Responsabilidades de ser dueño de casa

Responsabilidades de ser dueño de casa

Una casa es una de las inversiones más importantes que harás en tu vida. Para proteger esta inversión, como dueño de casa tienes una serie de responsabilidades:

  • Pago del crédito de vivienda: Si un crédito de vivienda fue la vía para poder comprar tu casa, tienes la responsabilidad de pagar la cuota mensual durante toda la vida del préstamo. La cuota mensual de tu crédito está conformada por interés y capital. No es aconsejable comprar pensando en que si no puedes pagar, seguramente te ayudarán en la institución financiera. El pago puntual de tu crédito es vital.
  • Pagos de seguros: Dependiendo de las condiciones de tu crédito de vivienda tendrás que pagar algunos seguros obligatoriamente. Oriéntate con tu acreedor qué tipos de seguros son obligatorios y cuáles son opcionales. Entre los seguros usuales asociados con la vivienda están los de incendio, desgravamen y desempleo.
  • Pago del impuesto predial: Cada año deberás pagar el impuesto predial al municipio de la ciudad donde vives.
  • Pago de alícuotas: En muchas comunidades se paga una cuota mensual o alícuota para cierto mantenimiento exterior. Si vives en un departamento eso podría cubrirte la pintura, arreglo de patio y jardín. No todas las comunidades son iguales y lo que incluye el mantenimiento varía. Es importante participar en las reuniones que realizan dentro de la urbanización o conjunto para conversar sobre este tema con los vecinos y llegar a acuerdos.
  • Brindar mantenimiento: Cuando se es arrendatario el mantenimiento preventivo, de techos, paredes y pisos, entre otras cosas corresponde al dueño, pero cuando la propiedad es tuya, también esta es tu obligación. No solo en el interior, sino en el exterior te corresponde tenerla en condiciones habitables y a tono con las reglas de la comunidad. Es importante incluir un valor para el mantenimiento de tu casa en tu plan mensual de gastos.
  • Cumplir con los requisitos de tu comunidad: La vivienda es tuya, pero el estilo de vida lo impone tu comunidad, ciudad y estado donde vives. Las reglas que apliquen a tu vecindario tienes que cumplirlas, aunque seas el dueño. Sigue principios básicos para vivir en comunidad como son el respeto, la urbanidad, la responsabilidad, la tolerancia, la cooperación, la amabilidad, el orden y la generosidad.
  • Participar en las actividades del barrio: Debes asistir y participar en las Juntas de tu barrio y otras reuniones donde se traten temas importantes como seguridad, mantenimiento, reparaciones y donde se tomen decisiones que afecten a tu barrio. Generalmente, la Junta cuenta con un Reglamento Interno aprobado por los copropietarios que debes conocerlo y respetarlo.
  • Pagar los servicios básicos: Será tu responsabilidad pagar los servicios básicos de agua, luz, teléfono, televisión por cable y servicio de internet cada mes.
  • Revisión y protección de tu vivienda: Es recomendable revisar y chequear el estado de las siguientes instalaciones por lo menos una vez cada seis meses.
    • Revisar el estado de las chapas de la puerta principal, instala cerraduras nuevas y accesorios de seguridad que consideres necesarios.
    • Revisa los seguros de las ventanas, si es necesario coloca rejas o instala una alarma.
    • Revisa el estado de las instalaciones eléctricas y coordina el arreglo de las que presenten deterioro o riesgos de corto circuito.
    • Revisa las instalaciones hidráulicas los grifos no deben gotear, los sanitarios no deben generar problemas que incrementen el consumo de agua.
    • Verifica que las instalaciones de gas estén bien y no se genere fuga de combustible.
    • Si la vivienda es nueva y encuentras problemas estructurales, de terminados o instalación, solicita al vendedor la reparación de las fallas. Esta garantía, por lo general se extiende por un año.
    • Compra un extintor de incendios como medida preventiva, colócalo en un sitio de fácil acceso e informa a tu familia sobre su ubicación y uso.
    • Conoce la ubicación de los registros de agua y gas, así como los tacos de energía eléctrica.
    • Finalmente, elabora un directorio con los números de emergencia a: Policía, Cruz Roja, Empresa de Energía, ambulancias, hospitales, clínicas o centros médicos, electricista, plomero, cerrajero, etc.
General

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.