10 retos financieros para los emprendedores

10 retos financieros para los emprendedores

Emprendimiento General Negocio

Hoy en día, ser emprendedor es una oportunidad de enfrentarse a proyectos propios que conllevan riesgos y logros. Parece que es muy fácil decidirse y que en un dos por tres el éxito estará tocando a la puerta. Sin embargo, lograrlo es una tarea ardua que requiere compromiso y dedicación. Los emprendedores deben tener en mente que los retos serán una constante mientras su empresa logra establecerse.

Algunos de los principales desafíos financieros de los emprendedores son:

  1. Liquidez: una vez que se ha tomado la decisión de emprender un negocio, muchas veces la primera barrera es el dinero, ya que no es suficiente para resolver asuntos operativos de la empresa. Considerar y mapear distintas fuentes de financiamiento es primordial para mantener el flujo de efectivo.
  2. Difícil acceso a financiamiento: Obtener los recursos económicos para arrancar el negocio es el mayor obstáculo que enfrentan los emprendedores.
  3. El sobreendeudamiento: los emprendedores deben evitar caer en la tentación de pedir préstamos sin una planeación. Es necesario el asesoramiento previo a solicitar créditos o financiamiento externo para no exceder las capacidades financieras del negocio.
  4. Crecimiento a través de la inversión: quienes ya se hayan decidido a emprender no deben pasar por alto las inversiones para el negocio, que deben estar enfocadas a aquello que aporte valor a la empresa y que sea rentable para la misma.
  5. Ser adaptativo: el emprendedor debe estar consciente que el mercado y el estilo de vida son dinámicos y cambiantes, por lo que las inversiones pueden ser diversificadas. Tener la capacidad de adaptarse contribuye a que el crecimiento del negocio continúe.
  6. Marcar precedentes con la competencia: Los emprendedores se enfrentarán a un mercado donde existen empresas con mucha trayectoria financiera, pero esto en lugar de desestabilizar debe motivar para marcar con productos, diseño, publicidad, entre otros, diferenciadores sólidos que los acerque a sus consumidores.
  7. Reformas desarrolladas: es importante que los emprendedores estén atentos a las reformas ya sea a nivel industrial o fiscal porque estas pueden ayudar o entorpecer el proceso interno de su empresa.
  8. Conocimiento del mercado: Un gran reto para los jóvenes emprendedores consiste en investigar a detalle el mercado objetivo antes de lanzar su negocio. Hay detalles que no debemos olvidar como los precios, el marketing que se utilizará para atraer a los clientes, la necesidad que va a resolver el producto. Un conocimiento del mercado inhibe contratiempos y permite que el modelo de negocios sea más robusto y sólido.
  9. Red de contactos efectiva: El desafío está en carecer de una red de contactos efectiva que ayude a establecer alianzas comerciales, acceder a financiamiento accesible o participar en espacios de capacitación para una buena gestión financiera. Esta falta de acompañamiento limita las posibilidades de los emprendedores y los priva de conocimientos en el mercado.
  10. Educación financiera: Es un tema vital pero que desafortunadamente es deficiente para los jóvenes porque no tienen la información necesaria o carecen de conocimiento del tema. Es común que los emprendedores cometan errores financieros como mezclar sus ingresos personales con los de su negocio, o solicitar un crédito personal cuando lo que necesitan es uno empresarial. Esto se debe a la falta de educación financiera y puede hacer una gran diferencia, puede llevar a una empresa a crecer y desarrollarse como un gran proyecto o a morir en el corto tiempo.

Fuente:

https://www.eleconomista.com.mx

https://wildentrepreneur.org

 

Cómo ser más productivo en medio del torbellino diario

Cómo ser más productivo en medio del torbellino diario

Emprendimiento General Negocio

Autora: Lourdes Hernández

Las personas muy ocupadas no siempre son productivas. Ser productivo es la diferencia entre ser eficiente o no, entre tener éxito o no.

A continuación 10 tips para aumentar la productividad en medio del torbellino diario:

Enfocarse en un solo propósito.

Identificar nuestras prioridades y enfocarnos en éstas. Ir haciendo las cosas una por una, y hacerlo de la mejor forma posible.

Como equipo, decir cada día: esto es lo que hacemos. ¿Estamos siendo consistentes con ello? ¿Puede esto cambiar el mundo?

Bloquear las distracciones.

