Meta Financiera

Una meta de ahorro es una decisión personal y puede variar dependiendo de tus prioridades, edad, situación familiar, entre otras. Por ejemplo, puedes tener una meta de satisfacer tus necesidades básicas; de reducir deudas; de comprar una casa; o pagar los estudios de tus hijo/as. Las metas pueden ser de corto, mediano o largo plazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *