Utiliza el crédito a tu favor y no en tu contra

Utiliza el crédito a tu favor y no en tu contra

Crédito

El crédito es una herramienta que te puede ayudar o te puede perjudicar. Todo depende de si sabes utilizarlo correctamente o no.

Es como cualquier otra herramienta. Piensa en un martillo: si lo usas bien, puedes construir o colgar cosas en la casa, incluso repararlas. Si lo usas mal, puedes lastimarte seriamente algún dedo o te puede suceder algo incluso más peligroso.

El crédito tiene dos características importantes:

  • Debes pagar intereses por el dinero que te están prestando. Consulta con tu entidad financiera cuánto deberás pagar en intereses por el tipo de crédito que estás solicitando.
  • Compromete tu flujo de efectivo futuro, porque tienes que hacer pagos a ese crédito. De tu ingreso futuro, tienes que tomar una parte para hacer esos pagos, por lo que cuentas con menos dinero para otras cosas, como ahorrar.

Mucha gente se endeuda porque considera que su ingreso mensual no le alcanza para cubrir todos sus gastos. El problema es que las deudas no son la solución, al contrario lo hacen más grande. Imagínate si desde el principio gastas todo su sueldo, ¿cómo vas a pagar el préstamo? Si haces un hábito comprar a crédito, tus deudas crecerán y pueden llegar a estar fuera de tu control pues no tendrás cómo pagarlas.

Adicionalmente, si usas al crédito en tu contra tu patrimonio se puede ver afectado. Tu patrimonio es el dinero que tienes (ya sea en la mano, en el banco o en bienes valiosos como obras de arte, joyas o el valor de tu casa, que podrías vender, en caso de ser necesario), menos lo que debes (al banco o a otras personas).

En el caso de que comiences a hacer de las compras a crédito un hábito, tus deudas se incrementarán tanto que tu patrimonio se puede ver afectado.  Ten precaución de que tus deudas no estén fuera de tu control, se recomienda que el pago por tus deudas no deben exceder el 40% de tus ingresos mensuales.

Por el contrario, si no tuvieras deudas, o si tus deudas están dentro de tu control,  podrías comenzar a hacer del ahorro un hábito o a invertir tu dinero en bienes, lo que te ayudará a incrementar tu patrimonio.

No olvides que un adecuado manejo de tus gastos es muy importante para esto es recomendable llevar un registro diario de gastos. Analiza tu situación financiera a detalle, mira si tus deudas son manejables o si están fuera de control, y haz del ahorro un hábito para alcanzar tus metas financieras.

 

¿Cómo manejar efectivamente tu tarjeta de crédito?

¿Cómo manejar efectivamente tu tarjeta de crédito?

Crédito

Seguramente has escuchado la historia de cómo David (un jovencito pequeño y aparentemente inofensivo) venció a Goliat (un gigante y experto en combate), entonces, cómo es posible que un instrumento muy útil y que mide aproximadamente 8,5 cm. controle tu vida y la convierta en cuadritos?

A continuación te damos algunos puntos importantes a considerar para un buen manejo de tu tarjeta de crédito:

