5 maneras para manejar tu dinero en tiempos difíciles

5 maneras para manejar tu dinero en tiempos difíciles

General Planificación y Presupuesto

¿Cómo manejar tus finanzas durante estos tiempos difíciles, y si estás endeudado, qué puedes hacer para evitar que caigas más profundamente en la trampa de la deuda?

Te damos cinco consejos:

  • Construye un presupuesto realista. La mayoría de la gente nunca se toma el tiempo para sentarse y presupuestar correctamente. ¿Sabes cuánto te cuesta realmente a ti y a tu familia vivir cada mes? Anota todos tus gastos fijos y utiliza los recibos para calcular un promedio mensual de los gastos que cambian cada mes. Deduce la cifra final de tus gastos de tu salario neto para ver cuánto dinero tienes realmente al final del mes. Cuestiona aquellos gastos no esenciales para ver dónde puedes recortar y ahorrar más. Es importante que sepas a dónde va tu dinero, y si lo estás usando de la manera más eficiente posible.
  • ¡Cíñete a tu presupuesto! No es bueno simplemente pasar por el ejercicio de elaborar un presupuesto, y luego olvidarse de él. Imprímelo y pégalo en tu nevera donde puedas verlo todos los días. Esto requiere una disciplina estricta, así que considera recompensarte con tu regalo favorito al final del mes cuando lo hagas bien.
  • Ahorra para días lluviosos. Ahorrar puede parecer una tarea insuperable, pero comienza con lo que puedas ahora. Cada centavo que ahorres es un centavo más ahorrado que el día anterior. Lo que pasa con el ahorro es que es adictivo: ver que los ahorros aumentan gradualmente es un fuerte motivador para seguir adelante. La clave es empezar.
  • Lidia con tu deuda. Si puedes, empieza a pagar tu deuda. Como el ahorro, incluso una pequeña cantidad de dinero cada mes es mejor que nada. Si puedes cubrir con tus cuentas mensuales, apunta a pagar un poco más. Pero hagas lo que hagas, no gastes más en tus tarjetas de crédito; más bien busca el efectivo en otro lugar o, si no lo tienes, no gastes el dinero en absoluto.
  • Haz sacrificios que cuenten. Aunque no puedes reducir los gastos esenciales pagos de educación, servicios básicos, alimentos, etc., reduce el gasto en estos lujos que te das. Esas tabletas extra de chocolate, botellas de vino, joyas e incluso las vacaciones que has estado viendo, puede que sólo tengan que esperar.
Lo que debes saber sobre las estafas por phishing en tiempos de incertidumbre

Lo que debes saber sobre las estafas por phishing en tiempos de incertidumbre

General Seguridad

El mundo está en alerta máxima y los países tratan de tomar precauciones contra la pandemia que afecta a todos. Pero hay un área en la que puede que no te hayas dado cuenta de que necesitas protegerte: el fraude de identidad o phishing.

Los ciberdelincuentes se han aprovechado del aumento de la ansiedad en todo el mundo centrando sus intentos de fraude sobre temas relacionados con la crisis. Por lo general, se trata de correos electrónicos de phishing que parecen ser familiares o legítimos, pero que liberan virus en tu equipo cuando abres un archivo adjunto infectado o haces clic en un enlace. Los hackers pueden entonces utilizar el virus para acceder a tu información sensible.

Algunos casos de estafas por phishing durante estos momentos son:

  • Correos electrónicos que contienen facturas falsas de órdenes de compra de suministros de desinfección y protección, como mascarillas.
  • Correos electrónicos disfrazados de comunicación oficial sobre los planes de una empresa para el trabajo a distancia.
  • Correos electrónicos que afirman ser de organismos estatales o internacionales ofreciendo orientación y asesoramiento.
  • Solicitudes de donaciones a organizaciones benéficas que afirman apoyar la lucha contra la propagación de la pandemia.

¿Cómo protegerte?

