Cómo hablar con los niños sobre temas difíciles de dinero

Cómo hablar con los niños sobre temas difíciles de dinero

Conoce sobre los temas financieros que los padres deberían tratar con sus hijos, y cómo tener la conversación con éxito.

  • Gasto responsable

Si te parece imposible decir “no” a tus hijos cuando estás acostumbrada a decirles “sí” por todo, recuerda que los niños siempre están mirando más lo que haces que lo que dices. Mostrarle a tu hijo el comportamiento que quieres ver en ellos es la herramienta más poderosa para el cambio que buscas.

Céntrate primero en mejorar tus propios hábitos financieros. Después de tomar la decisión de gastar – o no – guía verbalmente a tus hijos a través del “por qué” detrás de sus acciones.

Si le dices, que te gustaría comprarte un café ahora mismo, pero puedes hacerle un recordatorio de que se van de vacaciones el mes que viene, y que realmente necesitas tener dinero en el banco para poder hacer las actividades que tienen planificadas. Dile que mejor es no hacer esa compra hoy.

Esta es una oportunidad para que los padres muestren a sus hijos lo que es ser considerados con el dinero y dar el ejemplo de planificar con antelación, en lugar de gastar sin pensar.

  • Deuda

No hay una edad correcta o incorrecta para hablar de deudas con los niños, pero la forma en que se enmarca importa.

Para los niños más pequeños, que sea simple. Explícales que tienes cosas que debes pagar sin entrar en que debes dinero a otra persona o entidad. Esta información puede preocupar a los niños pequeños. Explícales que debes pagar los gastos domésticos diarios, como tener que comprar comida cada semana.

A medida que los niños crecen, pueden beneficiarse al entender las consecuencias naturales de pedir dinero prestado. Explícales los detalles de la deuda sin comunicarles que la deuda amenaza la seguridad financiera de la familia. Los padres deben tener claro que el hecho de tener deudas no significa que la familia no vaya a estar bien, sino que significa que tienen que ser más cuidadosos con lo que gastan.

Esto es especialmente importante a medida que los niños se acercan a la edad en que pueden ser responsables de su propia deuda. En ese momento, es importante enseñarles a manejar las deudas, las implicaciones de acumular intereses, la responsabilidad de pagarlas, y así sucesivamente. Y esto incluye hablar con los que van a la universidad sobre las responsabilidades de endeudarse.

  • Dificultades financieras

La crianza de los hijos en un momento de desempleo o inestabilidad financiera puede crear mucha ansiedad. Los padres deben ser honestos acerca de que mamá o papá no tienen trabajo, pero no deben agobiar a los niños con lo preocupados que se sienten; los niños son lo suficientemente inteligentes como para percibir la tensión doméstica sin tener que hablar de ello.

Para los niños más pequeños, explícales que la familia está evitando gastos extras porque mamá o papá están buscando un nuevo trabajo, pero las necesidades básicas de la familia no serán descuidadas. Enmárcalo como una situación temporal. A medida que los niños crecen, puedes compartir más detalles, incluyendo que tener un padre que está temporalmente desempleado requiere sacrificios de cada miembro de la familia.

  • Donaciones

Algunos sostienen que exigir a los niños que donen parte de su mesada, sus ganancias o su dinero de regalo a la caridad puede generar culpa o resentimiento. Pero cuando mamá y papá hacen de la generosidad un hábito, los niños lo aplican en su vida.

La forma más fácil de poner esto en práctica es compartir con los niños lo que se da y por qué. No se trata de crear una expectativa, sino de compartir lo que valoras con tu hijo. Cuando se invita a un niño a dar, en lugar de exigirlo, puede ser una experiencia más satisfactoria y significativa para ellos.

 

Fuente: Northwestern Mutual

General

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.