  1. Recuerda que una tarjeta de crédito es dinero, que al fin y al cabo es prestado por el banco y que tendrás que pagar junto con comisiones e intereses (si decides diferir el pago), por lo tanto gasta solamente lo que puedes pagar.
  2. Controla los gastos con la tarjeta de crédito y no olvides guardar todos los comprobantes de lo que hayas comprado, estos te servirán para compararlos con tu estado de cuenta; de esta forma también podrás detectar a tiempo en caso de que el banco te haga cargos incorrectos.
  3. Programa los pagos de tu tarjeta de crédito junto con tus otros gastos mensuales como la renta, la luz, el agua, teléfono, colegiaturas; así podrás cumplir a tiempo con estos pagos sin que te cobren recargos.
  4. Es mucho mejor si haces los pagos de la tarjeta de crédito antes de la fecha límite, así el cálculo de los intereses que te cobrará el banco serán sobre un monto menor y evitarás que te cobren intereses moratorios. Haz lo mismo para tus otros pagos.
  5. Si es posible y para disminuir tu deuda de la tarjeta de crédito, paga por lo menos el doble del pago mínimo requerido o más.
  6. Utiliza la tarjeta a partir del día siguiente de la fecha de corte y durante los siguientes primeros días del periodo, ya que será mayor el período de tiempo entre la compra y la fecha de pago.
  7. Si tienes la posibilidad, liquida el importe total de las compras efectuadas durante el período, así no pagarás intereses (si no te has excedido en tus gastos, te será más fácil).
  8. Guarda tus vouchers y compáralos con tu estado de cuenta, adicionalmente toma en cuenta los cargos extras por reposiciones, tarjetas adicionales, seguros, etc.
  9. No utilices tantas tarjetas de crédito, ya que puedes perder el control de lo que se gasta con ellas, además de que pagarás más por comisiones. Es mejor si sólo controlas una, así podrás llevar un nivel adecuado de consumo. Compara y analiza si puedes juntar tus deudas en una sola tarjeta de crédito. Conversa con el banco que te ofrezca mejores condiciones.
  10. No descuides la fecha de vigencia de tu tarjeta, así evitarás que te la rechacen en algún establecimiento y hasta en un momento inesperado o que realmente necesitas usarla.

Con estas recomendaciones esperamos que domines tu tarjeta de crédito y no que ella te domine, recuerda que es un instrumento muy útil si la sabes utilizar.

Lo que buscan las instituciones financieras para otorgar un crédito

Lo que buscan las instituciones financieras para otorgar un crédito

Crédito

El primer paso para solicitar un crédito es prepararte para el proceso de crédito. Es importante entender lo que los acreedores buscan en tu solicitud de préstamo. Los principales factores que los acreedores toman en cuenta son:

  • Tu historial crediticio
  • El capital
  • El tipo de colateral o garantía que pones para garantizar el pago del crédito
  • Tu capacidad de pago

 

Historial crediticio– Se refiere a la manera en que has pagado tus cuentas o deudas en el pasado. Tu historial crediticio es un elemento que las instituciones financieras toman en cuenta para determinar tu disposición para pagar tus deudas.

Cuando decides solicitar un crédito, es aconsejable revisar tu historial crediticio ANTES de salir a averiguar sobre un crédito con una institución financiera.

Es importante ser sincero cuando el acreedor pregunte acerca de tu historial crediticio. Si has tenido problemas en pagar tus créditos en el pasado es recomendable  mencionarlos de forma frontal con el acreedor. Mientras más transparente seas, mejor. Si tu historial crediticio no satisface los requisitos de la entidad financiera para otorgarte un préstamo, probablemente tendrás que mejorar tu record tus pagos antes de solicitar un crédito.

Capital – El capital se refiere a los recursos económicos. A las instituciones les interesa saber qué recursos económicos tienes disponible para pagar tu crédito. Las instituciones también evaluarán si cuentas con suficientes fondos para cubrir los costos adicionales del crédito.

Colateral o garantía – El colateral es un bien o propiedad que garantiza el pago de un préstamo. Si dejas de hacer tus pagos mensuales, podrías perder el bien que está como colateral.

Capacidad crediticia – Es tu capacidad para pagar el préstamo. Tu profesión, historial de trabajo, salario y el tiempo que llevas en tu trabajo actual son factores que se toman en cuenta para determinar tu capacidad de pago. Tus gastos mensuales y el monto de tus deudas actuales también son importantes. Otros factores a considerar son: por cuánto tiempo tendrás que seguir pagando tus deudas, cuántos dependientes tienes y si pagas una pensión alimenticia o manutención de niños, y la suma de cualquier otra obligación económica.

