Formas de ahorrar en tu negocio

Formas de ahorrar en tu negocio

Ahorro

Autor: Gabriel Villamar

Si tienes un negocio, seguro has buscado todo tipo de estrategias para reducir costes y mantener la empresa a flote, algunas posiblemente funcionaron y otras no. Una forma de generar ingresos en tu negocio puede ser incrementando tus ventas, lo que muchas veces resulta complejo cuando estás emprendiendo o si las condiciones del mercado no lo permiten. En estos casos la forma más rápida y eficiente es ahorrando. Esto no implica que tienes que hacer recortes y buscar alternativas que te permitan gestionar las actividades de tu empresa gastando menos.

Existen diferentes maneras de ahorrar en tu negocio, aquí te dejamos algunas ideas:

  1. Recicla: a menudo la mayoría de negocios genera muchos gastos en compra de papel para diferentes actividades. Una buena manera de reducir este gasto es reutilizando las hojas.

 

  1. Utiliza redes sociales gratuitas para promocionar tu negocio: muchos negocios invierten gran cantidad de dinero en publicidad que puede ser eficiente pero que resulta muy costosa. Si no te encuentras en la capacidad de hacer un gasto tan alto, a través de la tecnología y las redes sociales (Facebook, twitter, pinterest, etc.) puedes publicitar tu negocio de una forma gratuita y llegar a un gran número de personas.

 

  1. Ahorra luz: una buena forma de hacerlo es apagando las luces de las oficinas donde no haya nadie, si sales por cualquier imprevisto apaga el monitor de tu computador.

 

  1. Paga por adelantado: muchos proveedores ofrecen descuentos de los valores facturados cuando se realiza el pago de las facturas por adelantado. Negocia con tus proveedores y ahorra dinero en tus próximas compras.

 

  1. Capacitaciones online: ahora en el internet existen muchos cursos on-line que te permiten capacitarte a ti y a tu personal en diferentes áreas de manera gratuita. Utilizar estos cursos en vez de pagar por talleres de capacitación es una buena manera de ahorrar costos en capacitación.

 

  1. Outsourcing: consiste en contratar un servicio fuera de la empresa, en lugar de contratar a alguien específico para ello en la propia compañía. Lo que se consigue es tener un coste variable en lugar de uno fijo, por lo que la empresa ahorra.

 

  1. Prioriza tus viajes de negocio: si bien es importante e imprescindible realizar en algunas ocasiones viajes que permitan buscar nuevos clientes y opciones para el negocio, procura que estos no sea tan continuos, dado que al realizarlos incurres en gastos que involucran tiempo y dinero que puedes invertir en otras cosas. Una buena opción es invitar de vez en cuando a tus proveedores y clientes a tu espacio de trabajo.

 

Guía de Supervivencia en Épocas de Fiestas

Guía de Supervivencia en Épocas de Fiestas

Ahorro General Planificación y Presupuesto

Autor: Francisco Velasco

La época de fiestas se acerca, y te hacemos la pregunta: ¿Has planificado el dinero que destinarás para los diferentes gastos relacionados con las festividades como: regalos, cenas y vacaciones?

Es cierto que las fiestas de fin de año son una época de unión familiar y descanso, sin embargo, también implican un gran impacto en la economía y presupuesto familiar.

Al no estar preparado económicamente, las fiestas se pueden convertir en una época cargada de estrés y preocupación.

A continuación te presentamos la Guía de Supervivencia en Épocas de Fiestas para poder sobrellevar las fiestas y disfrutarlas como te mereces.

