Términos importantes que debes conocer si tienes una tarjeta de crédito

Términos importantes que debes conocer si tienes una tarjeta de crédito

Crédito General

A continuación, se presentan los términos más importantes de una tarjeta de crédito, que te ayudarán a usarla mejor:

  1. Cupo: Es el monto de crédito asignado que se puede gastar en la tarjeta de crédito. Hay cuatro tipos de cupo detallados en el estado de cuenta:
  • Cupo aprobado – Es el monto total de crédito asignado.
  • Cupo utilizado – El monto de dinero utilizado hasta la fecha.
  • Cupo disponible – La diferencia entre cupo total y utilizado.
  • Cupo de avances – Una parte del cupo total que se puede destinar a un avance.
  1. Avance de efectivo: Un crédito que se puede sacar en efectivo en una agencia del banco que emitió la tarjeta o por cajero automático. El avance en efectivo es cargado a la tarjeta de crédito y tiene un costo por el uso de este servicio.
  1. Fecha de corte: Es el día en que se genera el estado de cuenta.
  1. Fecha de pago: Es la fecha máxima de pago antes de caer en mora, usualmente es 15 días posterior a la fecha de corte.
  1. Saldo total a pagar: Corresponde a todos los gastos realizados con la tarjeta hasta la fecha de corte. Este monto es el que se recomienda pagar cada mes.
  1. Tasa de interés Es la tarifa que cobran las instituciones financieras por prestar dinero. La tasa máxima que se puede cobrar en créditos con tarjeta de crédito en Ecuador es de 17,3%.
  1. Pago diferido: El pago diferido se decide en el momento de la compra, cuánto puedes o quieres pagar cada mes y por cuántos meses. Vas a realizar ese mismo pago de forma mensual hasta cancelar el valor total de la compra.
  1. Pago mínimo: El pago mínimo es la cantidad más pequeña requerida por la institución financiera o emisor de tu tarjeta, para mantener tu crédito vigente y no reportarte en mora.
  1. Tasa de interés por mora: Es una tasa de interés adicional, autorizada y regulada por la Superintendencia de Bancos, que se cobra por pagos atrasados.
  1. Gastos de cobranza: Son un gasto asociado con la recuperación de los pagos atrasados.
  1. Detalle de transacciones: Cada mes sugerimos revisar esto en detalle y guardar todos los recibos de los consumos hechos con la tarjeta. Así, cuando llegue el estado de cuenta, puedas comparar los recibos con la información de esta sección.
Conoce sobre el pago mínimo de tu tarjeta de crédito

Conoce sobre el pago mínimo de tu tarjeta de crédito

Crédito General

Pagar el saldo mínimo de tu tarjeta de crédito suele sonar tentador, ya que son pagos pequeños fáciles de cubrir, y te hacen sentir como si tuvieras tus finanzas bajo control. Incluso podrías llegar a pensar cómo alguien pagaría más del mínimo requerido, si el banco sólo exige una pequeña cantidad para estar al día.

Conoce más sobre el pago mínimo y evita caer en situaciones indeseables para tus finanzas.

¿Qué es el pago mínimo?

El pago mínimo es la cantidad más pequeña requerida por la institución financiera o emisor de tu tarjeta, para mantener tu crédito vigente y no reportarte en mora. Este monto lo puedes encontrar en tu estado de cuenta mensual.

 

¿Qué pasa si solo pagas el pago mínimo?

Si decides sólo pagar el mínimo en tu tarjeta puedes demorarte varios años en liquidar tu deuda. Se recomienda utilizarlo en ciertas ocasiones. Hay momentos en los que la situación financiera del hogar es complicada y no se llega a pagar el saldo total, en este caso se puede pagar el mínimo, pero debe ser temporal, no hacer una costumbre.

Si tus deudas son demasiado altas que ya no te queda otra opción más que pagar los mínimos te recomendamos refinanciar tu deuda y dialogar con tu institución financiera sobre tu situación. Si decides obtener un nuevo crédito para pagar esa deuda, debe permitirte pagar en menos tiempo, y con pagos mensuales iguales o menores a los que realizas actualmente pagando solo el mínimo.