Los acreedores también revisarán tu relación deuda-ingresos al evaluar tu solicitud de préstamo. Este es un porcentaje que se usa para determinar cuánto dinero puedes pedir prestado.

Entre más deudas tengas actualmente, menor será tu capacidad de pago para un crédito de. En algunas circunstancias, tendrás que pagar algunas de tus deudas antes de que seas elegible para un crédito.

 

Caras vemos, deudas no sabemos

Caras vemos, deudas no sabemos

Crédito

El crédito es parte del manejo de nuestras finanzas, muchas de las decisiones financieras que tomamos en nuestra vida dependen de obtener un crédito. Pero, ¿de qué depende que sea bueno  o  malo? Que el crédito sea bueno o malo, depende de su uso, muchas de nuestras decisiones mes a mes se fundamentan en él y está en nuestras manos si lo manejamos de forma correcta o no.

Lamentablemente, pocas familias conocen cuál es su capacidad de pago real o al menos cómo calcularla, para ello te recomendamos aplicar la siguiente fórmula a ver qué resultados te da:

 INGRESOS – GASTOS – AHORROS =  TU CAPACIDAD DE PAGO

 Si al realizar este análisis, te das cuenta que tus gastos son mayores que tus ingresos, puede que estés sobreendeudado. Para saber si esta es tu situación, identifica cuáles son algunas de las señales de sobreendeudamiento:

  • No sabes exactamente cuánto dinero debes.
  • No puedes ahorrar el 10% de tus ingresos mensuales debido al excesivo pago de deudas.
  • Pagas el mínimo de tus consumos mensuales en la tarjeta de crédito.
  • Pides crédito para pagar otro crédito.
  • Al no tener acceso a más crédito pides “ayuda” a otros para que lo soliciten por ti.
  • No tienes un fondo de emergencias para imprevistos.
  • Recibes notificaciones o llamadas por pagos atrasados.

Adicionalmente, te recomendamos realizar este sencillo ejercicio para saber si estás sobreendeudado:

  • Suma todas tus deudas (créditos hipotecario, del vehículo, tarjetas de crédito, personales, comerciales) y divídelas para el total de ingresos, el resultado que obtienes es un porcentaje, si este excede al 40% estás sobreendeudado. Por ejemplo:

Total de deudas: $500

Total de ingresos: $1000

Cálculo: 500/100= 0,50 que representa el 50% de tus ingresos, es decir estás sobreendeudado.

Para un buen manejo del crédito, se debe tomar en cuenta que el 40% de endeudamiento es el máximo recomendado para el hogar.

Lamentablemente en la actualidad un alto porcentaje de familias ecuatorianas sobrepasan el 40% de endeudamiento y en su mayoría es crédito de consumo. Por lo tanto, sus ingresos se enfocan principalmente en cubrir los pagos de las deudas.

Una vez realizado este análisis para saber si estás sobreendeudado, te damos algunas sugerencias para enfrentar mejor tus decisiones de crédito en el año que viene:

  • Toma control de tus finanzas: lleva un registro diario de gastos y crea un presupuesto anual de gastos de acuerdo a tu realidad financiera.
  • En lo posible evita tomar más crédito hasta eliminar las deudas actuales.
  • Haz un inventario de tus bienes incluyendo los de uso personal, esto evitará compras innecesarias.
  • Practica la paciencia, sacrifícate los próximos doce meses y crea el hábito del ahorro.
  • Utiliza tu tarjeta de crédito sólo para gastos que se encuentran en tu presupuesto.
  • Si necesitas un nuevo crédito, que sea la excepción, evalúa su uso y tu capacidad de pago.

Evalúa tu situación crediticia en el año que pasó, y aprende de tus errores para que el próximo tomes decisiones informadas y puedas usar el crédito a tu favor. Conoce tu realidad financiera, el crédito es una excelente herramienta para conseguir tus metas, está en tus manos darle el mejor uso posible.

 

 

 

¿Te conviene usar la tarjeta de crédito en época de fiestas?

