esos días.

c) Una ley, cada año tengo que empeñar algo para ajustar mi mes.

 

10. ¿Tienes contratados seguros que respalden tu patrimonio?

a) Sí, tengo contratados los seguros que necesito.

b) No, aunque quisiera no me alcanza mi sueldo.

c) No, porque los seguros atraen malas energías

 

Resultados:

Suma todas tus respuestas a=1,  b=2 y c=3

 

10 – 16 puntos

Tendrás un próspero año 2016 debido a que eres preventivo, practicas el consumo inteligente y usas el crédito a tu favor.

 

17 – 23 puntos

Es incierto tu futuro financiero. No se puede decir cuál es tu futuro balance de este 2015, pero estás a tiempo de cambiar ese resultado. Te recomendamos ser más cauteloso en tus decisiones, no malgastar tu décimo tercero, guardar una parte de éste para los gastos de enero y otra parte para iniciar tu plan de ahorro e inversión que te permita realizar cambios significativos en tu vida financiera. Si usas el crédito, analiza primero tu capacidad de pago.

 

24 – 30 puntos

Estás en aprieto con tus finanzas. No te preocupa el futuro, sin embargo comprometes el presente. Cambia de rumbo y aprovecha tus ingresos extras en diciembre para ordenar tus finanzas e iniciar el nuevo año con pie derecho. No cometas los mismos errores del pasado.

 

 

Ir de compras a otro país, ¿qué gastos debes considerar?

Ir de compras a otro país, ¿qué gastos debes considerar?

Planificación y Presupuesto

Autor: Nicolás Gavilanes

Si piensas salir de viaje y realizar compras en el exterior, es muy importante saber cuánto dinero necesitas y los gastos que debes planificar para que no te quedes con las ganas de comprar eso que tanto querías. Sigue los consejos a continuación para que puedas lograr tus objetivos de compras.

 

  1. Define tu destino

Al salir del país es importante que puedas analizar algunos aspectos importantes del lugar en donde realizarás tus compras y que no tengas que pasar malos ratos a causa de no considerar los tipos de cambio o los impuestos de aduana.

 

  1. Revisa las salvaguardias

Existen ciertas restricciones que el gobierno ecuatoriano ha implementado en sus fronteras para el ingreso de productos del exterior. Esto puede afectar en tu viaje si no provisionas el porcentaje adicional que debes pagar para ingresar al país después de realizar tus compras en el exterior. Puedes informarte de los aranceles impuestos en la aduana visitando www.aduana.gob.ec

 

  1. Revisa el tipo de cambio

En la actualidad se ha visto una gran actividad en la frontera norte del país a causa de la devaluación de la moneda colombiana. Si piensas viajar a Colombia toma en cuenta el tipo de cambio del peso colombiano con respecto al dólar al momento de realizar tu compra si es que realizarás tus pagos en efectivo. Además siempre ten presente que si tus pagos son en efectivo en la mayoría de establecimientos te ofrecen un descuento en tus compras. Si tus compras van a ser en efectivo debes averiguar el tipo de cambio tanto en tu localidad, como en el país que vas a visitar ya que estos suelen variar en poca cantidad, por eso es importante que puedas cambiar: la mayor cantidad de moneda extranjera por la menor cantidad de tu moneda nacional.

 

  1. Considera los costos si compras con tarjeta de crédito/débito

Si tus compras las piensas realizar mediante tarjeta de débito o crédito bancario ten muy presente que debes activarlas antes del viaje, para que puedan funcionar. Esto lo puedes realizar acercándote o llamando a las agencias correspondientes de tus tarjetas. Adicionalmente, no olvides que en todo pago realizado en tarjeta de crédito en el exterior, tendrás que pagar el 5% de impuesto de salida de divisas.

Finalmente, recuerda que lo más importante a la hora de realizar tus comprar, es que compres lo que necesites y no entres en gastos excesivos que pueden afectar a tus finanzas personales a futuro.

 

Los Costos de la Educación Superior en Ecuador

Los Costos de la Educación Superior en Ecuador

Planificación y Presupuesto

Autor: Nicolás Gavilanes

La educación superior en el Ecuador ha sido un tema muy anunciado en diversos medios de comunicación durante el segundo semestre de 2015, debido a que sus altos precios han generado descontento en la población.

