Responsabilidades de ser dueño de casa

Responsabilidades de ser dueño de casa

General

Una casa es una de las inversiones más importantes que harás en tu vida. Para proteger esta inversión, como dueño de casa tienes una serie de responsabilidades:

  • Pago del crédito de vivienda: Si un crédito de vivienda fue la vía para poder comprar tu casa, tienes la responsabilidad de pagar la cuota mensual durante toda la vida del préstamo. La cuota mensual de tu crédito está conformada por interés y capital. No es aconsejable comprar pensando en que si no puedes pagar, seguramente te ayudarán en la institución financiera. El pago puntual de tu crédito es vital.
  • Pagos de seguros: Dependiendo de las condiciones de tu crédito de vivienda tendrás que pagar algunos seguros obligatoriamente. Oriéntate con tu acreedor qué tipos de seguros son obligatorios y cuáles son opcionales. Entre los seguros usuales asociados con la vivienda están los de incendio, desgravamen y desempleo.
  • Pago del impuesto predial: Cada año deberás pagar el impuesto predial al municipio de la ciudad donde vives.
  • Pago de alícuotas: En muchas comunidades se paga una cuota mensual o alícuota para cierto mantenimiento exterior. Si vives en un departamento eso podría cubrirte la pintura, arreglo de patio y jardín. No todas las comunidades son iguales y lo que incluye el mantenimiento varía. Es importante participar en las reuniones que realizan dentro de la urbanización o conjunto para conversar sobre este tema con los vecinos y llegar a acuerdos.
  • Brindar mantenimiento: Cuando se es arrendatario el mantenimiento preventivo, de techos, paredes y pisos, entre otras cosas corresponde al dueño, pero cuando la propiedad es tuya, también esta es tu obligación. No solo en el interior, sino en el exterior te corresponde tenerla en condiciones habitables y a tono con las reglas de la comunidad. Es importante incluir un valor para el mantenimiento de tu casa en tu plan mensual de gastos.
  • Cumplir con los requisitos de tu comunidad: La vivienda es tuya, pero el estilo de vida lo impone tu comunidad, ciudad y estado donde vives. Las reglas que apliquen a tu vecindario tienes que cumplirlas, aunque seas el dueño. Sigue principios básicos para vivir en comunidad como son el respeto, la urbanidad, la responsabilidad, la tolerancia, la cooperación, la amabilidad, el orden y la generosidad.
  • Participar en las actividades del barrio: Debes asistir y participar en las Juntas de tu barrio y otras reuniones donde se traten temas importantes como seguridad, mantenimiento, reparaciones y donde se tomen decisiones que afecten a tu barrio. Generalmente, la Junta cuenta con un Reglamento Interno aprobado por los copropietarios que debes conocerlo y respetarlo.
  • Pagar los servicios básicos: Será tu responsabilidad pagar los servicios básicos de agua, luz, teléfono, televisión por cable y servicio de internet cada mes.
  • Revisión y protección de tu vivienda: Es recomendable revisar y chequear el estado de las siguientes instalaciones por lo menos una vez cada seis meses.
    • Revisar el estado de las chapas de la puerta principal, instala cerraduras nuevas y accesorios de seguridad que consideres necesarios.
    • Revisa los seguros de las ventanas, si es necesario coloca rejas o instala una alarma.
    • Revisa el estado de las instalaciones eléctricas y coordina el arreglo de las que presenten deterioro o riesgos de corto circuito.
    • Revisa las instalaciones hidráulicas los grifos no deben gotear, los sanitarios no deben generar problemas que incrementen el consumo de agua.
    • Verifica que las instalaciones de gas estén bien y no se genere fuga de combustible.
    • Si la vivienda es nueva y encuentras problemas estructurales, de terminados o instalación, solicita al vendedor la reparación de las fallas. Esta garantía, por lo general se extiende por un año.
    • Compra un extintor de incendios como medida preventiva, colócalo en un sitio de fácil acceso e informa a tu familia sobre su ubicación y uso.
    • Conoce la ubicación de los registros de agua y gas, así como los tacos de energía eléctrica.
    • Finalmente, elabora un directorio con los números de emergencia a: Policía, Cruz Roja, Empresa de Energía, ambulancias, hospitales, clínicas o centros médicos, electricista, plomero, cerrajero, etc.
Vivir en departamento o casa – Analiza los pros y contras