Se recomienda que todas las personas desconfíen de cualquier correo electrónico que tenga una línea de asunto, un archivo adjunto o un hipervínculo relacionado con COVID-19, así como de los textos, llamadas o súplicas en los medios sociales relacionados con la pandemia. A continuación, se ofrecen algunos otros consejos para protegerte de un posible intento de suplantación de identidad:

  • Debes estar atento a los correos electrónicos con enlaces aleatorios y prestar mucha atención a la dirección de correo electrónico: ¿está cerca de una que conoces, pero con un ligero error ortográfico? Los hackers pueden ser extremadamente sofisticados y se aprovechan del hecho de que una sola letra puede pasarse por alto fácilmente.
  • No proporciones ninguna información personal o financiera a través del correo electrónico.
  • Visita los sitios web oficiales de organismos estatales o internacionales para asegurarte de que recibes información objetiva.
  • Verifica la autenticidad de cualquier esfuerzo de financiación colectiva o de caridad antes de hacer donaciones. Evita a organizaciones que buscan donaciones en efectivo, tarjetas de regalo o transferencias bancarias solamente.
  • Ignora todas las ofertas online de curas de la enfermedad. En este momento, no hay ni una vacuna ni ningún tipo de medicación disponibles.
  • Si te han robado tu información, actúa rápidamente. Comienza a cambiar las contraseñas, alerta a las instituciones financieras donde tus cuentas se vieron comprometidas y revisa tus estados de cuenta para ver si hay alguna actividad que no reconozcas. Estos pasos pueden ayudarte a iniciar el proceso de recuperación.

Fuente: Northwestern Mutual

La planificación financiera te prepara para tiempos de incertidumbre

La planificación financiera te prepara para tiempos de incertidumbre

General Planificación y Presupuesto

Las cosas se sienten inciertas en este momento. Una pandemia está impactando nuestra vida diaria, desde el cierre de escuelas y el lugar de trabajo hasta nuestra salud. Incluso los modelos de previsión económica más sofisticados del mundo no previeron necesariamente que algo así ocurriera.

Entonces, ¿qué podemos hacer en un mundo que está cambiando tan rápidamente? Hacemos todo lo posible para anticiparnos a la incertidumbre.

Un plan financiero bien construido sirve para los buenos y los malos tiempos. Un plan que tome en cuenta todo tu panorama e incluye cosas en las que quisieras invertir, tus metas financieras, pero también te ayuda a protegerte durante una tormenta.

  • La planificación financiera te prepara para momentos como este

Los planes financieros se construyen con tus metas y sueños. Invertir es un componente clave de la planificación porque es una de las mejores formas de aumentar tu patrimonio en el tiempo. Pero un plan financiero integral también maneja el riesgo para asegurar que tengas dinero cuando lo necesites, sin importar lo que suceda en la economía de tu país. Por eso tu plan debe incluir fondos de emergencia, seguros, e incluso considerar tu presupuesto, o el dinero que estás ganando para satisfacer tus necesidades hoy.

Si tienes un plan financiero sólido, puedes preocuparte un poco menos por el dinero cuando hay mucho más en tu mente en este momento. Si tienes dinero para hoy,  no deberías preocuparte de la situación financiera inestable del momento. Puedes concentrarte en la familia y los amigos.

  • Cosas que puedes hacer en estos momentos

Con el cierre de empresas y la pérdida de ingresos de estas, puede que te preguntes cuáles son tus opciones si tes ve afectado. En este momento, es un buen momento para revisar tu presupuesto y buscar lugares en los que puedas ahorrar (tal vez aplazar los pagos de deudas adicionales que has estado haciendo por encima de la cuota mensual). Construye un presupuesto en torno a tus ahorros para emergencias. Comprueba si has acumulado ahorros por alguna inversión que has hecho, ya que podría ser una fuente de fondos que puedes aprovechar. Reevalúa cualquier línea de crédito que tengas abierta. Si te sientes un poco abrumado y no estás seguro de por dónde empezar, busca ayuda en tu institución financiera o con un asesor financiero.

 

Fuente: Northwestern Mutual

Cómo manejar una deuda durante el retiro

Cómo manejar una deuda durante el retiro

Crédito General

Es posible que no puedas jubilarte completamente libre de deudas, pero tener un plan para manejar mejor tus deudas durante la jubilación te permite tener un mejor control de tu vida financiera.

A continuación, te ofrecemos algunos consejos para ayudarte a organizarte.