Uno de los aspectos que inquietan en la actualidad son los costos de las matrículas y las pensiones de las instituciones que han subido cada año y en algunos casos han registrado incrementos significativos que han imposibilitado a muchos cumplir sus metas educativas por falta de recursos económicos. El costo promedio de una carrera profesional en una institución privada es de USD 5.425 anual. En una institución pública el Estado cubre los costos educativos y los estudiantes pagan una cantidad mínima por su educación.

Con estos precios e incrementos en la educación superior, las familias ecuatorianas enfrentan un reto bastante grande en su economía ya que la mayoría no cuenta con el financiamiento necesario para cubrir la inversión que la educación superior representa.

El Estado Ecuatoriano ha tomado medidas debido a los últimos incidentes en las instituciones por el alza de precios en las matrículas. El Consejo de Educación Superior (CES) aprobó este 27 de agosto del 2015 el reglamento para la regulación de aranceles, matrículas y derechos en las instituciones de educación superior particulares, donde se regulariza el incremento de costos en las diferentes carreras. Por otro lado, la Secretaría Nacional de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación, SENECYT, es la única entidad pública que ofrece becas de financiamiento para los ecuatorianos, sin embargo estas becas son limitadas y existe una demanda muy alta de las mismas.

Instituciones educativas privadas, también ofrecen opciones de becas y de financiamiento para los estudiantes, sin embargo, también son limitadas y se ofrecen por méritos académicos, deportivos y situación económica de la persona.

En la actualidad las entidades financieras privadas ofrecen programas de financiamiento o préstamos para personas que deseen realizar estudios de tercer nivel, cuarto nivel, capacitación, perfeccionamiento, entrenamiento profesional e investigación en el país o en el exterior.

Es importante planificar de acuerdo a la situación financiera de cada persona para poder alcanzar las metas relacionadas con el desarrollo profesional. Sin una planificación adecuada y anticipada, es posible que no se puedan cumplir las metas y queden las carreras sin terminar. Es muy importante evaluar todas las alternativas con las que existen en el sistema educativo del país y planificar para cumplir este objetivo, ya sea por medio del financiamiento del Estado, privado o propio en el mejor de los casos.

En épocas de vacas flacas, ¡aprovecha al máximo cada dólar!

En épocas de vacas flacas, ¡aprovecha al máximo cada dólar!

Ahorro Planificación y Presupuesto

La confluencia de la caída del precio de petróleo, un dólar fuerte y desastres naturales (erupciones, el fenómeno del niño) generan problemas graves para la economía ecuatoriana, ¿pero será que estos mismos problemas pueden afectar el bolsillo del hogar? Independientemente de cuándo empezó la “época de vacas flacas,” en momentos de crisis siempre es aconsejable tomar medidas de forma proactiva, o ANTES de sufrir alguna consecuencia de los problemas de la economía nacional. Así, podrás minimizar el impacto en tu bolsillo y tener más control sobre los ajustes que tendrás que realizar en tu estilo de vida.

Sigue los cuatro pasos a continuación para estar preparado/a.

1. Analiza tus gastos
En épocas de vacas flacas es imprescindible tener los gastos del hogar bajo control. Para tenerlos bajo control, primero tienes que entender en qué estás gastando el dinero. Puede parecer sencillo hacer una lista de tus gastos, pero en realidad no lo es. De forma consciente o no, gastas el dinero en cosas que pasas por alto y que no tienes registrado. Durante mínimo una semana, lleva un registro de CADA CENTAVO que se gasta en tu hogar. (Aprende como aquí: https://www.youtube.com/watch?v=jVjuZPv99ew ). El registro de gastos es una foto de tus finanzas y te ayudará a formar un plan para realizar ajustes.

2. Realiza ajustes
Con el registro de gastos en mano, aplica la técnica PERC. Revisa cada uno de tus gastos y divídelos en las siguientes categorías:

• Gastos que puedes POSPONER. ¿Necesitas cambiar de muebles ahora? ¿Puedes viajar fuera del país otro año? ¿Es necesario comprarte otro vestido, o puedes re-utilizar uno que ya está en tu closet?

• Gastos que puedes ELIMINAR. El registro de gastos seguramente te hizo caer en cuenta que estás gastando en “cositas” que no son estrictamente necesarias. Desarrolla algunas estrategias para no gastar por impulso y así podrás eliminar estos gastos fácilmente.

• Gastos que puedes REDUCIR. ¿Gastas mucho en taxis? ¿En almuerzos? ¿En salidas con amigos? Identifica cómo y cuánto puedes reducir tus gastos y procura ser realista. Si te acostumbras a salir cuatro veces por mes con amigos, reduce las salidas a dos. No es aconsejable ni realista cambiar todos tus hábitos de gasto de una.