  1. Conoce tus límites: Es importante tener una reunión familiar y definir el presupuesto designado para las fiestas antes de apresurarse y comenzar a realizar compras. Entre pequeños detalles, grandes regalos, reuniones con amigos, y familiares, las cuentas pueden incrementar dejando grandes deudas familiares. El analizar el presupuesto para las fiestas y realizar un registro de gastos te ayudará en el control de los gastos y a definir un presupuesto que esté a tu alcance.
  2. Planifica tus gastos y ahorra: Es importante generar un colchón algunos meses antes de estas fechas para poder solventar los gastos en la época de fiestas. El ahorro anticipado permite a la familia disminuir el nivel de deudas y empezar el año con ahorros. Al anticipar tus gastos, se pueden hacer comprar algunos meses antes, cuando hay ofertas y descuentos en ciertos productos.
  3. Das regalos para todos? Es necesario dar regalos a todos los miembros de tu familia? Al reducir el número de regalos, vas a reducir tus gastos. Considera dar un regalo grupal por familia, o sé creativo y propón un intercambio de regalos entre tu familia y amigos. De esta manera, solo tendrás que comprar un regalo a un familiar o amigo.
  4. Evita compras de último minuto: Al planificar tus compras, vas a poder conseguir lo que buscas, a un menor precio. Por lo general, las compras de último minuto son más caras ya que no hay más tiempo para buscar más opciones. Organiza tu tiempo y evita el estrés de hacer compras al final.
  5. Realiza tus compras en efectivo: Al realizar las compras utilizando tarjeta de crédito, las personas gastan un 30 % más que utilizando efectivo. El efectivo tiende a hacer que las personas piensen dos veces en lo que van a comprar ya que pueden observar y palpar cómo se está gastando el dinero. Al usar efectivo, vas a gastar dentro de tus posibilidades y no de más.
  6. Analiza cuando usar las tarjetas de crédito: Si vas a realizar tus compras con tarjeta de crédito, se consiente con tus gastos para no sobre endeudarte. Analiza qué compras vas a diferir, y siempre ten en cuenta los intereses que tendrás que pagar si difieres.
  7. Sé creativo y da regalos hechos en casa: Muchas veces el regalo no es lo que importa, sino el detalle y cariño atrás del mismo. Muchas personas aprecian más algo hecho por uno mismo, que algo comprado, sin ningún valor emocional.

Sigue esta guía y verás que no será difícil sobrevivir a las fiestas de fin de año!

Consejos de ahorro para millenials

Consejos de ahorro para millenials

Ahorro

Eres un millenial? Chequea los siguientes consejos de ahorro, no existen excusas para no ahorrar!

  • Usa cupones todo el tiempo: Sea para ir a la peluquería o para comprar muebles, los cupones son una alternativa de ahorro importante pues al estar constantemente actualizados sobre nuevos productos o servicios, reconocen fácilmente cuándo un descuento es un verdadero descuento.
  • Comparte tu presupuesto con tus amigos: Si hay que “apretarse el cinturón”, no tengas miedo de contárselo a sus amigos, pues de esa manera, si recibes una invitación a salir y te dices que no por el costo, sabes que estás siendo consciente del dinero, más no por ser grosero.
  • Si tienes una ganancia inesperada va a los ahorros: Pon ese dinero extra en tu cuenta de ahorro. Esto se retribuirá a futuro, en más dinero si sabes invertirlo o guardarlo.
  • Utiliza aplicaciones para administrar el dinero: Aquellas que te permiten organizar un presupuesto, manejar sus gastos y recordar sus deudas. La generación del milenio no tiene miedo de confiar en sus teléfonos para realizar un seguimiento de sus finanzas. Incluso, por su constante movilidad, las consideran una forma útil para registrar todo donde quiera que estén.
  • Investiga: Creciste en medio de un boom tecnológico y del desarrollo de distintas herramientas, ingresa a la web para buscar sobre productos, precios, marcas y referencias. Toma decisiones de gasto y ahorro de acuerdo a tu análisis. Guíate por este tipo de consultas para saber qué tan útil puede ser o no una inversión.
  • Pide ayuda cuando la necesites: Cuando tienes dudas sobre dinero recurre a tus familiares. Confían mucho en su experiencia: el manejo de las deudas y otros temas como impuestos y pensiones, son sus consultas más frecuentes.
  • Crea tu propio proyecto con tus ahorros, sé creativo y no necesitarás un gran presupuesto: Ayúdate de diferente aplicativos o programas web, en los que encuentres tutoriales para hacer tus propios productos y de forma gratuita.
Ahorra sin excusas – Consejos prácticos de ahorro