Vivir en departamento o casa – Analiza los pros y contras

General

Tomar la decisión de adquirir una vivienda, conlleva realizar un análisis exhaustivo de varios aspectos, entre éstos si te conviene vivir en un departamento o casa.  Analiza los pros y contras de las dos opciones:

  • Departamentos:
PROSCONTRAS
Los departamentos están en conjuntos cerrados y cuentan con servicios de portería, es decir, hay un control de quien entra y quien sale de la zona por lo que la seguridad es mayor.La falta de espacio es una de las principales desventajas de vivir en un departamento. Generalmente no tienen espacios demasiados amplios.
Vivir en un departamento contribuye al ahorro del espacio público, debido a que la construcción de edificios es una de las mejores alternativas para el uso inteligente de los terrenos.En muchos casos no podrás tener mascotas y el no podrás escuchar música o hacer ruidos después de una determinada hora.
Menor tiempo dedicado a los quehaceres del hogar, ya que el espacio es pequeño.
En cuanto a beneficios para los niños, cuenta con comunes para esparcimientos y recreación.
Actualmente existen opciones de departamentos que incluyen amenidades que no piden nada a las de una casa sola: jardín, área de juegos, alberca, canchas, gimnasio.
  • Casas:
PROSCONTRAS
Las casas tienen espacios más amplios generalmente. La mayor ventaja en ese aspecto está en las habitaciones.La compra de una casa requiere, generalmente, de una mayor cantidad de dinero ya que estas también incluyen el terreno donde esta plantada la vivienda.
Es más fácil realizar cualquier tipo de remodelación porque se evitan trámites como el de solicitar permiso a la administración. Sin embargo, eso depende de la zona en que esté la casa, porque muchas viviendas están también en conjuntos cerrados.Toma más tiempo realizar los quehaceres y arreglos de la casa.
Algunas casas tienen patio, lo que facilita el secado de la ropa y en exteriores hay espacios de zonas verdes propias que no son comunalesLas casas por lo general se encuentran más alejadas de la ciudad ya que existe una tendencia de construir edificios en el centro de la ciudad.
7 opciones para buscar tu “hogar dulce hogar”

7 opciones para buscar tu “hogar dulce hogar”

Crédito General

¿Estás pensando en comprar una vivienda propia y no sabes en dónde buscarla?

Te presentamos las siete mejores opciones para buscar la casita perfecta:

 

1. www. – ¡Obvio que no puede faltar el internet! Pero antes de “googlear”, aconsejamos primero revisar las páginas de empresas constructoras conocidas o de proyectos de construcción o urbanizaciones que te gustan.

Otra posibilidad son páginas especializadas en la venta de viviendas – tales como:

 

 

2. Publicaciones especializadas– Si buscas una vivienda nueva, está es una muy buena opción. Algunos diarios o instituciones del sector vivienda publican revistas  de circulación mensual que promocionan los proyectos en venta. Estas revistas presentan los proyectos organizados por precio y permiten tener una idea clara en cuanto a ubicación, distribución y características generales de las viviendas.

 

3. Recorrido por sectores elegidos –  Tómate un tiempo para caminar y buscar viviendas que presentan avisos de venta. Anota los datos para llamar y tener una idea de precios. Así podrás comparar con otras ofertas y establecer rangos de precios por sector.

 

4. Avisos clasificados – Si prefieres ir con lo tradicional, revisar avisos clasificados en medios de prensa sigue siendo una buena opción. En los avisos encontrarás parámetros como el sector y tipo de vivienda. Una desventaja es contar con muy poca información en los avisos para determinar si vale la pena conocer la vivienda o no. Razón por la cual tendrás que hacer varias llamadas si decides ir por esta opción.