¿Te conviene usar la tarjeta de crédito en época de fiestas?

Crédito

Autor: Nicolás Gavilanes

El uso de crédito en época de fiestas es muy común en el mercado ecuatoriano, pero existen varios puntos por analizar para saber si te conviene hacerlo. Debes recordar que en el último periodo del año se recibe uno de los beneficios sociales, que es el décimo tercer sueldo. Esto representa un ingreso extra a tu bolsillo; sin embargo esto no significa que lo tienes todo cubierto, por lo que utilizar crédito o una tarjeta de crédito puede ser una opción.

A continuación te damos un listado de pros y contras para usar tarjetas de crédito en estas fiestas.

Pros de usar  tarjeta de crédito

  • El usar una tarjeta de crédito en tus consumos puede resultar beneficioso en el momento de pago ya que algunas tarjetas te ofrecen la acumulación de millas por tus consumos.
  • Al realizar tus pagos con tarjeta de crédito puedes diferir tus pagos y comenzar a pagarlos a fin de mes. Es recomendable que aproveches las ofertas de pagos sin intereses que te ofrecen en tus compras. Sin embargo, ten cuidado sobre cómo difieres, si eliges el pago en cuotas, es aconsejable diferir los pagos de acuerdo a la duración del bien. Por ejemplo:
    • Alimentos: dura poco = pago corriente
    • Ropa: duran más = diferido a corto plazo
    • Muebles: duran más tiempo = diferido a mediano o largo plazo
  • Las alianzas con marcas puede también ser muy beneficioso para ti. Algunas marcas en esta época del año suelen aliarse con empresas que emiten tarjetas de crédito para ofrecer mayores beneficios en el consumo.

 Contras de usar tarjeta de crédito

  • Corres el peligro de no poder controlar tus gastos. Esta es una de las principales desventajas de tener una tarjeta de crédito. Al tener el acceso a comprar con facilidad, con el sinfín de promociones y descuentos, se te puede olvidar tu capacidad de pago y puedes gastar desmesuradamente.
  • Al usar tu tarjeta de crédito para efectuar tus pagos en las festividades, algunas tiendas te cobran una comisión que puede representar un gasto más en tus consumos.

 En resumen, usar tu tarjeta de crédito para realizar tus compras navideñas o de fin de año es una opción.  Sin embargo, ten en cuenta que esta es una forma flexible de pago y que debes disponer de dinero para pagar en el tiempo acordado según tu consumo. Si pagas de forma puntual puede ser muy beneficioso para ti ya que mejora tu historial crediticio a futuro. No pongas en riesgo tus finanzas por un mal uso de la tarjeta de crédito.

¿Deudas fuera de control? Considera la consolidación de deudas

¿Deudas fuera de control? Considera la consolidación de deudas

Crédito

Si estás sobreendeudado y ya no sabes cómo manejar todas tus deudas, consolidar tus deudas puede ser una opción para que puedas retomar el control. La consolidación de deudas es un proceso beneficioso para solucionar deudas numerosas, pues tus deudas se consolidan en una sola cantidad, y vas pagando las cuotas mediante un sólo pago cada mes.

Si has hecho varios intentos para disminuir tus múltiples deudas, pero no han resultado, puedes acudir a una institución especializada en la consolidación de deudas. Sin embargo, antes de tomar esta decisión será importante que conozcas las ventajas y desventajas de la consolidación de deudas. A continuación te las presentamos:

Ventajas

  • Reduces tus gastos mensuales. Al consolidar todas tus deudas en un solo pago, la cuota mensual de esta nueva deuda será menor que la suma de todos los pagos mensuales de tus deudas antiguas.
  • Administras sólo una deuda y no varias. Enfocar tu esfuerzo en pagar una sola deuda en vez de varias tiene un impacto psicológico importante. Manejar una sola deuda resulta menos abrumador.
  • La deuda se hace más manejable de llevar, al reducirse los intereses que pagas actualmente por tus préstamos y tarjetas, y al consolidar los pagos a solo uno.