Ahorra sin excusas – Consejos prácticos de ahorro

Ahorro

Tómate unos minutos y detecta todas las excusas relacionadas con el ahorro que constantemente te impiden tomar la decisión de hacerlo. Luego, es el momento de analizar cuidadosamente las verdaderas razones que te  llevan a autoengañarte para pensar luego, de manera objetiva, cuál es la verdadera utilidad de todo ello.  A pesar del contexto, sé creativo e identifica metas claras para ahorrar.  El ahorro de hoy es la tranquilidad y felicidad de mañana. A continuación te presentamos formas de ahorro en el contexto actual:

  • Realiza un menú semanal: De esta forma podrás programar lo que vas a comer durante la semana y hacer una compra semanal ajustada realmente a las necesidades de dicho menú.
  • Planifica tus compras y reflexiona antes de adquirir nuevos bienes: Planifica tus compras, compara precios, lleva un seguimiento de tus gastos y evita comprar cosas innecesarias.
  • Espera a las rebajas: Las adquisiciones de ropa, zapatos o productos electrónica suelen ser de las más caras. En estos casos es recomendable intentar esperar para comprar en rebajas. Para ello planifica con antelación que es lo que realmente necesitas comprar y entérate de cuándo comienzan las rebajas.
  • Organiza tu casa de forma económica: Selecciona lo que realmente necesitas y deshazte de cosas innecesarias. Además, en el proceso de organizar tu casa seguro que descubres una buena cantidad de cosas que no recordabas que tenías y que seguro que puedes reutilizar.
  • No gastes todo lo que tienes: Algunas personas gastan el dinero que no tienen, literalmente. En la menor medida posible evita prestar dinero u obtener cosas a créditopara pagarlas después. ¿Por qué? Por que esto siempre te llevará a pagar intereses y a hacer que las cosas valgan más de lo que te hubieran costado al comprarlas en un solo pago. Si deseas comprar algo, ahorra. Cuando tengas el dinero completo, puedes ir a comprarte lo que quieras; muchas cosas con el tiempo bajan de precio incluso y pueden costarte menos del valor que tenían al principio.  También puedes solicitar descuentos si fuera posible.
  • Ahorra en los servicios básicos: Una forma fácil de ahorrar y que tiene un impacto directo en reducir tus gastos. Reduce el consumo de luz, agua y teléfono en casa, verás cómo te generará ahorros automáticamente.
  • Procura ahorrar lo que puedas de tus ingresos: Lo recomendable es ahorrar al menos un 10% de los ingresos, sin embargo en épocas difíciles debes ahorrar lo que esté a tu alcance. Lo importante es que no dejes el hábito del ahorro independientemente de las circunstancias.

Si conseguiste ahorrar, te damos algunas opciones en las que podrás utilizar tu ahorro:

  • Para conseguir tus metas: Establece tus metas a corto, mediano y largo plazo. Tu ahorro debe estar atado a metas financieras entre las que se pueden mencionar:
    • Tus estudios
    • Bienes futuros – Casa, auto, oficina
    • Para emprender: Muchas personas aprovechan las épocas de crisis para invertir. Si decides emprender, utiliza tus ahorros de manera inteligente. Utiliza parte de tus ahorros en la inversión (no todo, siempre es bueno tener un colchón para enfrentar cualquier imprevisto). Tu objetivo inicial será recuperar tu inversión inicial, tan pronto la hayas recuperado, utiliza tus nuevos ingresos para reinvertir, crecer y ahorrar para imprevistos.
  • Para tu familia: Ahorra por el bienestar de tus seres queridos. Establece objetivos de ahorro para adquirir una vivienda, para tomarse unos días de descanso en familia, para la educación de tus hijos y para tu jubilación que tarde o temprano llegará.
  • Para emergencias: Los imprevistos llegan en cualquier momento. No olvides de siempre contar con un fondo de ahorro para emergencias: un accidente, pérdida de empleo, una enfermedad. Se recomienda tener un fondo de al menos tres meses los ingresos mensuales del hogar.
Deja de lado las excusas al momento de ahorrar