La tenista Martina Navratilova decía: “me concentro en concentrarme”. Depende de la voluntad de cada uno el ser responsable. Hay aplicaciones que te ayudan a concentrar.

Establecer un límite para las reuniones.

Winston Churchill comentó que nada es tan importante como para dedicarle más de veinte minutos. Parte de ser eficiente es evitar el desperdicio de tiempo de las reuniones largas. La clave es reducir a la mitad el tiempo de la cita, así los participantes vienen preparados y hacen un resumen de lo escencial.

Crear rituales productivos.

El tiempo es limitado, pero la energía no. Aquí cuatro tips para renovar la energía, creando rituales productivos: i. Hacer ejercicio y dormir más de seis horas diarias ii. Implementar una siesta corta o descanso durante el día iii. Evitar distractores al menos los primeros 15 minutos de iniciar un trabajo iv. Para no gastar la energía con varios frentes, concentrarse en una actividad a la vez.

Despertarse antes.

Poner el despertador 15 minutos antes e ir incrementando el tiempo hasta despertar antes de las 6am. La gente realmente eficiente tiene esa costumbre, así aprovecha más el día y su momento de mayor energía.

Agrupar interrupciones.

Mantener con cada miembro del equipo reuniones cortas en las que se solventen todas las inquietudes del día. Así no tienen que interrumpirse mutuamente a cada rato.

Delegar.

Para ser productivo, no hacer cosas que alguien más puede realizar. Las comidas, las diligencias del día a día, las llamadas telefónicas, el manejo de redes, etc.

No responder todos los mails.

Construir respuestas de cinco frases máximo para liberar el tiempo que se invierte en los mails. Analizar qué habitos rodean a la administración del mail y encontrar formas para ahorrar tiempo.

Captar ideas creativas.

La mejor forma de tener una buena idea es recopilar muchas ideas. Los emprendedores y líderes tienen buenas ideas, pero también son muy ocupados, por eso utilizan aplicaciones que captan sus notas, contactos, páginas web, reflexiones y otros datos del día a día. Aplicar la tecnología y sus herramientas, ahorra tiempo y energía.

Aprender de otros.

No dejar de investigar. A veces llega información relevante que no se alcanza a leer. Archivos, videos, links, que no se pierdan. Guardarlos con Get Pocket o Insta Paper. Revisar programas como How I Work series de gente exitosa y aprovechar sus tips.

 

Fuente: Open Forum, Bruna Martinuzzi

 

 

Formas sencillas de emprender si eres un joven universitario

Formas sencillas de emprender si eres un joven universitario

Emprendimiento General

Autora: Ana María Velasco

La etapa universitaria es una etapa para experimentar. En la universidad tenemos mucha flexibilidad: podemos elegir nuestras propias clases, nuestros horarios y más. Esta flexibilidad nos permite tener tiempo para explorar diferentes actividades que usualmente no haríamos. Antes estábamos en el colegio y teníamos un horario fijo y limitante. Más adelanta ya trabajaremos y tendremos un horario laboral. ¡Esta es nuestra oportunidad para aprender nuevas cosas, participar en diferentes actividades o incluso emprender!

Muchas veces porque somos jóvenes pensamos que emprender va a ser muy difícil. Creemos que hay que invertir bastante dinero, que los gastos serán elevados y no tenemos cómo financiar todo esto. Pero en realidad, el emprendimiento no es tan complicado como parece y tampoco requiere grandes capacidades financieras.

El emprender puede ser tan sencillo como volverse un tutor. Un estudiante de matemáticas puede crear su propio emprendimiento de tutorías. Lo que necesita son: sus habilidades matemáticas, tiempo para dar sus tutorías, un lugar donde hacerlas (incluso puede ser en línea) y pocos materiales como papel, lápiz y una calculadora. Para promocionar su emprendimiento puede pedir a sus amigos y familia que lo recomienden o incluso postular sus servicios en redes sociales.

El emprendimiento puede también ser tan sencillo como vender un producto hecho por uno mismo. Un estudiante que disfrute de hacer pasteles en su tiempo libre puede comenzar a cocinar sus pasteles en mayor cantidad y venderlos a sus amigos o compañeros. Lo único que va a necesitar va a ser tiempo y los ingredientes para hacer sus pasteles.