  1. CONOCE LO QUE DEBES

El primer paso para manejar la deuda es saber exactamente lo que debes, a quién debes y lo que te cuesta en tasas de interés, cargos financieros o cuotas. Crea una lista de cinco columnas para contar todas tus deudas, incluyendo los saldos de las tarjetas de crédito, las cuentas médicas, los préstamos personales, de auto o de vivienda y las hipotecas.

Columna uno: Nombre del acreedor y detalles de contacto

Columna dos: Tipo de deuda (como tarjeta de crédito, préstamo de auto, etc.).

Columna tres: Monto del pago mensual

Columna cuatro: Saldo total adeudado

Columna cinco: Tasa de interés

 

  1. PRIORIZA QUÉ DEUDAS PAGAR RÁPIDAMENTE

Siempre debes hacer todos los pagos mínimos mensuales de tus deudas. Pero, si puedes, debes pagar algunas deudas de manera más agresiva.

Empieza con deudas de alto interés como las tarjetas de crédito. Cuanto más alta sea la tasa de interés, más dinero estarás destinando a los intereses cada mes. Si tienes una deuda con una tasa particularmente alta, tal vez quieras tratar de refinanciarla. Por ejemplo, puedes pagar tu deuda de tarjeta de crédito de alto interés refinanciándola con un préstamo personal de menor interés.

A medida que pagues una deuda de alto interés, pasa a la siguiente más alta de la lista.

 

  1. AVERIGUA QUÉ DEUDAS DEBES MANTENER

Es posible que sientas orgullo e independencia financiera cuando estés completamente libre de deudas, pero hay algunos casos en los que, aunque pudieras pagar toda la deuda hoy, no deberías hacerlo. Los siguientes son ejemplos de cuando mantener la deuda y hacer los pagos solo de las cuotas mensuales tiene sentido.

Puedes ganar más que el interés que estás pagando. Si tienes una tasa de interés del 4% por ciento en un préstamo pero podrías obtener un rendimiento del 6% de tu dinero en una inversión de bajo riesgo, saldrías ganando invirtiendo el dinero que de otra manera usarías para pagar toda la deuda ahora.

Deuda que reduce tu riesgo. Si pagas toda tu deuda, pero luego tienes muy poco dinero en el banco, puedes ponerte en riesgo si alguna vez necesitas el dinero. Digamos que gastas $50,000 para pagar un préstamo hipotecario de bajo interés, pero te quedas con muy poco efectivo accesible. Si hay una emergencia, puedes verte obligado a tomar un préstamo de alto interés. En este caso, habría tenido más sentido mantener tu dinero a la mano mientras sigues pagando tu préstamo con bajo interés.

 

Fuente: Northwestern Mutual

Propósitos financieros para administrar mejor tu dinero en el 2020

Propósitos financieros para administrar mejor tu dinero en el 2020

General Planificación y Presupuesto

Es probable que uno de tus propósitos de nuevo año es ser mejor en diferentes aspectos de tu vida. Un propósito popular es ser mejor con tu dinero. Si eso se te pasó por la mente, te damos algunas formas para que este sea el año en que lleves tus finanzas al siguiente nivel. Algunos pasos sencillos que pueden ayudarte a alcanzar tus metas financieras son:

  1. AHORRAR MÁS, POCO A POCO

No es fácil pasar de ahorrar el 5% de tu salario al 20% de la noche a la mañana – eso sería como tratar de levantar 150 libras en pesas en el gimnasio el día que empiezas a “ponerte en forma”. Pero al igual que con el levantamiento de pesas, con el tiempo puedes llegar a un gran número.

Propósito 2020: Automatizar tus ahorros (si aún no lo has hecho), y aumentar la cantidad que ahorras en pequeñas cantidades, como un 1% a la vez. Podrías aumentarlo en un 1% ahora, y luego en otro 1% en tu cumpleaños si, por ejemplo, obtienes un aumento más adelante en el año. Luego, sigue haciendo eso año tras año hasta que ahorres alrededor del 20% de lo que ganes.

 

  1. SE PRUDENTE CON TU DEUDA

No todas las deudas son malas. Las buenas deudas, como las hipotecas, pueden ayudarte a aumentar tu patrimonio o a alcanzar importantes metas personales. Las deudas malas, por otro lado, generalmente tienen una tasa de interés alta y no proporcionan mucho beneficio a tu situación financiera. Ya sea que estés pagando tarjetas de crédito o aceptando una hipoteca, resuelve ser estratégico con respecto a tu deuda en el año 2020.