 

Puntos importantes si utilizas el pago mínimo:

  1. Utiliza sólo en casos de emergencia: Paga el mínimo para no afectar tu historial y evitar los intereses de mora. Úsalo únicamente si tienes algún imprevisto que te impida cubrir el pago completo de tus consumos en tu tarjeta de crédito.
  2. Conoce cómo se calcula el porcentaje de tu pago mínimo: Averigua con tu banco qué porcentaje de tu pago mínimo será para el pago de capital. Te permitirá tener un mejor panorama sobre tus deudas.
  3. Paga más del pago mínimo: Realiza tus pagos completos cada mes, incluso el total de tu deuda. Esto evitará los altos intereses, comisiones y recargos.

 

Razones para evitar pagar el mínimo:

  1. Pagarás más intereses: Tendrás que pagar mucho interés por la deuda de tus tarjetas de crédito. Si sólo realizas el pago mínimo cada mes, la mayor parte de tu dinero se irá a pagar los costos de interés, y sólo se va a reducir el capital en una pequeña cantidad.
  2. Te demorarás demasiado tiempo en pagar: Pagando sólo los mínimos de las tarjetas vas a sentir como si las estuvieras pagando por el resto de tu vida. Te tomará años pagar la deuda y pagarás un monto que puede llegar a ser varias veces mayor a la deuda original.
  3. Será más difícil obtener nuevos préstamos: Si deseas obtener otro préstamo, es muy difícil que lo consigas con este comportamiento de pago de tu crédito actual. Si pides un préstamo, la institución financiera va a evaluar tu capacidad de pago y será difícil calificar como candidato debido a tu historial.

 

Recomendaciones para evitar pagar el pago mínimo:

  1. Gasta menos, encuentra espacios para postergar, reducir o eliminar gastos mensuales. Usa este dinero para pagar tu deuda con tu tarjeta de crédito.
  2. Paga siempre más del mínimo. Incluso pequeñas cantidades hacen la diferencia.
  3. Evita la tentación de endeudarte de nuevo después de haber pagado tus deudas, y evita seguir acumulando deudas mientras te encuentra en el proceso de pago.

 

El pago mínimo es un recurso para casos de emergencia que te permite mantener vigente tu crédito. Si recurres a este instrumento debe ser porque no puedes pagar el saldo total, esta debe ser la excepción más no la regla. Toma control de tus deudas y cuida tu situación financiera.

Deja de hacer estas cosas si estás intentando pagar la deuda de tu tarjeta de crédito

Deja de hacer estas cosas si estás intentando pagar la deuda de tu tarjeta de crédito

Crédito General Uncategorized

Si finalmente has decidido tomar en serio tu deuda con tu tarjeta de crédito, entonces debes estar pagando más de mínimo cada mes con el objetivo de que la deuda llegue a cero lo más pronto posible. Si esta es tu situación, felicitaciones, has tomado el camino correcto.

Sin embargo, un correcto plan de pagos incluye conocer aquellos errores que debes evitar para no reducir o revertir el progreso que has hecho.

A continuación, te indicamos los errores que las personas cometen mientras tratan de pagar sus deudas con tarjetas de crédito:

  1. Usar las tarjetas de crédito para pagar todo

Este es un gran error, porque resulta muy fácil acceder a la tarjeta para pagar cosas como una visita al supermercado o el pan en la panadería. Es mucho más difícil pagar tus deudas si sigues aumentando tu saldo cada mes.

El principal problema es que cuando pagas tus compras con una tarjeta, se vuelve más difícil rastrear todos tus gastos. Te encontrarás con un saldo a final de mes que no podrás pagarlo en su totalidad.

La mejor forma de prevenir este error- Haz un presupuesto que incluya tus gastos fijos y variables, tu ahorro y tus pagos de deudas, de esta forma no gastarás más de lo que puedes cada mes.

Si quieres ser un poco más estricto, desvincula a tus tarjetas de cuentas en aplicaciones, páginas web, etc., evita ir a lugares donde usas la tarjeta; y si esto no funciona, puedes literalmente congelar tus tarjetas en el congelador.

  1. Usar las tarjetas como un fondo de emergencias

Una de las consecuencias de no contar con un fondo de ahorro para emergencias, es que cuando un imprevisto ocurre, tienes que usar la tarjeta para poder cubrirlo.

