Buenos hábitos en el manejo de tu tarjeta de crédito para construir tu historial crediticio

Buenos hábitos en el manejo de tu tarjeta de crédito para construir tu historial crediticio

Autora: Lourdes Hernández

Las tarjetas de crédito son excelentes herramientas financieras para construir tu historial crediticio de forma sencilla si pagas a tiempo.

En cambio, si no eres cuidadoso con la tarjeta, tu historial o carácter de pago se puede ver deteriorado pues se percibirá que no puedes pagar la cuota al final del mes.

A continuación, algunos buenos hábitos en el manejo de la tarjeta para construir tu historial crediticio:

 

  1. Registra lo que gastas:

 

Si tu gasto se está saliendo de control, da un paso atrás y analiza la razón. Tal vez apareció un imprevisto que complicó tu equilibrio habitual. Es momento de crear un fondo de emergencia para que no dependas de tu tarjeta en un evento no planeado.

También es momento de revisar tu presupuesto mensual, anotando y analizando gasto por gasto para reducirlos y evitar endeudarte. Y si ya estás sobre endeudado, traza un plan de acción para pagar aquellas deudas con más alto interés primero, seguir pagando las cuotas mensuales de las otras y contactar con tus acreedores para refinanciar o consolidar todos los préstamos.

 

  1. Usa solo una tarjeta:

 

Si usas muchas tarjetas, pierdes el hilo de dónde va tu dinero. Es más fácil ajustarte a una sola tarjeta, aquella que te ofrece más beneficios, puntos, millas, y otros. Mantén las otras cuentas de tarjeta abiertas, con poco movimiento, pues mientras más tiempo trabajas con éstas, mejor para tu historial crediticio.

Otro factor que afecta tu score es la utilización del crédito: no importa que sea uno pequeño, pero pagado puntualmente, mantiene tu score en alto. Si tienes una tarjeta que te cobra un cargo anual, consulta si puedes cambiar a uno sin cargo. Otra opción es pasar tu línea de crédito a otra tarjeta con mejores beneficios. Consulta en la institución si esto es posible.

 

  1. Lee la letra chica:

 

Tu meta debe ser llevar tus gastos con equilibrio, mes a mes. Por eso lee con detenimiento las condiciones de tu tarjeta de crédito, las penalidades por retrasos de pago, los intereses por pagos diferidos, y también los beneficios que ofrece la misma. Puede que te den un seguro de vida y accidente, automotriz, de compras, de viaje, y/o descuentos en arriendo de vehículos, hospedajes y otros.

 

  1. Paga a tiempo:

 

¿Sabías que 35% de tu score de crédito depende de tu historia de pagos? Es decir, de lo puntual que eres en el pago de tus cuotas. Si te olvidas con frecuencia de la fecha de pago, ten un calendario con alertas o bien, paga con anterioridad en cuanto recibes tus ingresos o salario. A mayor puntualidad y frecuencia de pago, menos cargos de mora o cobranza y más control de tu gasto.

 

Fuente: Northwestern Union

Crédito General

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.