Propósito 2020: Ten un plan a la hora de asumir una deuda o de pagarla. Haz un registro de todas tus deudas e identifica las que son más caras o tienen una tasa de interés más alta. Elabora un plan mensual para ir prepagando estas deudas durante el año, de esta forma al final del año te encontrarás en una situación financiera más manejable donde has recortado esa deuda que te pesa más en tu presupuesto mensual.

  1. ACTUALIZA TU PLAN FINANCIERO

A medida que tu vida cambia, el plan financiero que hiciste hace uno o dos años (o más atrás) puede ser cada vez menos relevante. Es importante que tu plan financiero refleje dónde te encuentras hoy para llevarlo a donde quieres estar en el futuro.

Propósito 2020: Si no tienes un plan financiero, elabora uno en el año 2020. Si lo tienes, asegúrate de hacer ajustes a medida que atraviesas cambios en tu vida. Eso podría ser pequeños movimientos como actualizar tu presupuesto a algo más grande como financiar una nueva meta a largo plazo.

Y no pases por alto ciertas tareas que pueden ser necesarias, como actualizar tu seguro. Por ejemplo, una gran renovación de la casa significa que tal vez quieras aumentar tu cobertura de tu vivienda; o si obtuviste un gran aumento, tal vez quieras aumentar tu seguro de vida.

 

  1. DISFRUTA DE TU DINERO

A veces las resoluciones pueden tener una connotación un poco negativa. Es más agradable dormir y comer una hamburguesa que ir al gimnasio y comer una ensalada. Pero ponerte en forma no significa una dieta de nada más que verduras. Lo mismo ocurre con tu dinero: Cuando estás tomando los pasos correctos para alcanzar tus metas financieras, puedes descubrir que tienes más confianza en gastar tu dinero en las cosas que valoras.

Propósito 2020: No dejes que tus finanzas se pongan en forma a expensas de la diversión. La planificación financiera, como tantas otras cosas en la vida, se trata de un equilibrio. Claro, es posible que no puedas salir a cenar todos los días, pero unas cuantas veces al mes no deberían estar fuera de la escena, si es importante para ti. Resuelve encontrar el equilibrio financiero correcto para que puedas alcanzar tus metas financieras futuras y vivir la vida que deseas hoy.

 

Fuente: Northwestern Mutual

Cuatro formas de mejorar el manejo de tus finanzas en diciembre

Cuatro formas de mejorar el manejo de tus finanzas en diciembre

General

Llegó diciembre, la temporada alta de compras, cuando es más fácil enfocarse en ese regalo de último minuto que en tus finanzas. Pero diciembre, también es un buen momento para mejorar tus finanzas. Aquí hay algunas cosas que puedes hacer en el último mes del año.

  1. Tómate unas vacaciones

Muchos empleadores permiten que los trabajadores renueven o vendan algunos días de vacaciones no utilizados, verifica la política de tu empleador para ver si algunos de tus excedentes simplemente desaparecen. Eso es como rechazar un cheque de pago. Si tienes tiempo de vacaciones que podrías perder, ¡úsalo! Te has ganado ese tiempo libre y el tiempo libre es la clave para una buena salud y para rendir al máximo en el trabajo.

Si buscas un poco de inspiración, hay una gran variedad de ideas para tus vacaciones, desde los más memorables viajes al extranjero hasta la planificación de unas vacaciones increíbles en tu país. Has trabajado duro para tus días de vacaciones, y podrás rendir mejor en el trabajo si te tomas un tiempo libre.

  1. Evita las tarjetas de crédito de las tiendas

Hay una buena posibilidad de que uno o dos minoristas te ofrezcan la tarjeta de crédito de su tienda que te brinda descuentos del 15% o más en tu compra. Puede ser tentador, pero ten cuidado. Los minoristas ofrecen estos incentivos de ahorro instantáneo porque esperan que gastes aún más porque te ves tentado por los descuentos.

Ten en cuenta que solicitar la tarjeta tendrá un impacto en tu puntaje crediticio y, las tarjetas de las tiendas tienden a cobrar tasas de interés más altas en las compras que una tarjeta de crédito estándar. Esas tasas de interés son una gran razón por la que un minorista quiere que te suscribas: aumentan sus márgenes de beneficio. Por lo tanto, a menos que planees pagar todo el saldo inmediatamente, probablemente querrás declinarlo cortésmente.