Es por esto por lo que es sumamente importante construir un fondo de al menos un mes de tu sueldo antes de comenzar a querer deshacerte de tus deudas con la tarjeta. Una vez que estés progresando en pagar tu deuda, debes continuar en la construcción del fondo hasta llegar al menos a tener seis meses de tu sueldo. De esta forma, la próxima vez que tengas que hacer un gasto de sorpresa o estés en una situación apretada con tus finanzas, puedas utilizar tu fondo en lugar de usar la tarjeta.

  1. Pagar demasiado rápido la deuda

A pesar de que suene contraintuitivo, puedes terminar perjudicándote y afectando tus finanzas si comienzas a destinar todo a tu deuda, y no dejas el dinero suficiente para cubrir gastos necesarios como alimentación o arriendo.

Tener que usar nuevamente tu tarjeta de crédito después de haber pagado la deuda, pero con tus finanzas en aprietos, te llevará a un ciclo de pagar-gastar-pagar. Para evitar esto, debes asegurarte de que tus pagos de la deuda estén en niveles que puedes administrar y que te dejen con el espacio suficiente para cubrir otros gastos y ahorrar.

  1. Pagar tu deuda con otra deuda

Cuando tienes varias deudas en tus múltiples tarjetas de crédito, sacar otro crédito para pagarlas, para que de esta forma tengas que hacer solo un pago mensual puede ser una práctica simple y eficiente. Sin embargo, el problema está en que, si no pones en orden tus hábitos de gastos, ver un balance de cero en tus tarjetas puede hacer que regreses a utilizarlas.

Otro punto para considerar es que, aunque tengas un crédito con buenas condiciones, tu cuota mensual puede ser más alta de lo que puedes cubrir, llevándote nuevamente al ciclo de pagar-gastar-pagar. Si decides ir por este camino, analiza bien la situación financiera a la que te enfrentarás para ver si te conviene o no.

 

Fuente: Learnvest

Buenos hábitos en el uso de la tarjeta de crédito

Buenos hábitos en el uso de la tarjeta de crédito

Crédito General

Autora: Michelle Guerrero

Las tarjetas de crédito pueden ayudarte con tus gastos y a construir tu historial de crédito. Sin embargo, si no sabes darles un uso adecuado, al final del mes puedes tener un saldo que no vas a poder pagar. Si los estados de cuenta de tu tarjeta de crédito te están empezando a hacer sudar, aquí hay algunos consejos que te ayudarán a usar tus tarjetas de manera más responsable.

  1. Profundiza en tus hábitos de consumo

En primer lugar, debes pensar cuáles son las causas de los gastos de tu tarjeta de crédito que sientes que no puedes controlar. ¿Realizaste una compra por impulso? ¿Había descuentos que no podías dejar pasar? Para que no te vuelva a pasar esto, debes analizar tu presupuesto e identificar los gastos que puedes pagar sin entrar en una zona de peligro.

  1. Ten una sola tarjeta de crédito

Al tener varias tarjetas de crédito, puede resultarte difícil controlar los gastos de todas tus tarjetas. Debes quedarte con una tarjeta, tomando en cuenta que la misma te brinde beneficios y recompensas. Por ejemplo, si viajas mucho, una tarjeta que te ofrezca recompensa de línea aérea o de viaje, puede ser de gran utilidad para tu estilo de vida.

Recuerda que tu puntaje crediticio está determinado por la duración de tu historial de crédito y qué tan buen pagador has sido.

  1. Conoce el cobro de anualidad y tasas de interés

Es importante que conozcas cuál es el porcentaje anual por el uso de la tarjeta de crédito, las tarifas por los servicios que te ofrece, y no olvides que debes ser responsable y realizar tus pagos a tiempo. Las tarifas generalmente se encuentran detalladas en el contrato de tu tarjeta de crédito.

Igualmente debes informarte de la tasa de interés mensual, en caso que realices un gasto que no puedas pagar de contado.

  1. Establece un recordatorio para realizar tus pagos

El pago de tus estados de cuenta a tiempo influye en tu puntaje crediticio. Anota la fecha de pago, ten un recordatorio que te ayude a efectuar tus pagos a tiempo, así lograrás tener una mayor organización.

Espero que estos consejos te ayuden a darle un mejor uso a tu tarjeta de crédito, y de esta forma puedas tener un mayor control de los gastos que realizas.