Deja de lado las excusas al momento de ahorrar

Ahorro Uncategorized

Ahorrar no es solo una buena práctica para la salud financiera, sino que no hacerlo puede convertirse en un problema a futuro. Los tiempos en que vivimos no son iguales que los vividos años atrás, y el hábito del ahorro se puede volver cada vez más complejo y surgen una variedad de excusas para no hacerlo. Sin embargo, el ahorro debe estar siempre presente independientemente de las circunstancias, es un estilo de vida que te permitirá tener un mejor porvenir y conseguir tus metas.
Algunas de las excusas que te pueden sonar conocidas y que no te permiten ahorrar son:

  • tengo-muchos-gastosNo ahorro porque tengo muchos gastos: Debes replantear el hábito de gastar todo lo que recibes, debes procurar guardar un poco, pensar en tu futuro e identificar tus metas. También significa cuidar lo que tienes, lo que compras y lo que consumes, al hacerlo también estás ahorrando pues tendrás que incurrir en menos gastos. Cuida el lugar dónde vives, tu medio de transporte, tu salud, tu ropa y el consumo de los recursos como agua, energía eléctrica, telefonía celular, alimentos.tengo-muchas-deudas
  • Tengo muchas deudas: Las deudas son la causa de malos hábitos financieros, se dan cuando gastas más de lo que tienes. Estos montos pueden volverse insostenibles de no pagarse a tiempo, ya que por lo general los costos por atrasos son muy elevados. Crea un plan para prepagar tus deudas, cuando las hayas pagado, utiliza el dinero que usabas en cuotas para ahorrar.
  • Ahorraría si ganara un poco más: Es la expresión más habitual, sin embargo mientras más dinero se tiene más se gasta y se deja de lado la acción del ahorro. El gasto que se hace debe depender del ingreso, si gastas más de lo que tienes posiblemente caigas en deudas y en derroche innecesario de dinero. No importa cuánto ganes, lo importante es que elabores un presupuesto con tus ingresos y gastos mensuales, y calcules cuánto puedes guardar como ahorro. No importa si es poco, ahorrar aunque sea un poco te hará acumular una suma interesante al final del año. Con buena organización y paciencia podrás guardar un porcentaje para hacer un gasto más grande en el futuro, como un viaje, o cubrir necesidades ante situaciones inesperadas.
  • El próximo mes empiezo: Otra excusa para no ahorrar es posponer el tema para el próximo mes o año, al final sucede lo mismo ya que surgen otras nuevas necesidades. Para no caer en lo mismo toma la decisión ya: implementa un fondo de inmediato, no importa si el monto no es el ideal, lo importante es que ya se cuenta con una suma y desde ahora se continuará aumentando la cantidad.
  • Quiero darme un gusto: Los gastos hormiga pueden pasar desapercibidos pero generan pérdidas notables para tu bolsillo, más si no estás en una muy buena situación económica. Deja de gastar en cosas que quizás por ahora son innecesarias como el café de las mañanas, la salida semanal con los amigos o la compra de artículos de moda, más adelante podrás comprar grandes cosas en base al ahorro. Cuando creas un presupuesto puedes incluir en los gastos mensuales un monto para adquirir bienes o recompensas adicionales, de esta forma no gastarás más de lo que debes y puedes.
  • Me lo merezco: Nadie pone en tela de juicio que te merezcas disfrutar de lo ganado con tanto esfuerzo. Pero el “gasto porque me lo merezco” puede llegar a ser muy peligroso para las finanzas personales. Si de merecimientos se trata, hay que tener en cuenta que te mereces también llegar bien a fin de mes, cortar el estrés por temas económicos y contar con la seguridad y el resguardo que te pueden dar unos ahorros o fondo de emergencia. Es cuestión de que pongas en la balanza cuál de estos “merecimientos” es más importante: el que reporta satisfacción inmediata pero poco duradera o el que te da la tranquilidad y la satisfacción de estar haciendo lo correcto para tu tranquilidad presente y futura.