Desventajas

  • Alargas el plazo. Al unir todas tus deudas en una sola y bajar la cuota mensual, generalmente se alarga el plazo, o el tiempo para pagar la deuda. Es importante pensar en tus planes para el futuro antes de consolidar tus deudas – ¿es realista pensar en seguir pagando la deuda en el mediano o largo plazo?
  • Podrías terminar pagando una tasa de interés más alta. En ciertas ocasiones, unir todas tus deudas en una sola puede resultar en una tasa de interés más alta. Por eso es importante indagar cuál será tu nueva tasa de interés con un crédito consolidado. De esta manera, puedes calcular cuánto dinero pagarías en intereses con la nueva tasa y cuánto pagarás en intereses con las tasas actuales de tus deudas existentes, antes de tomar una decisión.
  • Podrías pagar más debido a cargos por el servicio de la consolidación que cobran las empresas. Es importante que elijas una buena compañía de consolidación de deudas, y verifiques su legitimidad y trayectoria.
  • Debes estar al día en tus pagos mensuales. Si te has atrasado en algunas de tus deudas puede ser difícil que estas deudas puedan ser consolidadas. Por lo tanto es muy importante saber qué deudas puedes consolidar y cuáles no, pues éstas tendrás que seguir pagándolas independientemente.

Compara varias opciones antes de comprometerte a un crédito consolidado. Puede ser una salvación para tus problemas de sobreendeudamiento, pero ten cuidado que podrías crear un nuevo problema. Esto todo depende de los términos y condiciones del crédito y de tu nivel de compromiso y responsabilidad en bajar tu nivel de endeudamiento.

Conoce sobre la Central de Riesgos

Conoce sobre la Central de Riesgos

Crédito Sistema Financiero

La Central de Riesgos es el registro de información sobre todos los préstamos o créditos que una persona ha contratado con una institución financiera regulada y controlada por la Superintendencia de Bancos del Ecuador o la Superintendencia de la Economía Popular y Solidaria. Es decir, si se tiene un crédito con una institución (entidades bancarias, sociedades financieras, tarjetas de crédito, mutualistas, cooperativas o un banco extranjero), la persona es parte de la central de riesgos. También se registra como información adicional a la Central de Riesgos, los créditos adquiridos a través de entidades financieras no controladas ni reguladas por la Superintendencia de Bancos y Seguros (cooperativas reguladas por el Ministerios de Bienestar Social) y entidades del sector real o comercial cuya información es solicitada directamente por los burós de información crediticia, y corresponde únicamente a obligaciones que se mantiene como deudores.

Esta información es administrada por la Superintendencia de Bancos del Ecuador (SB) y la Superintendencia de Economía Popular y  Solidaria (SEPS).

Objetivos

Uno de los objetivos de la Central de Riesgos es proteger el dinero depositado en las entidades controladas por las SB y SEPS. Adicionalmente, otro de los objetivos es garantizar el retorno de los valores prestados, para minimizar el riesgo a quien se ha prestado, mientras más conozco al deudor menor riesgo de que no cumpla con su obligación. Con los datos que presenta la Central de Riesgos, se puede establecer en el análisis de una persona que solicita un préstamo o tarjeta de crédito, tanto en las entidades financieras como en las casas comerciales, que esa persona tenga un buen historial crediticio como cumplidor de sus obligaciones, o lo contrario.

Calificaciones

Cada persona que se encuentra en la Central de Riesgos recibe una calificación de acuerdo al comportamiento de pago que ha tenido con sus obligaciones. Las calificaciones pueden ser:

A: aquella persona que cuenta con suficientes ingresos para pagar el capital e intereses y lo hace puntualmente. Si es un crédito comercial, el pago de la cuota no puede pasar de 30 días y si es de consumo, no más de cinco días.

