La educación financiera es un proceso permanente, gracias al cual las personas pueden adquirir conocimientos, competencias en el ámbito financiero; desarrollar comportamientos y aptitudes más responsables así como eficientes, para lograr un mejor entendimiento de los servicios, productos, conceptos y riesgos asociados para tomar decisiones razonadas.

En este sentido la Educación Financiera busca una mejora de la capacidad y cultura financiera en la población:

  • Saber cómo informarse en el ámbito de la gestión de finanzas y de los productos/servicios bancarios.
  • Entender los conceptos básicos del manejo de de finanzas de los productos/servicios bancarios.
  • Saber usar lo aprendido para planificar, aplicar y evaluar las decisiones financieras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.