 

5. Inmobiliarias.  En una empresa inmobiliaria encontrarás una gran variedad de viviendas para la venta, sobre todo usadas, y recibirás asesoría en el proceso de compra. Esta es una buena opción si no tienes mucho tiempo para buscar, sin embargo, estas firmas cobran un porcentaje sobre la venta (generalmente el 2- 3% del valor de negociación) que aunque lo paga el vendedor, significará seguramente que tengas que pagar un poco más por tu casa.

 

6. Visitas a proyectos nuevos.   Visita los sectores de tu interés y conoce los departamentos o casas modelo, si no encuentras lo que necesitas puedes pedirles a los asesores de venta que te recomienden otros proyectos.

 

7. Ferias inmobiliarias.   Aunque no se realizan con mucha frecuencia son una excelente opción para iniciar tu búsqueda ya que encontrarás mucha información en un solo lugar. Generalmente se promocionan ferias en medios de prensa con anticipación.

 

¡Opciones no faltan para encontrar tu casa! Dedica el tiempo necesario para esta importante tarea. 

 

Fuente: http://www.abcmicasa.com.co/portal/page/portal/Portal_ABCMicasa/Compradores/Comoencontrarlaviviendadeseada/Comobuscarlaviviendadeseada

¿Estás listo para ser dueño de tu propia casa?

¿Estás listo para ser dueño de tu propia casa?

Crédito General

Seguramente uno de tus sueños es llegar a ser algún día dueño de tu propia casa. Antes de decidir comprar tu vivienda, analiza los pros y contras de tener tu propia casa.

 

 

PROS de tener tu casa propia:

  • Incrementas tu patrimonio. Tener patrimonio es importante para tu salud financiera en el largo plazo. En el caso de una casa, tu patrimonio será el valor de la casa menos la cantidad de dinero que debes por ella. Por ejemplo, si el valor de tu casa está en $200,000 y debes $125,000 en tu hipoteca, tu patrimonio es de $75,000.

 

  • Es una buena inversión a largo plazo. Las casas generalmente aumentan de valor con el tiempo, por lo tanto tu vivienda podría ser un buen modo de invertir tu dinero a largo plazo.

 

  • Ser dueño de una casa podría reducirte el monto de impuestos a pagar, ya que los gastos destinados a la adquisición, construcción, remodelación, ampliación, mejora y mantenimiento de tu vivienda, así como los pagos por conceptos de servicios básicos que incluyen agua, gas, electricidad, teléfono convencional y alícuotas de condominio de un único inmueble, son deducibles.

 

  • La casa es un activo grande que puede heredar tu familia.

 

  • Tener un techo propio te da seguridad, sin preocuparte de que el dueño no te renueve el contrato o te suba mucho el arriendo. Una vez pagada la hipoteca, tu familia eliminará este gran gasto de su presupuesto y podrá utilizar este dinero para otras prioridades.

 

  • Si la casa es tuya, podrás hacer las renovaciones que desees o decorarla como quieras.

 

[ctt tweet=”Tener un techo propio te da seguridad. Y tú estas listo? Cuéntanos!” coverup=”AdVy9″]

 

CONTRAS de tener tu casa propia:

  • Cuando eres dueño de una casa, el mantenimiento y cualquier cambio que quieras hacer en la casa son tu responsabilidad.

 

  • También eres responsable de los costos adicionales tales como seguro contra inundaciones o terremotos, impuesto predial, mantenimiento y costos de condominio para pagar el mantenimiento de las zonas comunes y el exterior de los edificios y el terreno.

 

  • Cuando eres dueño de una casa, no es tan fácil mudarse como cuando arriendas. Es posible que tengas que vender o arrendar tu casa antes de poder comprar o arrendar otra.

 

  • También es importante entender que podrías perder tu casa y todo lo que hayas invertido en ella si no pagas a tiempo los pagos del crédito de vivienda.

 

 

Comprar una vivienda es una de las decisiones más importantes que harás en tu vida. Analiza con calma si te conviene ya tomar este paso.