Consejos financieros para madres

Consejos financieros para madres

Estamos en el mes de las madres y qué mejor oportunidad para aportar en su día a día el conocimiento necesario para que las finanzas de mamá y del hogar sean exitosas. Ellas cuentan con un talento innato para sacarle provecho a todo y no es coincidencia. Ser líder del hogar es una gran responsabilidad y con estos consejos financieros te será mucho más fácil ser una experta en finanzas.

 

  1. Elabora un presupuesto

Parece fácil, pero es una de las labores más importantes y complicadas de realizar. Elaborar un presupuesto te será de utilidad para lograr una estabilidad y detectar todos aquellos gastos que nos impiden ahorrar. En este presupuesto incluye los gastos más relevantes: comida, cuentas, educación de los hijos, útiles escolares, gastos médicos y guarda un poco para los imprevistos. Dentro de este presupuesto también debes agregar los gastos de diversión y entretenimiento, que, aunque no sean muy frecuentes, es necesario que tengas conocimiento y separes mensualmente un poco de dinero para cubrirlos.

Toma un papel y un lápiz, o tu computadora o celular y registra de forma detallada todos tus ingresos y gastos para que visualices lo que tiene prioridad (alimentos, colegiaturas, medicinas, transporte, etc.), cuáles resultan innecesarios y las deudas.

C, lo recomendable es que dentro de tu presupuesto también contemples fondos de ahorro para emergencias, retiro, y un fondo para la educación de tus hijos, etc.

 

  1. Cuida los gastos hormiga y compras por impulso

Los gastos hormiga y compras por impulso pueden ponerte en aprietos, ya que de por más pequeños que sean, pueden hacer ruido en las finanzas personales, así que es mejor reducir o eliminar este tipo de gastos.  Evita adquirir objetos innecesarios para ti o tus hijos, seguro este ahorro se reflejará en tu presupuesto.

 

  1. Usa las tarjetas de crédito con inteligencia

Conviértete en una clienta totalera: paga el total de tu consumo a la fecha de pago para no generar intereses y aumentar la deuda. Recuerda que el plástico no es una extensión de tu sueldo o presupuesto.

 

  1. Respeta tus ahorros

Como mamá, el tener finanzas personales saludables es muy importante para tu bienestar y el de tu familia, por lo que separar dinero para cualquier emergencia, vacaciones, la escuela, Navidad, etc. es muy recomendable. Sé disciplinada en tus decisiones respecto a tus ahorros, anima a tu familia a ayudarte a hacerlo, así no desbalancearás la economía familiar y podrás dormir con la tranquilidad de hacer lo posible para garantizar la seguridad financiera de quienes dependen de ti. Incluso, puedes empezar a separar dinero para tu retiro.

  1. Piensa a futuro, cada vez está más cerca

Ser mamá conlleva muchas responsabilidades, entre ellas está predecir el futuro. Pensar en tu bienestar y el de la familia a futuro, es una tarea que mamá debe tener presente, el tiempo avanza cada vez más rápido, la universidad de los hijos, vivir una vida digna en la vejez, posibilidades de inversión y los gastos que se avecinan no tienen por qué atormentarnos. Si nos pactamos una meta financiera a largo plazo, podremos estar preparados ante cualquier contingencia, la opción recomendada por los expertos en finanzas es realizar una inversión que nos garantice retribución económica.

 

  1. Construye un fondo de emergencias

Un fondo de emergencias consiste en contar con una cantidad de dinero que te proteja a ti y a tu familia ante cualquier adversidad, pero ojo; debe usarse solo ante una verdadera emergencia. Si destinas una parte del sueldo familiar a este fondo, podrás estar más tranquila de cara a los imprevistos.

Los expertos recomiendan tener la cantidad suficiente para 3 a 6 meses, parece mucho tiempo, pero puedes empezar de a poco. Lo más complicado es empezar con este hábito, ya verás como se convierte en una rutina y qué tan beneficioso resulta.

Es decir, que al momento en el que se presente el imprevisto puedes solucionarlo fácilmente, lo recomendado es contar con dinero en efectivo, pero otra opción es una cuenta corriente.

Reconocer cuando es un gasto urgente es una característica fundamental al momento de utilizar el fondo de emergencia, por lo general los gastos urgentes son: Salud, daños en el hogar, arreglo de los vehículos, un despido laboral o un déficit económico en casa.

 

  1. Invierte tu dinero

¿Para qué invertir? La razón más simple y más llamativa es para no tener que trabajar por el resto de tu vida. Si ya cuentas con ahorros, lo mejor que puedes hacer es invertir ese dinero para que no pierda su valor con el paso del tiempo, debido a la inflación. Invertir tu dinero te permitirá generar rendimientos. Investiga sobre diferentes tipos de inversión y trata de entender a fondo cómo funcionan los instrumentos que más te llamen la atención.

No tomes decisiones apresuradas y empieza con inversiones pequeñas, seguras y muy diversificadas. Recuerda que ahorrar para el futuro de tus hijos y enseñarles la importancia del ahorro y la inversión es parte importante de ser mamá en el mundo moderno.

 

  1. Aprende sobre finanzas

Invierte tiempo en tu educación financiera, lo puedes hacer incluso con tus hijos, para tomar mejores decisiones en el manejo de tu dinero. Para tener unas finanzas sanas, puedes empezar por adquirir conocimientos y habilidades básicas para administrar mejor los recursos, incrementar y proteger el patrimonio con la ayuda del uso adecuado y responsable de los productos y servicios financieros

Edúcate leyendo sobre finanzas personales un par de horas a la semana y pon en práctica todo lo que aprendas.

Es muy importante para que puedas enseñarles eso a tus hijos y crezcan con buenos hábitos financieros. La prioridad es tener unas finanzas familiares sanas y buscar el bienestar financiero del hogar.

General

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.