  1. Considera las tarjetas de regalo

Bien, entonces te tocó a la única persona en la oficina con la que nunca hablaste para el intercambio anual de regalos al jugar al amigo secreto. ¿Y ahora qué? En lugar de temor, convierte esto en una victoria para tus finanzas. ¿Qué te parece pagar por una tarjeta de regalo de $20? Las tarjetas de regalo no son el regalo más personal, pero hacen el trabajo. Y hay una variedad de sitios populares y confiables donde aceptan tarjetas de regalo.

  1. Idea un plan para ese bono navideño

Si tienes la suerte de trabajar para una compañía que ofrece bonos por navidad, pon ese dinero extra a trabajar a tu favor. Toma la mitad de ese bono y haz algo divertido con él. Si este año ha sido muy duro en el trabajo, deberías celebrarlo con una compra libre de culpa, una cena elegante o cualquier otro lujo personal. Pero ese bono es también una gran oportunidad para inyectar un pequeño estímulo en tu plan financiero. Toma la otra mitad y utilízala para alcanzar tu meta financiera principal, ya sea para pagar deudas, crear un fondo de emergencia o ahorrar para una meta a largo plazo como la jubilación.

 

Fuente: Northwestern Mutual

Ocho aciertos financieros para comenzar bien el próximo año

Ocho aciertos financieros para comenzar bien el próximo año

General Planificación y Presupuesto

Las fiestas son un momento bastante estresante, así que tiene sentido que te refresques un poco una vez que hayan terminado. ¿Cómo te recuperas de todos los gastos de fiestas? Regalos, vino, decoraciones, vestidos de fiesta y viajes en un solo mes, que es muy especial, pero costoso.

El momento de poner tus finanzas en orden es ahora. Sigue estos sencillos consejos para comenzar el año nuevo correctamente.

  1. Haz un seguimiento de los gastos del año que termina

Antes de que empieces a pensar en lo que quieres lograr en los próximos 12 meses, echa un vistazo honesto a cómo gastaste tu dinero el año pasado. Tú sabes de dónde vienen tus ingresos, pero ¿a dónde van exactamente? Divide tus gastos en categorías y mira cuánto gastaste en gastos necesarios e innecesarios. Puedes encontrar algunos lugares para hacer un cambio – gastando menos en entretenimiento, por ejemplo, o asignando más a tus metas de ahorro.

  1. Crea un nuevo presupuesto

Ahora que has revisado los gastos del año pasado, puedes crear un presupuesto mejor informado. Sabes exactamente lo que gastaste el año pasado y dónde quieres hacer mejoras, así que establece un plan de ahorros y gastos que te lleve hacia tus metas.

  1. Identifica los plazos financieros

Asegúrate de no volver a incumplir un pago de alquiler marcando en tu calendario las fechas límite financieras importantes. Configura las alertas para que te recuerden un día o una semana antes. No tendrás que luchar para obtener un tiempo de espera con tu contador o darte cuenta de que la prueba gratuita terminó hace meses.

  1. Haz frente a tu deuda con la tasa de interés más alta

Si hacer frente a la deuda es uno de los aspectos más importantes de tu lista de resoluciones, el total de todo lo que tienes que pagar puede ser abrumador. Para empezar, concéntrate en la deuda con la tasa de interés más alta (mientras continúas pagando los mínimos de tus otros saldos). Esta deuda te costará más a largo plazo (en intereses), por lo que pagarla más rápidamente te ahorrará dinero.

  1. Aumenta tus contribuciones de jubilación

Si fijaste tus contribuciones de jubilación cuando comenzaste a trabajar y luego te olvidaste de ello, es hora de hacer un cambio. Es probable que estés ganando más ahora, así que ajusta tus contribuciones en consecuencia. Incluso si es sólo un punto porcentual, puede hacer una gran diferencia en tus ahorros de jubilación. Y si estás buscando otras formas de aumentar tus ahorros, estos consejos pueden ser útiles.