En los dos ejemplos ambos estudiantes crearon su emprendimiento con base en pocos recursos, su tiempo y sus habilidades. Para emprender no tuvieron que crear un negocio innovador, tampoco tuvieron que invertir muchísimo dinero y por último están haciendo algo que disfrutan. Como jóvenes universitarios podemos aprovechar nuestra flexibilidad en los estudios para atrevernos a emprender y generar ingresos.

Al emprender no solo generamos ingresos, también desarrollamos habilidades que nos servirán para el mundo laboral. Estos pueden ser resolver problemas, relacionarse con clientes, manejar nuestras propias cuentas, conocer a diferentes personas en la industria y más.

Hay muchas oportunidades y maneras para que los jóvenes emprendan. ¡Anímate!

 

 

9 cosas que debes hacer antes de abrir un negocio propio

9 cosas que debes hacer antes de abrir un negocio propio

Emprendimiento General Microempresa Negocio

En los últimos dos años, muchas personas han tenido más tiempo para pensar en lo que realmente les apasiona en cuanto a su carrera profesional, y para muchos, es ser independiente.

Aunque suene muy atractivo, dejar un trabajo para empezar tu propio negocio o entrar en la vida de independiente, puede ser difícil si no lo has hecho antes. Por eso es importante hacer todo lo posible para prepararte para el éxito. Cuando conozcas los pasos financieros correctos que debes dar primero, podrás prepararte mejor para los desafíos únicos de iniciar un negocio.

Te compartimos nueve cosas importantes que debes hacer antes de iniciar tu propio negocio.

  1. Conócete a ti mismo

Al igual que debes intentar comprender el mercado y el sector en el que quieres introducirte antes de dejar tu trabajo y dedicarte al emprendimiento, también es importante que te conozcas a ti mismo.

¿Por qué quieres crear tu propia empresa? ¿Qué objetivos (personales o financieros) quieres alcanzar? ¿Qué aspecto tiene el éxito para ti? ¿Qué te parece el fracaso? ¿Cuánto riesgo estás dispuesto a soportar mientras trabajas para poner en marcha tu negocio?

Las respuestas a estas preguntas serán diferentes para cada persona. Al responderlas honestamente, puedes poner en marcha un plan que funcione para ti y tu familia.

  1. Conoce la ley

Antes de poner en marcha cualquier cosa, es una buena idea entender las leyes y reglamentos que van a aplicar a tu negocio. ¿Necesitas alguna licencia o permiso en particular? Las leyes y reglamentos pueden variar según de una ciudad a otra, así que no tengas miedo de acudir al municipio, a la cámara de comercio local o a un abogado para que te oriente.

  1. Construye un fondo de emergencia

Aunque todo el mundo debería tener un fondo de emergencia, es aún más importante para los empresarios. Un alto porcentaje de los fracasos empresariales se deben a problemas de liquidez, es decir, a no tener dinero en efectivo cuando se necesita.

Muchos negocios siguen un ciclo en el que la demanda es mayor en ciertos momentos y menor en otros. Por ejemplo, una tienda de ropa puede vender más mercancía durante las vacaciones o en Navidad. Tener una buena reserva de efectivo puede ayudarte a superar los altibajos y evitar los problemas de liquidez que podrían destruir tu negocio.

¿A qué cantidad debe aspirar? Aunque lo que se suele recomendar son seis meses de gastos, los autónomos y otros trabajadores por cuenta propia pueden querer ahorrar incluso más, por ejemplo, nueve meses de gastos, aunque esto dependerá de tu situación financiera. Si estás casado y tienes una segunda fuente de ingresos, por ejemplo, es probable que puedas arreglártelas con menos reservas; sin embargo, si tu negocio es la principal fuente de ingresos de tu familia, es posible que necesites un mayor colchón de efectivo.

  1. Paga tus deudas

Aunque esto no es un requisito para iniciar un negocio, puede ser una buena idea, porque reducir la cantidad de deuda que debes puede tener una serie de beneficios para tu negocio.

Por ejemplo, si planeas depender de un préstamo empresarial o de otro tipo de financiación para poner en marcha tu negocio, la reducción de las obligaciones personales puede hacerte más atractivo para los prestamistas, lo que aumenta la probabilidad de recibir financiación y de obtener tasas de interés más bajas. Además, cuantas menos obligaciones tengas, más fácil será sobrellevar los tiempos difíciles sin tener que recurrir a tus ahorros.