Fuente: Learnvest

Ventajas y precauciones en el uso de tarjetas de crédito

Ventajas y precauciones en el uso de tarjetas de crédito

Crédito

Te presentamos algunas ventajas y precauciones que debes considerar si manejas tarjetas de crédito:

VENTAJAS
• Seguridad en el pago, pues te evita llevar efectivo al momento de la compra.
• Si cancelas el saldo total no pagas intereses innecesarios.
• Si tienes un programa de recompensas con tu tarjeta, tus consumos permiten acumular puntos para obtener beneficios.
• Es una importante referencia crediticia, que se toma en cuenta para tu historial de crédito.
• Te permite controlar tu presupuesto si guardas los vouchers para administrar tus gastos.

PRECAUCIONES
Estas dependen más de tus decisiones, que en muchos casos por falta de conocimiento o prudencia, te traen consecuencias financieras dolorosas. Ten cuidado si:
• Compras algo que no está dentro del presupuesto.
• Pierdes el control en los pagos, esto generará un costo alto por intereses de mora o pagos mínimos.
• No controlas los avances de efectivo que haces con la tarjeta.
• Comienzas a diferir todos tus consumos, sobre todo los de bienes que consumes de inmediato como los alimentos.

Para evitar un mal uso de la tarjeta:
• Planifica tu presupuesto mensual, decide qué compras en efectivo y qué con la tarjeta, deja el dinero separado para el pago cuando corresponda.
• Lleva un control de tus consumos corrientes y sobretodo diferidos.
• Haz del ahorro una costumbre sana para obtener descuentos en tus compras al contado.

Recuerda informarte y tomar conciencia de que tus decisiones tienen consecuencias en tu situación financiera. Aprende a utilizar tu tarjeta de crédito a tu favor.

Siete nuevas medidas para el uso de las tarjetas de crédito

Siete nuevas medidas para el uso de las tarjetas de crédito

Crédito Uncategorized

A partir del 1 de febrero de 2017 cambiarán algunas reglas sobre el manejo de tarjetas de crédito en Ecuador según la Resolución 310-2016-F emitida por la Junta de la Política de Regulación Monetaria y Financiera.
A continuación se detallan las siete nuevas medidas para el uso de tarjetas de crédito:
1. El cálculo de intereses por financiamiento y mora: La parte fundamental de la norma dispone que cuando un cliente cancele el mínimo o un valor superior, pero no alcance a cubrir el total de la cuota, la entidad cobrará solo un interés de financiamiento por el saldo del capital que no se cubrió de los consumos corrientes; es decir, de los pagos efectuados en el mes. De igual modo, los intereses por financiamiento aplicarán solo para el saldo rotativo (el saldo de deuda de meses anteriores) desde la fecha de inicio del corte. También cuando se trate del interés por mora, este correrá exclusivamente sobre los valores que no se hayan cubierto del pago mínimo. Y se cobrará un interés de financiamiento, pero solo sobre el saldo pendiente por cubrir de los consumos corrientes y por el saldo rotativo.
2. Terminación de contrato con el emisor: Los clientes podrán dar por terminado el contrato de la tarjeta siempre que no tengan saldos por pagar; sin embargo, si existieran dichos saldos, el emisor podrá mantenerlos a modo de una operación de crédito.
3. Planes de recompensa: No se permitirá a las entidades financieras realizar cambios a las condiciones pactadas en un inicio con el cliente.
4. Beneficios para terceros: Los clientes también tendrán derecho a ceder los beneficios de sus planes de recompensa a otro tarjetahabiente que tenga el mismo plan, sin costo adicional por el traspaso.
5. Emisión de tarjetas El usuario ahora tendrá que firmar la aceptación antes de recibir el plástico. La Junta prohíbe la emisión de tarjetas que no hayan sido solicitadas y aceptadas previamente y por escrito por el cliente. En caso de emitirse, serán nulas y no generarán costos adicionales.
6. El estado de cuenta: El cliente podrá acceder a su estado de cuenta a través de su correo electrónico, previo consentimiento. Hoy, se recibe de manera física, aunque en algunos casos se puede consultar en la web de la entidad.
7. La responsabilidad de los bancos en casos de fraude: En cuanto al tema de fraudes, las entidades deberán responder por las responsabilidades que se deriven de fraudes informáticos originados en debilidades o defectos de sus sistemas. Y asumirán los pagos a las tarjetas realizados luego de notificar pérdida o robo. El cliente deberá informar del incidente a la entidad en un plazo máximo de 48 horas. La notificación puede realizarse por canales digitales (teléfono, Internet), pero deberá ser ratificada por escrito.
Tomado de: http://www.elcomercio.com/actualidad/junta-tarjetas-credito-economia-bancos.html.

