Qué opciones tienes si no puedes pagar tus cuentas

Qué opciones tienes si no puedes pagar tus cuentas

Si una vez que hayas analizado tu presupuesto para estos próximos meses identificas que te encuentras en una situación financiera crítica y no podrás pagar tus cuentas, la buena noticia es que hay opciones. Contacta inmediatamente a tu institución financiera, emisor de tarjetas de crédito, o tu proveedor de servicios públicos para ver qué alternativas tienes. Otra ayuda, si la situación es muy crítica, es acudir a las ayudas gubernamentales de entrega de bonos. En definitiva, es necesario que tomes medidas para buscar ciertas formas de ayuda.

A continuación, te presentamos algunas opciones:

  • Vivienda: Las entidades financieras que ofrecen préstamos hipotecarios están dispuestas a trabajar con cada cliente, según su situación personal, para analizar opciones de refinanciamiento de estos préstamos. Si optas por la refinanciación toma en cuenta que las condiciones de tu crédito cambiarán, entre estas condiciones pueden estar el plazo, la cuota o la tasa de interés. Contáctate con tu institución financiera inmediatamente para conocer tus opciones.

En el caso de que arriendes una vivienda, y no puedas cubrir el pago del arriendo, te recomendamos te comuniques de inmediato con el propietario de la vivienda para llegar a un acuerdo sobre el pago del arriendo en los próximos meses.

  • Servicios públicos: Los proveedores de gas, electricidad y otros servicios públicos suelen tener programas de asistencia para los clientes que no pueden pagar en su totalidad. Contáctate con el proveedor de servicios públicos para identificar qué tipo de beneficios están ofreciendo. En varios casos se ha optado por detener el corte de los servicios públicos.

 

  • Deudas: Si tienes dificultades para pagar tu tarjeta de crédito, préstamo de auto u otra deuda, contáctate de inmediato con tu institución financiera. Las instituciones financieras están dispuestas a trabajar con cada cliente para analizar su situación e identificar opciones de refinanciamiento.

 

  • Presupuesto: Es hora de recortar cualquier gasto no esencial. Eso significa cancelar tu membresía del gimnasio y recortar los planes de teléfono o internet. Considera la posibilidad de trabajar más si puede para obtener ingresos, puedes poner en práctica alguna habilidad y vender a tus vecinos, familiares o amigos.

 

  • Ayuda del gobierno: Si tu situación financiera es insostenible, no cuentas con ingresos y por tanto, es imposible cubrir tus gastos, puedes optar por las ayudas que está ofreciendo el gobierno. Infórmate con la institución pública encargada de la entrega de estos beneficios para que conozcas cómo puedes tener acceso a los mismos.

Fuente: Northwestern Mutual

General Planificación y Presupuesto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.