  1. No combines tus finanzas personales con las de tu negocio

La forma en que gestiones las finanzas de tu empresa será fundamental para el éxito. Eso significa saber cuánto dinero entra, cuánto dinero sale, de dónde viene y a dónde va. Puede ser difícil hacerlo si las finanzas personales y las del negocio están mezcladas.

Prepárate para el éxito desde el principio abriendo una cuenta independiente para tu negocio. Utilízala para recibir pagos y para pagar los gastos de la empresa. Esto te ayudará a entender exactamente cómo va tu negocio, y tener un registro separado de las transacciones de tu negocio te facilitará el momento de pagar los impuestos.

  1. Contratar el seguro adecuado

Una vez que seas autónomo, ya no podrás contar con un empleador que te cubra tus necesidades de seguros. Desde la cobertura por salud hasta el seguro de vida, es importante tener un plan sobre cómo vas a pagar estos gastos adicionales. Dependiendo del tipo de negocio que vayas a poner en marcha, es posible que también necesites tipos de seguros específicos que te ayuden a proteger tu negocio.

  1. Investiga las opciones de ahorro para la jubilación de los independientes

Una vez que seas autónomo, ya no tendrás acceso a un plan de jubilación patrocinado por la empresa, o a la afiliación a la seguridad social. Tú eres tu propio empleador.

Pero eso no significa que no tengas opciones. En general, los empresarios y los autónomos pueden elegir entre varios tipos de fondos de jubilación o auto afiliarse a la seguridad social.

Cada una de estas opciones tiene sus propios requisitos, límites y beneficios, por lo que es importante que investigues y entiendas cuál es la mejor para ti y tu negocio.

  1. Ten un plan de contingencia

Aunque hay medidas que puedes tomar para aumentar tus posibilidades de éxito, lo cierto es que no puedes predecir el futuro. Por eso todos los empresarios deben ser capaces de responder a esta pregunta: Si esto no funciona, ¿en qué momento estoy dispuesto a cortar mis pérdidas? Sin una respuesta, es demasiado fácil caer en el hábito de pensar que algún momento recuperarás las pérdidas.

  1. Considera la posibilidad de trabajar con un asesor financiero

Los asesores financieros pueden analizar toda tu situación financiera y ayudarte a crear un plan financiero que te ayude a alcanzar las metas que te propongas. Si tu plan financiero incluye la creación de un negocio, un asesor financiero puede guiarte en el camino para hacerlo realidad.

¿De dónde provienen las utilidades?

¿De dónde provienen las utilidades?

Emprendimiento General

Autora: Lourdes Hernández

 

Todos los negocios y actividades tienen cosas que los afectan, que los impactan. Cosas graves como la guerra y la pandemia, o intermedias como una inundación, cierres, manifestaciones.

Todo negocio es un conjunto de piezas:

  • Producción
  • Mano de obra
  • Precio
  • Costos
  • Calidad
  • Abastecimiento
  • Crédito
  • Cobranza
  • Competencia
  • Ventas
  • Utilidad

 

La utilidad es el resultado final del negocio con aquellos imprevistos que lo afectan.

La utilidad es el resultado de los ingresos menos los costos. Tanto ingresos como costos pueden cambiar por variables que no controlamos.

Lo que sí controlamos es nuestro trabajo diario, ser parte de un equipo comprometido que busca la calidad del producto y del servicio, que trabaja cuidando el ambiente y la justicia social. Es decir, un negocio con responsabilidad social y ambiental en pro del bienestar de sus colaboradores, proveedores y clientes.

La utilidad debe ser bien administrada por el dueño del negocio. Se invierte una parte y la otra se reparte entre el equipo de trabajo y los dueños.

Al ser un ingreso fresco, que no es regular, hay que cuidar la utilidad. Lo ideal es destinarla al ahorro, al pago de deudas y por qué no, al cumplimiento de una meta familiar como vacaciones, la compra de un bien necesario o la adecuación de la vivienda o el negocio.

 

8 pasos que debes tomar antes de comenzar tu emprendimiento

8 pasos que debes tomar antes de comenzar tu emprendimiento

Emprendimiento General

Autora: Michelle Guerrero

Cada uno de nosotros tenemos diferentes sueños. Para algunos de nosotros, es ser dueño de una casa. Para otros, es asegurarse de dejar a sus hijos un mundo mejor. Y para otros, es comenzar su propio negocio.