  1. Cancela un gasto mensual recurrente

¿Estás suscrito a tres canales de películas diferentes? ¿Cuándo fue la última vez que asististe a una reunión con esa sociedad profesional a la que te asociaste? ¿Alguna vez has tomado suficientes clases de yoga para justificar esa membresía ilimitada? Elimina lentamente estos extras de tu vida. Siempre puedes volver a añadir un servicio o suscripción si realmente lo extrañas, pero lo más probable es que no lo hagas.

  1. Planifica una congelación de gastos

Desafíate a una congelación de gastos en el primer trimestre del año para restablecer tu presupuesto. Abstenerse de todas las compras innecesarias (lo esencial como el alquiler y los comestibles siguen estando permitidos) durante una semana, un mes o cualquier período de tiempo que te parezca adecuado puede ayudarte a evaluar sus gastos y hacer que estés más atento.

  1. Aprende más sobre tu dinero

¿Quieres hacer más con tu dinero, pero no estás seguro por dónde empezar? ¿Todavía no sabes cómo funcionan las cuentas de jubilación? Dedica tiempo cada semana para aprender más sobre los temas financieros que son importantes para ti para que puedas administrar mejor tu dinero. La educación financiera te hará sentir más seguro y listo para enfrentar cualquier obstáculo que se te presente. Ocho aciertos financieros para comenzar bien el próximo año

 

Fuente: Northwestern Mutual

Formas de controlar tus gastos de fiestas si tienes hijos

Formas de controlar tus gastos de fiestas si tienes hijos

General Planificación y Presupuesto

Pregúntales a tus hijos lo que esperan para las fiestas, y es probable que escuches una respuesta que gira en torno a conseguir todo lo que desean en su lista de regalos. Esa puede ser la razón por la que casi la mitad de los padres se sienten presionados a gastar más de la cuenta en regalos.

Como padres, sin embargo, saben que lo que hace que las fiestas sean especiales son la buena comida, las experiencias memorables y el tiempo que pasan con la familia – es sólo que la mentalidad de “menos es más” puede ser difícil de vender a los niños que han pasado todo el año pensando en la navidad.

Pero es posible tener unas fiestas económicas que sean más significativas, en lugar de sólo “más”. Si deseas evitar gastos excesivos en las fiestas sin sacrificar la magia de las fiestas, estos consejos te pueden ayudar.

  1. Gestiona las expectativas

Una adolescente con el corazón puesto en un cambio de celular seguro que se sentirá decepcionada si en su lugar recibe ropa nueva (incluso si es exactamente de su estilo). Así que pide las listas de deseos de tus hijos con meses de anticipación, de esa manera, todavía tienes tiempo para elaborar un presupuesto o reformular sus expectativas si, por ejemplo, sabes que un regalo particularmente costoso no llegará bajo el árbol a tiempo.

Si las listas de tus hijos incluyen varios de los mismos tipos de artículos, sugiéreles que prioricen lo que consideran el regalo principal. También es prudente hablar de la calidad frente a la cantidad: Algunos niños preferirían abrir un gran regalo, mientras que otros prefieren la diversión de bucear en varias cajas, incluso si esos artículos no son tan caros. Establecer el escenario por adelantado puede ayudar a asegurar que todos disfruten de una visión compartida de las fiestas.

  1. Repartir los regalos durante todo el año

Es fácil sentirse agotado financieramente en diciembre porque todos tus gastos están siendo concentrados en un momento. Así que, ¿por qué no intentas repartir el amor en los 12 meses? No sólo aliviarás las preocupaciones de la billetera de fin de año, sino que también mantendrás la alegría fluyendo durante todo el año. Aquí hay algunas maneras de hacerlo.

Si tus hijos son del tipo que puede apreciar la anticipación, planifica con ellos el momento en que podrás dar lo que te pidieron.

Si tienes un hijo que es coleccionista, difundir el amor es fácil. Si coleccionan algo que sale regularmente, consígueles uno para las fiestas y luego programa cuando les darás uno nuevo.

Planea un año entero de actividades divertidas y envuelve un detalle que signifique cada uno de los lugares a los que puede ir, como un folleto para el museo de los niños o una servilleta de su heladería favorita.

Escoge 12 tiendas de ropa que le gusten a tu adolescente y envuelve una caja de cada una. Cada mes, él o ella puede elegir un lugar para que los dos vayan juntos para hacer una compra. Es una gran manera de asegurar un poco de tiempo mensual juntos mientras estás estirando su presupuesto de ropa.