B: clientes que todavía demuestran que pueden atender sus obligaciones pero que no lo hacen a su debido tiempo. En los créditos comerciales son los que se tardan hasta tres meses en pagar sus obligaciones.

C: personas con ingresos deficientes para cubrir el pago del capital y sus intereses en las condiciones pactadas.

D: igual que las personas que tienen calificación C, pero donde se tiene que ejercer la acción legal para su cobro y, generalmente renegocian el préstamo bajo otras condiciones.

E: es la última calificación. Aquí están las personas que se declaran insolventes o en quiebra y no tienen medios para cancelar su deuda. En los créditos comerciales, la morosidad es superior a los nueve meses y en los de consumo, por encima de los 120 días.

El historial crediticio de las personas no debe presentarse con información más allá de tres años, cuando la obligación se cancela, desaparece de la información a la fecha. Sin embargo, la generación o historial de dicha operación deba presentarse tres años atrás a la fecha de corte del último reporte.

Si se cumple con los pagos la calificación se deteriorará y se disminuirán las opciones para sacar nuevos créditos al futuro.

Entrega de información crediticia

Después de ingresar la información en la Central de Riesgos, la SB y SEPS entregan la información a entidades legalmente autorizadas y controladas: los Burós de Información Crediticia. Estas entidades entregan los datos de la Central de Riesgos al sistema financiero, al sector real de la economía y a los titulares.

¿Cómo se utiliza la información de tu historial de crédito?

El reporte de crédito, es una fuente de información que las instituciones financieras y casas comerciales utilizan en sus procesos de evaluación crediticia. La información de cómo una persona ha pagado los créditos es una variable que ayuda a predecir qué tan probable serán los  pagos de futuros créditos. Entonces, si históricamente una persona ha pagado a tiempo sus créditos, la probabilidad de que pague a tiempo en el futuro es mayor.

El reporte de crédito es el reflejo del historial crediticio. Es una carta de presentación que ayuda a solicitar un crédito y conseguir mejores condiciones financieras.

Para mayor información sobre la central de riesgos:

¿Mi institución financiera está bien?

¿Mi institución financiera está bien?

General Sistema Financiero

Cuando sale la noticia del cierre de alguna entidad financiera te has preguntado, ¿y como estará mi institución financiera?

 

Como cliente de entidades financieras, es importante informarte sobre la calificación de riesgo de la institución antes de contratar cualquier producto o servicio. A continuación te ayudamos con una guia para entender cómo intepretar y dónde averiguar esta importante información:

 

¿Qué es la calificación de riesgos?

 

Es un examen especial mediante el cual una Empresa Calificadora de Riesgo, debidamente calificada por la Superintendencia de Bancos y Seguros del Ecuador, emite su opinión sobre la capacidad que tiene una Institución Financiera para administrar tu dinero de forma adecuada así como medir la liquidez y solvencia con que cuenta para atenderte.

 

¿Quién califica el riesgo de mi institución financiera?

 

Una Empresa Calificadora de Riesgo es una empresa especializada en auditoría operativa y organizacional a Instituciones Financieras, y que para poder realizar este tipo de actividades deben de contar con una autorización y registro especial ante la Superintendencia de Bancos y Seguros del Ecuador.

 

 

¿Para qué sirve la calificación de riesgos?

 

La calificación de riesgos es un indicador importante para que conozcas cuál es la situación de las Instituciones Financieras que operan en el país, de manera que puedas identificar el nivel de cuidado y atención especial con el que están manejando el dinero de los depositantes.

 

¿Cada cuánto tiempo se califica el riesgo de las instituciones financieras?

 

Las instituciones financieras deben realizar este examen cada año.

 

¿Cuáles son las escalas de clasificación y que significan?

 

Generalmente las instituciones financieras tienen afiches sobre su nivel de calificación en sus agencias.