¿Quién no quiere ser su propio jefe? Es importante tener en cuenta que administrar una empresa no es nada fácil.

Cuando estás listo para comenzar, es importante hacer todo lo posible para prepararte para el éxito. Cuando conocemos los pasos financieros correctos que debemos tomar antes de comenzar un negocio, nos podemos preparar mejor para los desafíos únicos del espíritu empresarial.

  1. Conocerme a mí mismo

Así como debes intentar comprender el mercado y la industria en los que deseas ingresar antes de dejar tu trabajo y dedicarte al espíritu empresarial, también es importante comprendernos a nosotros mismos.

¿Por qué iniciar tu propio negocio? ¿Qué metas (personales o financieras) estás tratando de lograr? ¿Qué te parece el éxito? ¿Qué te parece el fracaso? ¿Cuánto riesgo estás dispuesto a soportar mientras trabajas para que tu negocio despegue?

¿Listo para dar el siguiente paso? Un asesor financiero puede enseñarte cómo encajan todas las piezas de tu plan financiero.

Las respuestas a estas preguntas serán diferentes para todos. Al responderlas con sinceridad, puedes implementar un plan que funcione para ti y tu familia.

  1. Conocer la ley

Antes de comenzar cualquier negocio, es una buena idea comprender las leyes y regulaciones que se aplicarán a tu negocio. ¿Necesitas una licencia o permiso en particular? Las leyes y regulaciones pueden variar, así que no tengas miedo de acudir a la cámara de comercio local o un abogado para obtener orientación.

Además, ¿qué estructura empresarial es la adecuada para tu negocio? Si bien muchas pequeñas empresas son empresas unipersonales, existen otras opciones que pueden ofrecer una serie de beneficios legales y fiscales.

  1. Construir un fondo de emergencia

Muchas empresas siguen un ciclo en el que la demanda es mayor en determinados momentos y menor en otros. Por ejemplo, un paisajista naturalmente verá más trabajos en el verano que en el invierno, y una tienda de ropa puede vender más mercadería durante las vacaciones. Tener una reserva saludable de efectivo puede ayudarte a superar estos picos y prevenir los tipos de problemas de flujo de efectivo que podrían destruir tu negocio.

¿A cuánto debes apuntar? Si bien para la mayoría de las personas se suele recomendar un gasto de tres a seis meses, es posible que los autónomos y otras personas que trabajen por cuenta propia quieran ahorrar aún más, por ejemplo, nueve meses a un año de gastos, aunque esto, por supuesto, dependerá de tu situación financiera. Si estás casado y tienes una segunda fuente de ingresos, por ejemplo, probablemente puedas tener una menor reserva. Sin embargo, si tu negocio es la principal fuente de ingresos para tu familia, es posible que necesites más.

  1. Pagar tu deuda

Si bien esto no es un requisito para iniciar un negocio, puede ser una buena idea, porque reducir la cantidad de deuda que debes puede tener una serie de beneficios para tu negocio.

Por ejemplo, si planeas depender de un préstamo comercial u otro tipo de financiamiento para que tu negocio despegue, reducir tus responsabilidades personales puede hacerte ver más atractivo para los prestamistas, aumentando tu probabilidad de recibir financiamiento y tasas de interés más bajas. Además, cuantas menos facturas y obligaciones tengas, más fácil será sobrellevar los tiempos difíciles sin tener que aprovechar tus ahorros.

  1. Separar tus finanzas

Si bien puede que no sea la parte más importante del funcionamiento de una empresa, la gestión financiera es fundamental para el éxito. Eso significa saber qué dinero ingresa, qué dinero sale y de dónde viene y de dónde va, lo que puede ser difícil si no separas tus finanzas personales de las de tu negocio.

Prepárate para el éxito desde el principio abriendo una cuenta corriente comercial separada. Úsala para recibir pagos y pagar los gastos comerciales que puedas encontrar. Esto te ayudará a comprender exactamente cómo le está yendo a tu negocio y facilitará la presentación de tus impuestos.

  1. Obtener el seguro adecuado

Desde la cobertura médica, de la vista y dental hasta el seguro por discapacidad y el seguro de vida, es importante tener un plan sobre cómo pagarás estos gastos adicionales.

Más allá de estos gastos, también debes comprender los diferentes tipos de seguros que pueden ayudar a proteger tu negocio e incorporarlos a tu plan.