  1. Introducir la “regla de los 4 regalos”

Puedes haber visto esta idea flotando en redes sociales durante los últimos años. Diles a tus hijos que enumeren cuatro regalos: algo que quieran, algo que necesiten, algo para vestirse y algo para leer, y que se comprometan a darles sólo esos cuatro regalos. Las categorías “querer”, “necesitar” y “vestir” pueden ser tan extravagantes o moderadas como lo ordenes en tu presupuesto.

  1. Aprovecha las fiestas para planificar las vacaciones del próximo año

Si tu familia toma vacaciones de verano o en algún feriado, considera usar la navidad para “regalar” la gran revelación de las siguientes vacaciones. Dales algunas pistas primero para que se convierta en un juego de adivinanzas. Los niños esperarán ansiosos sus vacaciones y pueden ir planificando los detalles en grupo los próximos meses. Piensa en ello como el regalo más grande y emocionante que les harás, así como una nueva tradición familiar que pueden esperar para las próximas fiestas.

4 formas para evitar descontrolarte en los gastos de fiestas

4 formas para evitar descontrolarte en los gastos de fiestas

General Planificación y Presupuesto

Cada año los centros comerciales y tiendas comienzan a promocionar sus ventas navideñas más temprano. No es raro encontrarse que desde el mes de octubre ya se invita a la gente a hacer sus compras de las fiestas de diciembre.

Mientras esto sucede, ¿por qué no crear estrategias sobre todas las formas en que puedes evitar gastar más de lo debido en las fiestas?

Los gastos excesivos de la temporada pueden poner en aprietos tu presupuesto, pero esto puede evitarse. Estos consejos te pueden ayudar.

 

  1. Haz un presupuesto de fiestas

Comienza con los estados de cuenta de la tarjeta de crédito de la temporada de fiestas del año pasado y los estados de cuenta bancarios. Haz una lista de todos tus costos potenciales para este año y estima cuáles subirán o bajarán con respecto a los del año pasado. Recuerda que debe haber algo más que regalos en esta lista; incluye gastos como viajes, decoraciones, gastos en restaurantes, etc.

Si tu cálculo te pone en números rojos, ponte estratégico. ¿Todo el mundo en tu lista debe realmente recibir un regalo? ¿Podrías empezar una nueva tradición del amigo secreto entre tus familiares, o acordar que sólo los niños reciban regalos este año? Lo bueno de comenzar tu presupuesto temprano es que todavía hay tiempo para ser creativo.

Y aquí hay una pista para el próximo año: Empieza a reservar algo de dinero para los días festivos en una cuenta de ahorros especial con meses de anticipación. Al empezar temprano, tendrás dinero en efectivo listo para cuando lleguen las fiestas.

  1. Evita la compra por impulso

Esta es una historia familiar: Tienes tu lista de compras ordenada, pero luego te das cuenta de todas las cosas que necesitas absolutamente ahora mismo. (Y por “necesidad”, realmente queremos decir “deseas tener”.)

Mantente concentrado. Muchas veces aquellos que persiguen las ofertas son más propensos a gastar más de lo que anticipaban para las fiestas. Sigue tu lista al pie de la letra y evita el atractivo de la etiqueta roja de descuento.

  1. Considera pagar todo en efectivo

Sabemos que es muy fácil pasar tu tarjeta cuando estás corriendo por el centro comercial. Pero si el endeudarse durante las fiestas es un patrón que se repite, considera comprometerte a pagar todo en efectivo, por lo menos durante la temporada navideña. Para muchas personas, el manejo del dinero físico hace que el gasto se sienta más tangible y hace que valores más lo que estás comprando.

  1. Canjea tus recompensas

¿De qué sirven las recompensas de las tarjetas de crédito si aproximadamente un tercio de nosotros nunca las canjeamos? Mira si puedes compensar cualquiera de tus gastos de viaje, alimentos o regalos utilizando los puntos que has ganado a través de recompensas de tarjetas de crédito o programas de lealtad. Tal vez esas millas que has estado acumulando puedan ayudarte a pagar un boleto de avión para tu familia política, o tus puntos de tarjeta de crédito pueden cubrir el costo de algún regalo. Deja que tus recompensas se encarguen de los costos grandes o pequeños para que puedas estresarte menos sobre su presupuesto y centrarte más en crear recuerdos con tus seres queridos.