5 maneras de motivarte y mantenerte lejos de las deudas con tarjeta de crédito

5 maneras de motivarte y mantenerte lejos de las deudas con tarjeta de crédito

Crédito

¿Al fin pudiste tomar control de tus finanzas y te libraste de esa deuda con tu tarjeta de crédito? ¿Trabajaste en un plan de pago realista y pudiste alcanzar este objetivo en un tiempo razonable? Pero, ahora viene la parte difícil, mantenerte motivado/a para no desviarte del camino.
No te desanimes, manejar tus deudas requiere un cambio de hábitos y dar pequeños pasos para estar en una mejor situación financiera y alcanzar tus metas. No importa qué tan determinado seas para cambiar tu situación, habrán momentos en que te desanimes. Te damos algunos consejos puntuales para que te motives y regreses a trabajar en tu plan de reducción de deudas:
1. Saber por qué quieres estar libre de deudas
Los beneficios de pagar las deudas son obvios: Mejorará tu calificación crediticia y ya no tendrás temor de ver tus estados de cuenta. Sin embargo, identificar aquellas razones más personales te ayudarán aún más a cumplir con este objetivo. Comienza por preguntarte: ¿Qué es lo más importante para ti sobre estar libre de deudas?, ¿Cómo mejorará tu vida financiera?
Digamos que tu meta principal es comprarte tu casa en los próximos cinco años. Analiza tus razones personales por las que quieres comprarte una casa: ¿Tener casa propia te dará un sentido de seguridad? ¿Tendrás algo propio? ¿Un lugar para tus hijos? Al analizar estos puntos podrás ver lo que realmente significa para ti quedarte libre de deudas. Los sacrificios financieros te ayudarán y motivarán para cumplir con tus metas financieras a futuro.
2. Mantén tu meta visible – literalmente
Tener un objeto visual que te recuerde una meta realmente funciona. Es un recordatorio mental de por qué debes poner límites a tus gastos. Adecuando esta herramienta a la era digital, puedes poner tu meta como una imagen de fondo en tu celular o el escritorio de tu computadora. Una imagen de aquellas vacaciones soñadas o la casa que tanto deseas te recordará constantemente para qué estás ahorrando y reduciendo tus deudas.
3. Da seguimiento a todo
Mantener un registro de tus ahorros y tus gastos no suena una forma divertida de en qué dedicar tu tiempo. Pero, saber que estás cumpliendo con tu plan y ver que tus deudas disminuyen cada mes es muy inspirador y te dará confianza.
Hay varios recursos de cómo puedes rastrear tus finanzas personales. Una de estas es llevar una hoja de Excel con todos los registros de gastos y ahorro, también existen aplicaciones móviles.
Independientemente de cómo elijas dar seguimiento a tus finanzas, selecciona la frecuencia en que revisarás tu situación, de esta forma puedes tener un enfoque realista, medir tu progreso y hacer cambios si es necesario.
4. Celebra los pequeños logros
¿Realizaste un prepago el mes pasado a tu deuda? ¿Pagaste más del mínimo? ¡Felicitaciones! Estos pequeños logros son un reconocimiento a tu esfuerzo y te motiva a seguir trabajando por conseguir tus metas. No importa qué tan apretado esté tu presupuesto, encuentra un espacio para reconocer tus logros, es un factor importante en tu calidad de vida.
5. Deja de culparte
No eres la única persona con problemas en sus finanzas personales. Y, aunque tengas tus finanzas en orden, no es una garantía de que en algún momento tengas que endeudarte por una emergencia o de que caigas en la tentación por hacer una compra no prevista.
Si esto ocurre, no te culpes ni te sientas mal. Recuerda que nadie es perfecto y tómate un tiempo para reevaluar tu plan. Busca una solución y comienza de nuevo. Anímate por lo que ya has conseguido y sé perseverante.