  1. Tener un plan de contingencia

Si bien hay pasos que puedes tomar para aumentar tus posibilidades de éxito, el simple hecho es que no puedes predecir el futuro.

Es por eso que todos los emprendedores deben poder responder esta pregunta: si esto no funciona, ¿en qué momento estoy dispuesto a reducir mis pérdidas? Sin una respuesta, es demasiado fácil caer en el hábito de perseguir tus pérdidas.

  1. Considera trabajar con un planificador financiero

Los asesores y planificadores financieros están capacitados para ayudarte a crear un plan financiero y alcanzar las metas que describes en él. Si tu plan financiero incluye comenzar un negocio, un planificador financiero puede guiarte en el camino para hacerlo realidad, incluidos muchos, si no todos, los pasos anteriores.

Fuente: Northwestern Mutual

Empoderarse una misma

Empoderarse una misma

Emprendimiento Finanzas Personales General

Autora: Lourdes Hernández

Durante la pandemia, las mujeres asumieron aún más las tareas domésticas y el cuidado de los hijos reduciendo sus horas de trabajo remunerado. Las desigualdades en el hogar se profundizaron, pero ¿es por falta de colaboración de los hombres, o porque las mujeres asumen voluntariamente ese esfuerzo extra? Creo que las dos cosas.

“No soy machista, soy cómodo”, dice un padre de familia. Y la esposa, que no quiere desorden ni malas caras, incorpora a sus tareas aquellas que podrían ser compartidas.

Un estudio de la Organización Mundial del Trabajo OIT dice que se debe impulsar el empoderamiento económico y social a las mujeres. Muchas tienen poca formación, doble o triple carga en la casa y el trabajo, y cuidado de personas dependientes. Siendo la crianza de los hijos la mejor inversión familiar (ver artículo La mejor inversión de la vida) también requiere apoyo económico y cooperación en las tareas.

Según el INEC (2012), las mujeres trabajan un promedio de 15 horas 47 minutos más que los hombres a la semana. Y en el área rural, esta cifra es de 23 horas.

Necesitan convertir sus actividades de supervivencia y su fuerza, en empresas productivas.

La desigualdad radica en casi todos los aspectos de su vida, por ejemplo, muchas mujeres no tienen el mismo acceso que los hombres en términos de movilidad, seguridad, oportunidades. Además, un 87,3% de las mujeres que han sufrido violencia física, lo ha vivido en sus relaciones de pareja. La violencia es la barrera principal para el empoderamiento.

Hasta que aquello cambie, es primordial que empiecen ellas a cambiar, a creer en sí mismas. De otro modo, las mujeres se autobloquean, empeorando sus posibilidades.

Creer en una misma no implica sentirse más que los hombres o que otras mujeres. Es necesario cambiar la mentalidad de “soy pobre”, “no puedo”, “no lo lograré”.

Es necesario cambiar la visión asistencial por una empresarial. Aunque a veces se sienten abrumadas, tienen habilidades y experiencias de vida.

Esa “mentalidad empresarial” entre mujeres las impulsa a crear pequeños negocios y empresas; se incrementa su capacidad de proveer recursos para su casa; se interesan por la capacitación sobre habilidades básicas de gestión empresarial; se abre la posibilidad de crédito en entidades financieras.

Las entidades de microfinanzas han roto la regla: prefieren a clientes mujeres porque son más cumplidas, trabajadoras y responsables.

Desafortunadamente, el empoderamiento de las mujeres no siempre está asegurado, porque el cambio de mentalidad, el negocio próspero y el acceso a crédito no significan necesariamente control sobre el ingreso del hogar.

Nuevamente, hasta que eso cambie, deben mostrar empoderamiento financiero, hablar con la pareja y dividir los gastos de manera equitativa. Ser firmes con los hijos y con ellas mismas a la hora de consumir. Tener un mentor o mentora que les dé un rumbo y les aconseje. Finalmente, tomar control de sus finanzas, con miedo, pero con valentía y acción.

Fuente: OIT Género y Emprendimiento, Gabriela Malo Vásconez, Northwestern Mutual

¿Cuál es la mejor inversión de la vida?

¿Cuál es la mejor inversión de la vida?

Emprendimiento Finanzas Personales General

Autora: Lourdes Hernández

Las mamás sabemos que cuidar a nuestros hijos es la mejor inversión para la familia y para nosotras mismas. Por eso, la flexibilidad de horario y el teletrabajo son frases mágicas.