Retos para aumentar tus ahorros

Retos para aumentar tus ahorros

Ahorro General

¿Quién no quiere aumentar sus ahorros? El dinero en el banco te protege en caso de emergencias, financia los pagos iniciales de tu casa y tu auto y te da la tranquilidad de prepararte para el futuro.

Si estás así de cerca de una cifra que te ayuda a respirar con facilidad, intenta un reto de ahorro para llegar allí.

Un desafío de ahorro establece una meta y un tiempo determinado para alcanzarla. Un ejemplo popular es un mes sin gastos en el que no se compra ningún artículo no esencial durante 30 días. Pero si deseas ahorrar dinero mientras disfrutas hoy en día, este modelo puede ser difícil de sostener. Prueba una de estas cinco alternativas para que puedas aumentar tus ahorros sin sentirte privado. Cualquiera de estos desafíos, o todos ellos, producirán resultados.

 

ENCUENTRA DIVERSIÓN GRATIS

Tener una vida social activa conlleva muchos gastos. Considera un desafío social de 30 días en el que no gastes dinero con tus amigos. Puede que tengas que tomar la iniciativa y planificar algunas actividades gratuitas para tu grupo, pero hay muchas opciones para explorar, y es muy probable que tus amigos también estén encantados de ahorrar. Organiza una noche de cine con picadas hechas en casa; haz una caminata de fin de semana; mira qué museos en tu área ofrecen entrada gratis. Encontrarás algo de diversión que no conocías antes, y tener un amigo a tu lado será una gran motivación.

 

USA EFECTIVO PARA HACER PAGOS

La tecnología está haciendo más fácil que nunca gastar dinero, desde la compra con un solo clic hasta el pago sin contacto con la tarjeta. Sí, es conveniente, pero también es fácil perder el rumbo. Da un respiro a tus tarjetas de crédito y cuentas en línea y promete usar sólo dinero en efectivo en su lugar.

Tú sabes cuánto tienes presupuestado para gastos discrecionales en un mes, así que retira sólo esa cantidad en efectivo y deja tus tarjetas de crédito en casa. No sólo te verás forzado a mantenerte dentro del presupuesto, sino que también serás más consciente de tus gastos y menos propenso a hacer compras impulsivas, especialmente si esto significa entregar tus últimos 20 dólares.

 

PERMANECE FUERA DE LÍNEA

No se puede negar que puedes ahorrar dinero comprando en línea, pero ¿el envío gratuito de dos días te tienta a gastar innecesariamente? Los dispositivos móviles te dan acceso a tus marcas favoritas dondequiera que vayas, pero esto puede ser algo malo para tu presupuesto. Desafíate a ti mismo a comprar sólo en tiendas físicas durante un mes. Ya que estás en ello, cancela la suscripción a los correos electrónicos de los minoristas para no sentirte tentado por las alertas de ofertas en línea.

 

PONTE A COCINAR

Aunque no hay nada más satisfactorio que pedir comida para llevar después de un largo día en la oficina, estos gastos comienzan a sumar rápidamente. Durante cuatro semanas, cocina todas tus comidas en casa. Ahorrarás dinero y también descubrirás nuevas recetas favoritas.

Convierte la cena en una experiencia de elaboración de pasta casera, o haz que los niños participen y preparen un plato que le encantará a toda la familia.

 

REDUCE LOS GASTOS SEMANALES

Si un desafío de un mes de duración es desalentador, prueba con una serie de pequeños desafíos semanales. Primero, elige cuatro categorías de gastos que te gustaría reducir (como entretenimiento, comidas, etc.). Luego, haz un esfuerzo para gastar menos en una de esas categorías cada semana.

Por ejemplo, durante la primera semana, puedes cancelar una suscripción de entretenimiento que ya no utilizas. Para la segunda semana, tal vez quieras congelar tu membresía al gimnasio y comenzar una nueva rutina de ejercicios en casa. Al hacer un cambio a la semana, te estás dando la oportunidad de adaptarte a un nuevo estilo de vida, mientras sigues viendo resultados importantes para finales de mes.

 

Fuente: Northwestern Mutual