Young businessman wearing spectacles looking at clock on wooden wall in office

  • Todavía tengo tiempo: La excusa típica si eres joven, aunque parezca que la jubilación está muy lejana todavía, es mejor empezar a ahorrar desde antes de los 30, ya que de lo contrario se volverá más difícil conseguir la suma deseada.
  • es-muy-tardeEs demasiado tarde para ahorrar: Nunca es tarde para ahorrar, cualquier cantidad es preferible a no contar con ningún fondo.

Se te hacen conocidas estas excusas? Déjalas de lado y ponte en acción que no hay pretextos para no ahorrar!

Tips de Ahorro Para Jóvenes Universitarios

Tips de Ahorro Para Jóvenes Universitarios

Ahorro

Autor: Nicolás Gavilanes

Seguramente en tus actividades diarias has llegado a momentos en los que el ahorro se vuelve difícil en tu vida universitaria y tienes que pagar por material para tus clases, por transporte y necesitas también un poco de dinero para disfrutar un tiempo con tus amigos y amigas después de un día pesado de clases. Es de lo más normal que te encuentres en la situación donde te das cuenta que te gastaste hasta el último centavo que tenías y el día aún no se ha terminado. Te invitamos a tomar nota de los tips que tenemos para ti para que comiences a ahorrar y así evites momentos en los que te quedas sin dinero, pero lo más importante, puedas conseguir tus metas:

  1. Empieza con una meta: Debes tener un plan de ahorro, para esto es importante que tengas en mente un objetivo como el pago de tus estudios, la compra de un auto, el inicio de un emprendimiento o tu jubilación (aunque falte mucho para esto). Además si estás trabajando para cubrir tus gastos, es importante que destines un porcentaje de tu ahorro mensual crear un fondo de emergencia de al menos tres meses de tu sueldo que te pueda ser útil en la pérdida de un empleo, o para gastos médicos.
  2. Establece un compromiso: Esto es importante para tener una buena independencia económica, es decir que puedas proponerte ahorrar cierta cantidad semana a semana o mes a mes. Destina por lo menos un 10% de lo que ganas al ahorro y colócalo en una cuenta de ahorros que te haga ganar intereses.
  3. Pon tu dinero donde no tengas fácil acceso: Al contar con una cuenta de ahorros en una institución financiera puedes cuidar tu dinero y ahorrar. Para que esto resulte más sencillo puedes hablar con tu empleador para que tu pago sea depositado directamente a tu cuenta de ahorros, de esta manera podrás administrar lo que necesitas para tus gastos mensuales y lo que destinarás para tu ahorro.
  4. Decide donde colocar tus ahorros: Para esto necesitas analizar lo que te ofrecen las diferentes instituciones financieras. Algunas de estas pueden tener beneficios en cuanto a tasas de interés que te pueden convenir para que puedas ganar un retorno en tus ahorros y puedas así alcanzar de mejor manera tus metas a futuro. Si tienes metas de ahorro a largo plazo, puedes considerar productos de ahorro programado en instituciones financieras, en el cual te comprometes a no tocar tus ahorros durante un tiempo determinado hasta alcanzar tu meta.
  5. Recorta tus gastos: Analiza de qué manera puedes recortar tus gastos e incrementar tus ahorros. Es importante que acomodes tus gastos de manera que los puedas minimizar. Esto lo puedes hacer identificando tus necesidades de tus deseos y de esta manera considera reducir los gastos que realmente no son necesarios y pueden ayudarte a incrementar tus ahorros.

Como medida general, haz un análisis de cada uno de todos tus gastos mensuales. Puede ser que tus ingresos durante esta época sean pocos, pero no olvides que el ahorro es un hábito  y mientas más pronto comiences a ahorrar podrás cumplir las metas que te propones.

 

5 Consejos de ahorro para tu jubilación

5 Consejos de ahorro para tu jubilación

Ahorro Planificación y Presupuesto

Autor: Francisco Velasco

Reflexiona, ¿cuáles son tus gastos del día a día?– Comida, vivienda, ropa, transporte, entretenimiento, entre otros. Estos gastos ocupan una gran parte de tu salario mensual, si no es todo.