Tener un horario flexible mientras criamos a nuestros bebés nos permite: lactancia, visitas al doctor, horas de alimentación, cuidados, juegos.

Las nuevas modalidades laborales, en casos de niños más grandes, nos permite atender sus necesidades y horarios de comida, participación en actividades virtuales o reuniones con la profesora. También acompañar -con bioseguridad, a clases extracurriculares, visitas a compañeros, otros.

Una estructura ordenada de comidas, siesta, deberes, es clave para lograrlo.

En Ecuador hay aproximadamente 1.400.000 mamás con niños menores de 12 años, según el INEC. De ellas, un 30% puede trabajar desde la casa. Para aumentar esta cifra, propongo algunas ideas de trabajo a medio tiempo y negocio:

Lo que prefieren las mamás jóvenes: manufacturas, ventas y delivery, dependiente de librería o local de ropa, tomar encuestas, consultoría, escritora, camarera, atender en un bar, fotógrafa, cliente secreto, catering, conductora de uber, tatuajes, otros.

Bienes raíces: se coordinan citas desde la casa con un horario estructurado para las visitas. Aquí lo más importante es la puntualidad de ambas partes.

  • Arriendos y venta de casas, departamentos, terrenos
  • Administrar casas y departamentos de Airbnb
  • Administrar nuevas tendencias inmobiliarias como el Glamping

Labores compartidas: se estructura el horario y se coordinan las tareas con una amiga. Cada una trabaja la mitad del tiempo, ganando a medias. Aplica para:

  • Cuidado de niños o ancianos
  • Colegio en casa
  • Limpieza, decoración, adecuación de casas, departamentos, edificios
  • Decoración y cuidado de jardines
  • Administración de edificios o conjuntos habitacionales

Cuido tus bebés y tú los míos: si se trabaja a medio tiempo de manera presencial, puedes turnarte con una amiga para cuidar los niños de cada una.

Convertir estas ideas en algo exitoso no es algo que se logra de la noche a la mañana. Por eso, comienza HOY.

Fuente: Susana Sánchez G y Northwestern Mutual

5 consejos financieros para hacer crecer tu negocio

5 consejos financieros para hacer crecer tu negocio

Emprendimiento General

El éxito y crecimiento de tu negocio requiere que seas flexible y que tengas buenas habilidades de planificación y organización.

La planificación financiera personal adquiere una mayor importancia cuando eres propietario de una empresa y, en muchos casos, es conveniente vincular el plan financiero personal al plan financiero de la empresa.

Te damos los siguientes consejos que te ayudarán en el crecimiento de tu negocio:

  1. Asegura tu negocio

¿Qué pasaría con tu negocio si te ocurriera algo inesperado? Una consideración clave para tu negocio debe ser la planificación para esa posibilidad. Esto puede dar tranquilidad a tu familia, tus clientes, tus empleados y, sobre todo, a ti.

Puedes comenzar contratando una póliza de seguro de vida a plazo para proteger a tu familia. A continuación, si tienes una socia/o, podrían tener un acuerdo de compraventa, que protege al negocio en caso de que alguna/o de la/os dos falleciera prematuramente. El acuerdo proporciona seguridad a sus familias al dar al socio superviviente la posibilidad de comprar la propiedad de la otra mitad de la empresa. Por último, se aconseja empezar a ahorrar algo de efectivo para cubrir posibles emergencias o necesidades de liquidez en un fondo para imprevistos.

  1. Conecta el plan de tu negocio con tu planificación financiera personal

La planificación financiera personal adquiere mayor importancia cuando se es propietaria de una empresa y, en muchos casos, es conveniente vincular el plan financiero personal al plan financiero de la empresa. A medida que el negocio crece y los ingresos aumentan, pueden ahorrarse e invertirse para ayudar a la empresa a alcanzar sus objetivos a largo plazo. Se puede integrar el éxito de la empresa con el éxito en tus finanzas personales. Para esto es indispensable tener las finanzas personales en orden y diferenciar el manejo financiero de la empresa con el personal.

  1. Inicia un fondo de oportunidades

Cuando te surge esta gran idea que te ayudará a que el negocio crezca, debes estar preparada financieramente para implementarla. Crea un fondo de ahorros para tu negocio, puedes tenerlo en un depósito a plazo, un fondo de inversión, pero trata de que el dinero lo tengas disponible para aprovechar esta oportunidad.