 

AAA.- La situación de la institución financiera es muy fuerte y tiene una sobresaliente trayectoria de rentabilidad, goza de excelente reputación en el medio. Si existe debilidad o vulnerabilidad en algún aspecto de las actividades de la institución, ésta se mitiga enteramente con las fortalezas de la organización;

 

AA.- La institución es muy sólida financieramente, tiene buenos antecedentes de desempeño y no parece tener aspectos débiles que se destaquen. Su perfil general de riesgo, aunque bajo, no es tan favorable como el de las instituciones que se encuentran en la categoría AAA

 

A.- La institución es fuerte, tiene un sólido récord financiero muy buena aceptación en el medio. Es posible que existan algunos aspectos débiles, pero es poco probable que existan problemas que afecten su sólida posición.

 

BBB.- Se considera que claramente esta institución tiene buen crédito. Aunque son evidentes algunos obstáculos menores, éstos no son serios y/o son perfectamente manejables a corto plazo;

 

BB.- La institución goza de un buen crédito en el mercado, sin deficiencias serias, aunque las cifras financieras revelan por lo menos un área fundamental de preocupación que le impide obtener una calificación mayor. Es posible que la entidad haya experimentado un período de dificultades recientemente, pero no se espera que esas presiones perduren a largo plazo.

 

B.- Aunque esta escala todavía se considera como crédito aceptable, la institución tiene algunas deficiencias significativas.

 

C.- Las cifras financieras de la institución sugieren obvias deficiencias, muy probablemente relacionadas con la calidad de los activos y/o de una mala estructuración del balance. Hacia el futuro existe un considerable nivel de incertidumbre. Es dudosa su capacidad para soportar problemas inesperados adicionales;

 

D.- La institución tiene considerables deficiencias que probablemente incluyen dificultades de fondeo o de liquidez. Existe un alto nivel de incertidumbre sobre si esta institución podrá afrontar problemas adicionales;

 

E.- la institución afronta problemas muy serios y por lo tanto existe duda sobre si podrá continuar siendo viable sin alguna forma de ayuda externa, o de otra naturaleza.

 

A las categorías descritas se pueden asignar los signos (+) o (-) los cuales sirven para indicar la posición de tu Institución Financiera dentro de las categorías mencionadas anteriormente. Si es positivo es señal de mejora y si es negativo es señal de desmejora, en ambos casos con respecto a su calificación anual anterior.

 

¿Dónde puedo encontrar la calificación de riesgo de mi institución financiera?

 

La información de la calificación de riesgo la puedes encontrar en la página web de tu Institución Financiera o en un afiche en las agencias de la entidad.

 

También puedes avierguar la calificación de todas las Instituciones Financieras autorizadas en el Ecuador en la página web de la Superintendencia de Bancos.

 

Haz clic aquí para consultar y comparar la calificación de tu Institución con otras.

 

Escrito por: Juan Lopez

 

FUENTE

 

http://www.sbs.gob.ec/practg/sbs_index?vp_art_id=3180&vp_tip=2#7

http://www.sbs.gob.ec/practg/sbs_index?vp_art_id=3182&vp_tip=1

 

Cómo endeudarse de manera responsable

Cómo endeudarse de manera responsable

Crédito General

Es importante que te tomes cinco minutos para saber cómo endeudarse de manera responsable.

En el futuro, vas a tener que tomar decisiones importantes y con mucha relación al manejo de tus finanzas personales, por ejemplo: ¿En dónde estudiar?, ¿Qué auto comprar?, ¿En dónde vivir?… Tomar esas decisiones, implica en ciertas ocasiones sacar un crédito.

 

Primero vamos a responder qué es un crédito y para que utilizarlo:

Hay momentos en la vida en los cuales uno tiene que afrontar gastos importantes sin contar con los fondos suficientes para el efecto. Para estudiar en una universidad, para tener una casa propia, comprar muebles, o tal vez sacar la licencia y comprarse un auto. En esos casos, se puede pedir dinero al banco (crédito) con la condición de devolverlo con intereses en el futuro. Así se establece un periodo de pago (plazo) y monto mensual (cuotas) que tendrás que realizar para cancelar el monto total. Todo tipo de crédito tiene costos asociados.

Este servicio financiero no es gratuito, debemos conocer el total de los costos asociados con el crédito.

Ahora vamos a identificar una deuda buena de una deuda mala:

 

El crédito como tal no es que sea bueno o malo, sino el uso que le damos. Estudiemos la diferencia a continuación:

BUEN USO DE CRÉDITO:
credito primer post
  • Permite aumentar los ingresos en un negocio.
  • Solventa un problema financiero de inmediato.
  • Facilita el logro de metas financieras importantes: comprar una casa, un auto…
MAL USO DE CRÉDITO:
Credit Trap, Predatory Lending, Man Caught
  • Un crédito mal utilizado genera un gasto más grande que el beneficio
  • Un crédito mal utilizado es un crédito que fue contratado sin comparar opciones de crédito en el mercado
  • Un crédito mal utilizado no toma en cuenta la capacidad de pago de las personas.

En el futuro cuando te enfrentes con la decisión de sacar un crédito o no, reflexiona si:

  • ¿Este crédito es realmente necesario?
  • ¿No podría comprar lo que quiero en unos meses ahorrando todo lo que puedo?
  • ¿Voy a poder pagar sin problemas mi cuota mensual durante los próximos meses?
  • Destinaré una parte muy grande de mis ingresos totales a pagar mis deudas?
  • Este crédito me va a dejar en una mejor situación financiera que antes?
  • Tengo alguna alternativa en caso de no poder pagar el crédito?
¡Ahora las tarjetas vienen con Chip!

¡Ahora las tarjetas vienen con Chip!

Crédito General

¿Te has fijado que tu tarjeta de débito y crédito tienen ahora incorporado un chip en la parte frontal de la tarjeta?, pues ese dispositivo electrónico permite que el uso de tu plástico al momento de hacer pagos o transacciones en los cajeros automáticos se hagan con mayor seguridad.

 

Los beneficios de tener esta seguridad adicional son:

 

El chip funciona como una “pequeña computadora” que procesa y almacena información única sobre tus transacciones con la tarjeta. Para evitar la falsificación de la tarjeta con escáneres, el chip establece un código único asociado con tu tarjeta.

 

El uso de este tipo de tarjetas en cajeros automáticos reduce la posibilidad del skimming, es decir, la posibilidad de de “clonar” tu tarjeta. Sin la bandeja magnética en la tarjeta, ahora será más complejo clonar una tarjeta.

 

• Las tarjetas con chip no requieren obligatoriamente de la firma tuya en el voucher cuando pagas tus compras en un local comercial dado que la tarjeta posee un código único. A ese código se le llama NIP (Número de Identificación Personal).

 

La tarjeta con chip automáticamente lleva un registro de las transacciones que realizas, generando un rastro digital que se conoce técnicamente como “Criptograma”. Este registro ayuda validar las transacciones que realizas y evitar fraudes.

 

La tecnología del chip hace que el proceso de cobro en los locales sea más rápido dado que no se requiere alguna autorización adicional para la aceptación de la tarjeta.

 

Todas la emisoras de tarjetas en Ecuador están en proceso de convertir sus tarjetas tradicionales a tarjetas con CHIP. La primera vez que te entregan la tarjeta, no tendrá costo. Si luego la pierdes y pides la reposición de la misma, esta tendrá un costo.

 

Gracias a la llegada de tarjetas con chip, puedes realizar tus pagos con tarjeta con mayor seguridad!

 

Adaptado de

https://www.baneco.com.bo/Misocio/tarjetas-beneficios-tarjetas-con-chip1
http://www.credomatic.com/nicaragua/esp/credo/tarjetas/ChipContactless.pdf
https://www.bancsabadell.com/cs/Satellite/SabAtl/Tarjetas-con-Chip-EMV/1191352032180/es/

Equipo Editorial de Tus Finanzas ® 2014