Ahora piensa, ¿Cómo vas a poder satisfacer tus necesidades de comida, vivienda, ropa, transporte, entretenimiento sin recibir un salario mensual?

Entre los 18 y 65 años es la época en que las personas tienen que lograr ahorrar lo suficiente para poder vivir cómodamente el resto de su vida sin un salario mensual.

¿Cómo lograrlo? A continuación te damos consejos a tomar en cuenta si ya tomaste la decisión de ahorrar para tu jubilación:

  1. Empieza a ahorrar temprano
    El tiempo es clave para el ahorro de la jubilación. Mientras más temprano empiezas, más grande va a ser el monto ahorrado. Veamos un ejemplo para ilustrar la importancia de comenzar lo más pronto posible:
    Marcelo y Sebastián tomaron la decisión de ahorrar para su jubilación. Marcelo empezó con $25 dólares mensuales cuando tenía 25 años y Sebastián con $100 dólares anuales cuando tenía 45 años. Marcelo y Sebastián invirtieron en una póliza que les pagó una tasa de interés anual de 7%. A los 65 años Marcelo va a tener $65,620.33 y Sebastián tendrá $52,092.67.
  2. Invierte tus ahorros
    Al invertir parte de tu dinero, las ganancias generadas pueden ayudar a crear un colchón para la jubilación. Hay muchos productos financieros y no financieros para poder invertir tus ahorros como por ejemplo: acciones de empresas, pólizas, o bienes raíces.
  3. Ten en cuenta la inflación
    La inflación disminuye el valor tu dinero, por esa razón un pan cuesta mucho más hoy que hace 25 años. La inflación promedio del país desde el 2013 ha sido del 3.64 % , por tanto es importante que el dinero que invirtamos gane por lo menos el 3.64 % de interés.
  4. Empieza ahorrando lo que esté a tu alcance
    Es mejor empezar a ahorrar un monto pequeño que no ahorrar nada. Si tu objetivo es lograr ahorrar el 10% de tu salario, empieza ahorrando un 5% y después incrementa ese porcentaje hasta lograr tu objetivo. Se recomienda plantear objetivos de ahorro mínimo de tu salario según tu edad:

    • 25 años: Contribuye mínimo el 5 %
    • 30 años: Contribuye mínimo el 10 %
    • 35 años: Contribuye mínimo el 15 %
    • 45 años: Contribuye mínimo el 20 %
  5. No cometas los errores al ahorrar para la jubilación:
    • Ahorrar sin un objetivo claro
    • Aplazar el ahorro para la jubilación
    • Acercarse a la jubilación con un mal manejo de las finanzas del hogar
    • Poner las necesidades de los hijos antes que la jubilación
    • Depender al 100% en la ayuda de la seguridad social. La seguridad social es una ayuda extra al pensar en la jubilación, pero es recomendable no depender 100 % en la pensión de la seguridad social ya que el futuro es incierto.

Toma en cuenta estos consejos. La jubilación llegará, no esperes para tomar la decisión de ahorrar para protegerte durante esta etapa. Comienza ya!

Guía de razones por las que El Ahorro es la Llave de tu Tranquilidad

Guía de razones por las que El Ahorro es la Llave de tu Tranquilidad

Ahorro

Al Ahorro es la Llave para tu Bienestar y de tu Familia

  1. El ahorro es la llave para un futuro estable y tranquilo. Se recomienda ahorrar al menos el 10% de tu ingreso mensual. Aunque sólo puedas guardar un pequeño monto al principio, no importa, comienza ya! No olvides que mientras más pronto empieces, más rápido crecerán tus ahorros y podrás cumplir tus metas. #ElAhorroEsLaLlave
  2. El ahorro es la llave para tu tranquilidad durante tu jubilación. ¿Has pensando cómo será tu jubilación y cuánto necesitarás para tener una calidad de vida similar a la actual? Mientras más pronto comiences a ahorrar para esta etapa de vida, te lo agradecerás a futuro. Comienza ahorrando una cantidad realista según tus circunstancias y tu bolsillo, y deposita en una cuenta de ahorro donde puedes ganar intereses. Te sentirás tranquilo de contar con los recursos necesarios para vivir después de tantos años de esfuerzo. #ElAhorroEsLaLlave

