Consejos para mejorar la administración de tu presupuesto en alimentación

Consejos para mejorar la administración de tu presupuesto en alimentación

Desde el comienzo de la pandemia, muchos consumidores han tenido dificultades en sus visitas a mercados y supermercados – qué comprar, cuánto y cuándo. La buena noticia es que la oferta de productos no se redujo, aunque en ciertos casos se vio un incremento en precios.

Pero, muchas tiendas siguen funcionando con un horario limitado y los compradores siguen tratando de limitar sus viajes para mantener el distanciamiento social. Aquí hay algunos consejos para reducir el desperdicio de alimentos y mejorar la administración de tu presupuesto en alimentación.

  • Haz un inventario antes de ir al supermercado

Siempre revisa tu despensa antes de ir a la tienda – cuando no sabes qué productos ya tienes, puedes terminar comprando algunas cosas en exceso y no comprar lo que realmente necesitas.

La planificación de las comidas puede ayudarte a administrar tu inventario de alimentos y reducir el costoso desperdicio de alimentos.

  • Se creativo con lo que tienes

¿Cuántas veces has mirado fijamente a tu nevera o despensa pensando que no tienes nada que comer? Es probable que puedas exprimir más comida de los productos que ves delante de ti. Por ejemplo, aunque una caja de pasta casi vacía puede no ser suficiente para hacer un plato de pasta para su familia, todavía puede ser utilizada como relleno para varias recetas, como un salteado.

También puedes congelar las frutas y verduras que están a punto de estropearse si no se tiene suficiente para una comida. Si sigues haciendo esto, puedes añadir esos ingredientes congelados a casi cualquier plato que hagas, desde sopas y batidos hasta pastelitos y guisos.

  • Cocina con anticipación

Tener a mano algunos platos precocidos te ayudará a evitar ir a la tienda en los días en que no tienes suficiente en la nevera para una comida completa.

Cocina una olla grande de arroz o quinua y divide las porciones para congelarlas y hacer comidas rápidas más tarde.

Cuando cocines lasañas, o guisos, siempre haz dos para que puedas comer una ahora y congelar una para otra semana.

  • Comprar productos congelados

Si comprar productos frescos está causando más viajes a la tienda, considera los que son congelados.

Pero, si necesitas productos frescos, puedes pedir a domicilio cajas de productos agrícolas, lo cual es una ventaja para todos: harás menos compras en la tienda y apoyarás a un negocio local.

  • Pedir comida extra para llevar

Cuando hagas un pedido, siempre pide algo extra para obtener el máximo valor por los gastos de envío y servicio.

También puedes pedir una guarnición extra de arroz o verduras, y pedir aderezo extra o salsas para que puedas usarlas en tus platos caseros más tarde en la semana.

  • Se estratégico en cuanto a los servicios de entrega

Para reducir al mínimo los viajes a las tiendas, muchas personas han confiado en los servicios de entrega. Si haces esta ruta, asegúrate de planear con antelación para maximizar tu pedido, ya que pagarás las tarifas de entrega y las propinas.

Los servicios de entrega tienen un requisito mínimo para pedir, así que, si sólo necesitas unas pocas cosas, puedes sentirte presionado a añadir más para alcanzar ese umbral, incluso si no necesitas realmente esos artículos por el momento.

 

Fuente: Northwestern Mutual

General Planificación y Presupuesto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.