  1. Mantén registros detallados

Todas las empresas exitosas mantienen registros detallados. Al hacer esto, sabrás dónde está el negocio financieramente y qué desafíos potenciales podrías estar enfrentando. Saber esto te da tiempo para crear estrategias y así superar dichos desafíos.

  1. Analiza a tu competencia

La competencia genera los mejores resultados. Para tener éxito, estudia y aprende de tus competidores. Después de todo, pueden estar haciendo algo bien que puedes implementar en tu negocio para ganar más dinero, pero con tu propio sello.

4 errores que debes evitar si comienzas un emprendimiento

4 errores que debes evitar si comienzas un emprendimiento

Emprendimiento General

Autora: Michelle Guerrero

No abrir una cuenta corriente comercial

Al no tratar tu emprendimiento como un negocio desde el principio, las cosas pueden llegar a complicarse rápidamente. No mezcles tus cuentas personales con tus cuentas comerciales, ya que puede ocasionarte una gran confusión si no las separas.

A medida que tu emprendimiento crece esto se va a complicar. No es buena idea mezclar tus gastos comerciales con tus gastos familiares.

Ya sea que estés comenzando o tengas algunos años en tu negocio, tómate unos minutos para configurar una cuenta comercial. Separar las finanzas personales y comerciales es el primer paso hacia un balance general organizado.

Encargarte de tu propia contabilidad

Al pensar que tu emprendimiento representa únicamente una pequeña fuente de ingresos, vas a querer encargarte por tu cuenta de tu contabilidad. Posiblemente creas, ¿por qué pagarle a otra persona con el dinero que tanto me costó ganar? Esta lógica te va a impedir contratar ayuda contable profesional durante mucho tiempo: error número dos.

A medida que tu emprendimiento crezca, tus finanzas se volverán cada vez más complejas. Al no recibir ayuda profesional, te obligará a pasar demasiado tiempo tratando de entender tus ganancias y gastos en preparación para la temporada de impuestos.

No esperes hasta que sientas que no puedes más para contratar ayuda contable. Es un dolor de cabeza que puede esquivar fácilmente y te dará más tiempo para hacer crecer tu negocio. Te puedes sorprender de lo mucho que puedes aprender al pasar una o dos horas cada mes con un profesional de las finanzas. Tu panorama financiero será más claro y, a menudo, recibirás buenos consejos sobre los próximos pasos.

No ahorrar para la jubilación

Puede ser que pienses que tu emprendimiento solo será por un tiempo, hasta que tus hijos dejen de amamantar o hasta que empiecen la escuela. Y lo más probable es que luego la línea de tiempo seguirá creciendo. El trabajo por cuenta propia siempre puede parecer temporal en tu mente, y por eso no has construido una hoja de ruta hacia la jubilación.

Ahora, es el momento de que pienses si tu emprendimiento será un trabajo a largo plazo, lo que significa que, si contestaste sí a esta pregunta, piensa en comenzar a ahorrar para la jubilación. Las personas que trabajan por cuenta propia son conocidas por postergar los ahorros para la jubilación porque no tienen planes patrocinados por el empleador. Sé diferente. Cuida tu futuro con contribuciones regulares a una cuenta de jubilación.

No prepararte para el crecimiento

No te subestimes, tu emprendimiento puede convertirse en un gran negocio. Aprovecha el potencial de crecimiento. Si tienes en mente hacer crecer tu emprendimiento, es importante que desde el inicio te plantees estas ideas y busques formas de escalar tu negocio para una expansión rentable, y no te abrumes por esto después.

Muchos emprendimientos no están preparados para crecer, no estandarizan los procesos de presentación de nuevos clientes, incorporación de trabajadores contratados o manejo de una mayor carga de trabajo. Simplemente manejan estos temas como vienen. Desarrolla un sistema para administrar múltiples tareas diarias que vienen con un negocio independiente. Planea mucho más adelante, en lugar de apagar los incendios cuando se encienden.

Si planeas aventurarte por tu cuenta, también cometerás algunos errores en el camino. Pero aquí está la cuestión: aunque te tropieces algunas veces, no olvides levantarte y hacer las cosas bien. Asegúrate de celebrar tus victorias.

Fuente: Northwestern Mutual