Al Ahorro es la Llave para Protegerte ante Eventualidades

  1. El ahorro es la llave para cubrirte ante cualquier emergencia. ¿Has pensado en todas las eventualidades que pueden ocurrirte? Una enfermedad, un accidente, una crisis, un desastre natural o la pérdida de tu empleo? Protégete ante cualquier imprevisto con un fondo de ahorro de al menos tres meses de tus ingresos mensuales. Te sentirás tranquilo de contar con un respaldo financiero disponible para protegerte ante emergencias. #ElAhorroEsLaLlave
  2. El ahorro es la llave para cubrirte en caso de pérdida de empleo. Tener una cantidad de dinero razonable acumulada en un fondo para eventualidades, te puede ayudar a sostenerte durante épocas de desempleo. Si pierdes tu empleo y no tienes un fondo de emergencia, quizás te veas forzado a aceptar el primer trabajo que encuentres, incluso aunque no te paguen bien. Por otro lado, si puedes sobrevivir sin trabajo por un tiempo, puedes darte el lujo de ser mucho más selectivo y probablemente puedas conseguir un trabajo mejor remunerado. #ElAhorroEsLaLlave
  3. El ahorro es la llave para protegerte ante un desastre natural. Tener un fondo de emergencia, te puede ayudar a subsistir y suplir las necesidades básicas en momentos de desastre. Estarás tranquilo de tener recursos para cubrir tus necesidades y de tu familia en momentos críticos. #ElAhorroEsLaLlave
  4. El ahorro es la llave para cubrirte ante una enfermedad. Nadie está libre de tener algún problema con la salud. Tener un fondo de emergencias te puede ayudar a cubrir todos los gastos relacionados con el tratamiento y recuperación que pueden llegar a ser muy caros. No hay nada como estar tranquilo y cubierto en casos de enfermedad. #ElAhorroEsLaLlave
  5. El ahorro es la llave para cubrirte en épocas de vacas flacas. Si no tienes ahorros, toma la decisión de ahorrar desde ya y crea un fondo para emergencias. Tarde o temprano la situación económica del país se puede complicar. En estas épocas, el acceso a crédito se reduce y los potenciales riesgos suben. La decisión de ahorrar depende de ti, y de nadie más. #ElAhorroEsLaLlave

El Ahorro es la Llave para Cumplir tus Metas

  1. El ahorro es la llave para conseguir tus metas de corto, mediano y largo plazo. Ahorra al menos el 10% de tu ingreso mensual. El ahorro es un hábito que se adquiere con disciplina. Te sentirás tranquilo y feliz al conseguir tus metas financieras con tus ahorros. #ElAhorroEsLaLlave
  2. El ahorro es la llave para cumplir tus metas de corto plazo. Establece como meta crear un fondo para emergencias. Toma la decisión de realizar un débito automático de tu sueldo cada mes para crear este fondo. Hazlo hasta tener por lo menos el equivalente a tres meses de tus ingresos mensuales. Estarás tranquilo de tener un fondo disponible para cualquier eventualidad. #ElAhorroEsLaLlave
  3. El ahorro es la llave para conseguir tus metas de mediano plazo. ¿Pensando en tus próximas vacaciones familiares? Planifica y haz un presupuesto con meses de anticipación de cuánto necesitarás para esas vacaciones soñadas. Destina un porcentaje de tu ingreso a un fondo de ahorro para tus vacaciones. Te sentirás tranquilo si al regreso de tus vacaciones no tienes que pagar deudas adquiridas para darte este gusto. #ElAhorroEsLaLlave
  4. El ahorro es la llave para conseguir tus metas de mediano plazo. ¿Pensando en comprarte tu primer auto? Ahorra para la entrada de tu auto. Analiza qué carro quieres comprar, cuánto cuesta y en cuánto tiempo quieres hacer la compra. Ahorra para dar una entrada lo más alta posible y así ahorrarte costos financieros de un crédito. No te apresures, tómate tu tiempo para ahorrar y te sentirás tranquilo al tener tu auto con la menor deuda posible. #ElAhorroEsLaLlave
  5. El ahorro es la llave para cumplir tus metas de largo plazo. ¿Pensando en los estudios universitarios de tus hijos? Puedes optar por un ahorro programado en una institución financiera, en el cual aportas mensualmente un monto específico, y ganarás intereses sobre tus ahorros. Tendrás la tranquilidad y satisfacción de apoyar a tus hijos con sus estudios. #ElAhorroEsLaLlave
  6. El ahorro es la llave para conseguir tus metas de largo plazo. ¿Sueñas con comprarte tu vivienda propia? Empieza a ahorrar para pagar una entrada lo más alta posible y pagar menos costos financieros en un crédito hipotecario. No hay cómo la tranquilidad de cumplir tu sueño sin tener una deuda demasiado cara. #ElAhorroEsLaLlave
El reto de los 30 días ¿te atreves a ahorrar?