• Gastos que puedes CONSERVAR. Dentro del listado de tus gastos habrán algunos que no puedes ajustar. Suma estos gastos y compara el total con tu ingreso neto del hogar. Si estás gastando todo lo que ganas en tus gastos estrictamente necesarios, es hora de realizar ajustes en tu estilo de vida. Tienes que dejar un margen para gastos no planificados y como prioridad, el ahorro.

3. Toma la decisión de ahorrar
Aunque el ahorro es un componente vital para la salud financiera y seguramente sabes que lo es, a lo mejor no ahorras de forma regular. ¿Por qué? Por una sencilla razón: no has tomado la decisión de ahorrar. El ahorro es una decisión. No es el resultado de tus circunstancias. Es una decisión de apartar parte de tu ingreso hoy para tu bienestar mañana. En épocas de vacas flacas el ahorro se vuelve más importante que nunca.

Si no tienes ahorros, toma la decisión de ahorrar desde ya y crea un fondo para emergencias. Tarde o temprano – una enfermedad, un robo, un accidente, la pérdida del trabajo o incluso un desastre natural – llegará.

En épocas de vacas flacas, el acceso a crédito se reduce y los potenciales riesgos suben. Protégete ante lo que puede venir ahorrando mínimo un 10% de lo que ganas cada mes. La decisión de ahorrar depende de ti, y de nadie más.

4. Acostúmbrate a vivir con menos
En los últimos años, Ecuador ha vivido un “boom” del consumismo. La situación económica que vive el país necesariamente traerá consigo procesos de reajuste. No esperes hasta que las autoridades realicen cambios a nivel macro para efectuar ajustes en tu estilo de vida. Analiza cuáles son tus necesidades y prioridades como familia y asegura que las tengas cubiertas. Para lo demás, prioriza en qué gastas el dinero. Es el momento de ser conservador y ahorrar. Recuerda que vivir con menos, no significa vivir menos. Significa administrar de mejor forma lo que tienes.

¿Cómo terminar la época de vacaciones con el bolsillo lleno?

¿Cómo terminar la época de vacaciones con el bolsillo lleno?

Planificación y Presupuesto

Autor: Nicolás Gavilanes

Al igual que en la época de Navidad y Año Nuevo, las vacaciones escolares representan otra temporada de fuertes gastos. La planificación previa de los gastos extraordinarios para la época de vacaciones es una práctica vital para la salud de nuestras finanzas personales.  Pero, al contrario, en vez de planificar antes, muchas familias terminan la temporada con los bolsillos vacíos. Esto se debe a que no se tiene una planificación previa de los gastos que se generan en estas fechas. Cuando inician clases de nuevo, muchas familias ya han ocupado sus ahorros y sacan nuevos créditos  para cubrir los nuevos gastos.

Este año te invitamos a tomar control de los gastos que tienes relacionados con las vacaciones. Aparte de tus gastos regulares, los gastos extraordinarios que debes planificar con antelación incluyen:

 

  • El Viaje

Es muy común el querer viajar durante la época de vacaciones y aprovechar el tiempo libre. Muchas familias cometen el error de no planificar sus viajes con anticipación. Terminan gastando más de lo esperado por pagar precios de temporada.

 

  • Cursos o clases de verano

Es normal también que en esta época se realicen campamentos o cursos vacacionales que ayudan a ocupar el tiempo libre de tus hijos. Recuerda que estas actividades también involucran una inversión a la que debes estar preparado/a. Por lo general hay una oferta amplia de cursos o actividades gratuitas durante la época de vacaciones. Busca oportunidades proactivamente y con antelación ya que muchas veces hay cupos limitados.

 

  • Las Inscripciones

Ya sea que tengas hijos o seas estudiante, no te olvides de los gastos asociados con el inicio de clases. Aparte de los útiles escolares, muchas veces los precios de inscripciones incrementan. Averigua con tiempo el precio que pagarás en el nuevo año escolar y busca ofertas para la compra de los útiles.

 

La planificación de los gastos extraordinarios debe formar parte del presupuesto familiar y estar acorde a tus posibilidades. No olvides de pensar también en aquellos imprevistos que podrían surgir como algún accidente de tránsito, enfermedades o robos.  Tanto los gastos extraordinarios como los imprevistos representan una parte importante del presupuesto familiar. Planifícalos con tiempo!