 

Traducido y adaptado de: https://www.learnvest.com/2016/08/get-and-stay-out-of-credit-card-debt/

Consejos para el uso responsable de tu tarjeta de crédito

Consejos para el uso responsable de tu tarjeta de crédito

Crédito

Frases como ¿Corriente? O ¿Diferido?, ¿Con o sin intereses?, te deben sonar conocidas si manejas una tarjeta de crédito. La tarjeta de crédito es un producto cada vez más utilizado en la población, sin embargo es un producto complejo y se debe prestar atención al momento de utilizarla. En este artículo te daremos algunos consejos para usar responsablemente tu tarjeta de crédito.

  1. Conoce cómo funcionan las tarjetas de crédito: Las tarjetas de crédito son una línea de crédito que te ofrece una institución emisora de tarjetas. La institución te asigna un cupo mensual para lo uses a tu conveniencia, para ello te dan treinta días para que la uses cuando la necesites y luego te dan un periodo de quince días para que pagues sin cobrarte interés, si pagas el saldo total; si no lo haces tendrás recargos por interés. Una vez que cancelas el valor consumido, liberas el cupo para seguir consumiendo una y otra vez. La clave está en hacer tus pagos puntuales y por el saldo total.
  2. Utilízala como línea de crédito o medio de pago: Las tarjetas de crédito tienen dos formas de ser utilizadas: como línea de crédito o como medio de pago. Como medio de pago significa que la utilizas de forma mensual y cancelas el saldo total en tu fecha de pago. Como línea de crédito, la puedes utilizar para diferir tus consumos, generalmente con intereses, y tendrás que pagar la cuota durante el plazo seleccionado.
  3. Planifica con anticipación: La principal recomendación para usar tu tarjeta de crédito planificar dentro de tu presupuesto mensual el valor de los consumo que realizarás con la tarjeta. La clave es la disciplina tanto para no gastar más del valor asignado, como pagar siempre a tiempo el saldo total.
  4. Escoge la tarjeta que se ajusta a tu realidad: Si vas a viajar fuera del país al menos una vez al año, escoge una tarjeta de aceptación internacional. Pero si tus consumos los vas a realizar en el país, busca la de mayor aceptación a nivel nacional.
  5. No cedas a la tentación: Te pueden llamar a ofrecer tarjetas de crédito con un cupo o beneficios atractivos, no caigas en la tentación de llenarte de tarjetas de crédito. Comienza manejando sólo una tarjeta hasta aprender cómo utilizarla, y si tu situación financiera te permite accede a tener una segunda, pero no más de dos.
  6. Evita los abusos de avances en efectivo: Cuando realizas avances en efectivo, la emisora de la tarjeta te realiza un crédito por lo que te van a cobrar una tasa de interés o un valor fijo por el uso, evita pagar valores innecesarios.
  7. Revisa tu estado de cuenta: Mantén un control de tus consumos, pagos y sobre todo diferidos. Revisa a detalle el estado de cuenta, verifica que realizaste todos los consumos que aparecen y fíjate bien en el valor del saldo total que es el que debes pagar ese mes.
  8. Cuida tu seguridad: Trata a tu tarjeta de crédito como dinero en efectivo, es decir no la pierdas de vista cuando estás cancelando la cuenta, no la prestes a nadie y no compartas tus claves de seguridad.

Utiliza tu tarjeta de crédito de forma responsable y recuerda que es una herramienta que si la usas a tu favor, te facilitará la vida.

¿Cómo manejar efectivamente tu tarjeta de crédito?

¿Cómo manejar efectivamente tu tarjeta de crédito?

Crédito

Seguramente has escuchado la historia de cómo David (un jovencito pequeño y aparentemente inofensivo) venció a Goliat (un gigante y experto en combate), entonces, cómo es posible que un instrumento muy útil y que mide aproximadamente 8,5 cm. controle tu vida y la convierta en cuadritos?

A continuación te damos algunos puntos importantes a considerar para un buen manejo de tu tarjeta de crédito:

  1. Recuerda que una tarjeta de crédito es dinero, que al fin y al cabo es prestado por el banco y que tendrás que pagar junto con comisiones e intereses (si decides diferir el pago), por lo tanto gasta solamente lo que puedes pagar.
  2. Controla los gastos con la tarjeta de crédito y no olvides guardar todos los comprobantes de lo que hayas comprado, estos te servirán para compararlos con tu estado de cuenta; de esta forma también podrás detectar a tiempo en caso de que el banco te haga cargos incorrectos.
  3. Programa los pagos de tu tarjeta de crédito junto con tus otros gastos mensuales como la renta, la luz, el agua, teléfono, colegiaturas; así podrás cumplir a tiempo con estos pagos sin que te cobren recargos.
  4. Es mucho mejor si haces los pagos de la tarjeta de crédito antes de la fecha límite, así el cálculo de los intereses que te cobrará el banco serán sobre un monto menor y evitarás que te cobren intereses moratorios. Haz lo mismo para tus otros pagos.
  5. Si es posible y para disminuir tu deuda de la tarjeta de crédito, paga por lo menos el doble del pago mínimo requerido o más.
  6. Utiliza la tarjeta a partir del día siguiente de la fecha de corte y durante los siguientes primeros días del periodo, ya que será mayor el período de tiempo entre la compra y la fecha de pago.
  7. Si tienes la posibilidad, liquida el importe total de las compras efectuadas durante el período, así no pagarás intereses (si no te has excedido en tus gastos, te será más fácil).
  8. Guarda tus vouchers y compáralos con tu estado de cuenta, adicionalmente toma en cuenta los cargos extras por reposiciones, tarjetas adicionales, seguros, etc.
  9. No utilices tantas tarjetas de crédito, ya que puedes perder el control de lo que se gasta con ellas, además de que pagarás más por comisiones. Es mejor si sólo controlas una, así podrás llevar un nivel adecuado de consumo. Compara y analiza si puedes juntar tus deudas en una sola tarjeta de crédito. Conversa con el banco que te ofrezca mejores condiciones.
  10. No descuides la fecha de vigencia de tu tarjeta, así evitarás que te la rechacen en algún establecimiento y hasta en un momento inesperado o que realmente necesitas usarla.

Con estas recomendaciones esperamos que domines tu tarjeta de crédito y no que ella te domine, recuerda que es un instrumento muy útil si la sabes utilizar.

Mitos en el uso de las tarjetas de crédito

Mitos en el uso de las tarjetas de crédito

Crédito

El acceso a un producto financiero implica una gran responsabilidad, lo que incluye informarnos sobre las condiciones y restricciones para un correcto uso.

Existen varios mitos en el uso de las tarjetas de crédito y muchas veces estos mitos son los que hacen que termines sobre endeudado, debido a que desconoces cómo usar correctamente la tarjeta. Para que esto no te pase, a continuación te vamos a comentar los mitos más comunes que han sido desmentidos:

• No tengo información para manejar bien la tarjeta. No olvides que la institución financiera cuando te entrega la tarjeta de crédito, también te entrega un contrato con los detalles de cómo funciona, cuándo y cuánto te van a cobrar. Está en tus manos revisar la información adecuadamente y preguntar a los asesores en las instituciones financieras si tienes inquietudes sobre el uso.

• Voy a usarla sólo para emergencias. Este es el mito más común y de las frases que más se escucha. Con este pensamiento erróneo pasan dos cosas: difícilmente la terminas usando solo para emergencias, o si de hecho la usaste solo para eso, te terminaste dando cuenta que es la forma más cara de pagar por un imprevisto. Mejor ahorra y empieza tu fondo de emergencias.

• Voy a comprar sólo una cosa. Existen múltiples opciones para usar tu tarjeta de crédito, por ejemplo en el supermercado, gasolina, diversión o las salidas a comer: tienes que escoger una opción y solo para eso ocupas la tarjeta. Falso. La tarjeta la podemos usar para pagar todo, absolutamente todo lo que se te ocurra, siempre y cuando te la acepten en dichos lugares, lo importante es que, pagues el monto total consumido en la fecha que te corresponde y la utilices para los rubros que se encuentran en tu presupuesto.

• No tengo límites de compra. Tu salario tiene un límite y la tarjeta de crédito no lo aumenta automáticamente, la tarjeta de crédito también tiene un techo que se te especifica en el momento que te la dan (cupo). Consulta con tu institución financiera cuál es el cupo de tu tarjeta de crédito para que no te excedas.

• La tarjeta es mi oportunidad para conseguir un préstamo. Puedes tener una o varias tarjetas de crédito, sin embargo el record crediticio se basa en tus pagos puntuales de las mismas, al caer en mora, las instituciones financieras no te concederán ningún tipo de crédito. Adicionalmente, el factor clave es tu capacidad de pago.

Rompe paradigmas y comprueba los mitos financieros que te rodean.