El reto de los 30 días ¿te atreves a ahorrar?

Ahorro

Si conoces personas que ahorran el 10% de sus ingresos y te preguntas ¿Cómo lo hacen?, ¿Cuál es su secreto? Estás en el lugar correcto para empezar hoy con el Reto de los 30 días que van a cambiar tus paradigmas sobre el ahorro.

La percepción que tienen las personas sobre el dinero es individual y única, depende de sus experiencias, costumbres y estilo de vida.

El reto de los 30 días consiste en hacer que tus finanzas mejoren a partir de una sola táctica: lograr un alto ahorro y vivir sólo con lo básico. Los resultados son útiles para:

  • Ahorrar para la cuota inicial de tu vivienda.
  • Comprar un vehículo de contado sin endeudarse o ahorrar la mayor cantidad de dinero y completar con un pequeño crédito.
  • Salir más rápido de las deudas.
  • Tener vacaciones soñadas.
  • Crear un fondo de emergencias.
  • Mejorar tu fondo de jubilación.

Según un estudio realizado por Saving Advice al implementar este método, los resultados son mucho más tangibles para las personas, en contraste a establecer un valor fijo mensual durante un periodo determinado (Ahorro Programado).

El siguiente cuadro te explica cómo llevar a la práctica el reto con un ejemplo en el cual empiezas con un dólar y cada día aumentas  en un dólar adicional tu ahorro.

DíaAhorroBalanceDíaAhorroBalance
1111616120
2231717137
3361818155
44101919174
55152020194
66212121215
77282222237
88362323260
99452424284
1010552525309
1111662626335
1212782727362
1313912828390
14141052929419
15151203030449

Dependiendo de tus ingresos puedes modificar los valores diarios; sin embargo lo más importante es decidir y empezar a hacerlo cada mes  durante los próximos doce meses, te sorprenderán los resultados. Por ejemplo para nuestro caso sugerido en un año tendrías ahorros por $5.388 y en una meta de largo plazo de cinco años, tendrías $26.940 más los respectivos intereses si inviertes tus ahorros en una cuenta de ahorros o póliza. ¿Te gustaría tener esta cantidad de dinero? Anímate a seguir el reto.

¿Cómo poner en práctica el reto?

  1. Establece la meta de ahorro. (Ver cómo establecer una Meta SMART: https://www.youtube.com/watch?v=bRol7QW_dX0)
  2. Compra una alcancía o una caja de tamaño mediano con un candado.
  3. Cada mañana o noche coloque el valor correspondiente.
  4. Abre una cuenta de ahorro, ahorro programado o póliza según tu conveniencia.
  5. Una vez que se cumpla el plazo del ahorro cumple con tu meta.
  6. Empiece nuevamente el reto.

Recuerda que este reto requiere sacrificio, esfuerzo, perseverancia y depende de ti supervisar y motivarte a cumplirlo.