Recomendaciones y errores al contratar un seguro

Recomendaciones y errores al contratar un seguro

Administración de Riesgos y Seguros General

Las personas que adquieren un seguro suelen cometer 3 errores típicos. Muchas veces al comprar un seguro no se informan lo suficiente acerca de los beneficios y cobertura de este. Para prevenir un riesgo, el seguro es tu mejor opción, con el cual podrás proteger tu estabilidad económica y patrimonio.

Recomendaciones para adquirir su seguro

Analizar la cobertura

Conocer el riesgo que el seguro va a cubrir. Asimismo, debes comprender cuáles son las causas de la amenaza, los eventos no deseados y los daños que el siniestro puede ocasionar. También es importante que conozcas cuáles son las acciones que se van a dar en el caso de que ocurra el siniestro.

Cuantificar el riesgo

Debes saber cuál es el monto que vas a asegurar, la prima del seguro y la obligación del asegurador, si se va a encargar del valor total o una parte del siniestro. Identificar las coberturas que conlleva la contratación del seguro, de esta forma conocerás aquellos eventos que cubre la póliza y cuáles no.

Errores al comprar un seguro

Solo analizar el precio

Tan solo tomar en cuenta el precio del seguro, y no analizar a detalle que es lo que va a cubrir. Para esto debes ver tus necesidades reales y optar por el mejor seguro que se adapte a tus necesidades.

Contratar el mismo seguro que tus conocidos

Tal vez tus conocidos han adquirido un seguro y te han recomendado; sin embargo, debes tomar en cuenta que tus necesidades y bienes no son los mismos que tus conocidos, por lo que el seguro que ellos han adquirido puede no funcionarte. Debes informarte bien acerca de los seguros que ofrece el mercado y ver cuál es el que mejor se adapta a tu situación.

No entender que está contratando

Debes conversa con el asegurador para que entiendas a profundidad los términos del contrato. No olvides que debes tener cuidado con los bienes asegurados; sin embargo, si llegase a ocurrir el siniestro ten en cuenta que una parte de la pérdida, en este caso el deducible deberá asumir la persona asegurada.

Fuente: Finanzas Personales

Los seguros te protegen ante eventos inesperados

Los seguros te protegen ante eventos inesperados

Administración de Riesgos y Seguros General

Autora: María Emilia Romero

Al formar una familia es importante resguardar la integridad económica y emocional de sus miembros, así como los bienes materiales del hogar. Los seres humanos vivimos bajo situaciones imprevistas que no las podemos controlar, por ejemplo, el fallecimiento repentino de un miembro del hogar, desastres naturales (terremoto, temblor, erupciones volcánicas), accidentes dentro del hogar (incendios, inundaciones, daños eléctricos o tuberías de agua), robo de la vivienda, o enfermedades crónicas o incapacidades.

Seguro te preguntas ¿Cuántos ecuatorianos cuentan con algún tipo de seguro sea público o privado?

A marzo 2018, el 56,9% de las personas con empleo no estaban cubiertas por ningún tipo de seguro, y el 83,3% de las personas en subempleo tampoco tenían una cobertura de seguro. Por tanto, un alto porcentaje de ecuatorianos son vulnerables frente a situaciones imprevistas afectando financieramente al núcleo familiar.

Es necesario concienciar a la población sobre la protección a la familia, al patrimonio familiar y a los ingresos mensuales contando con un seguro que cubra situaciones imprevistas sean de salud o del hogar.

Te presentamos algunos puntos importantes sobre la importancia de contar con un seguro:

  • Los seguros no son un gasto innecesario sino una inversión que te brinda tranquilidad de estar protegido ante cualquier evento inesperado.
  • Son una garantía financiera. Ayudan a que tu estabilidad financiera no se desequilibre frente a una situación inesperada.
  • Asegurar tu patrimonio familiar es una acción que sin lugar a duda debes realizarla, ya que todo tu trabajo de años está concentrado en ellos.
  • Contratar un seguro de salud es primordial y todas las personas deberían tenerlo, ya que al resguardar tu salud podrás hacer frente a otras adversidades y cuidar de tu familia.

Por otro lado, antes de contratar un seguro necesitas considerar estas recomendaciones:

  • Realiza un inventario previo de tus bienes para conocer el valor aproximado por el que necesitas contratar tu seguro.
  • Las necesidades de cobertura varían de una familia a otra, por lo que no se debe comparar los valores pagados por familiares o vecinos, únicamente tenerlos como referencia.
  • Acude a especialistas y usuarios en busca de consejos, opiniones y sugerencias antes de elegir a una empresa aseguradora.
  • Conoce y analiza los programas que ofrecen las aseguradas.
  • Revisa y asegúrate que la información proporcionada por la aseguradora sea la correcta.
  • Entérate de cuáles son los trámites necesarios y el proceso que debes seguir cuando te encuentres ante una situación inesperada y requieras hacer uso de tu seguro.
  • Recuerda siempre estar al día en el pago de las cuotas de la póliza para que puedas utilizar tu seguro en caso de alguna emergencia.

Ten en cuenta que es importante investigar qué empresas están autorizadas en el país para ofertar estos servicios, cuáles son sus productos y en qué se diferencian de las demás. Así podrás tener una visión más amplia que te permitirá identificar el producto más conveniente según las características y necesidades de tu familia.

Seguro para tu casa: protege tus bienes

Seguro para tu casa: protege tus bienes

Administración de Riesgos y Seguros General

Autora: Brigette Fuenmayor

Proteger tu casa es prioridad porque nunca sabes lo que pueda pasar. Existen muchas coberturas que los seguros ofrecen y muy pocas personas saben los beneficios de tener su hogar asegurado.

Las coberturas varían de acuerdo a cada aseguradora, pero entre lo más comunes están: cobertura por fenómenos de la naturaleza como terremotos o erupciones volcánicas, incendio y/o rayo, explosiones dentro o fuera del inmueble, daños por agua/tuberías, daño por lluvia e inundación, robo y asalto, responsabilidad civil (daños a terceros), e incluye cobertura al equipo electrónico.

De igual forma, entre las asistencias con las que puedes contar es: servicio de plomería, electricidad, cerrajería, asistencia para mascotas, línea blanca (electrodomésticos), entre otras.

Los precios varían de acuerdo al tipo de cobertura, que se definen en el contrato, pero existen tarifas que pueden ir desde los 25 dólares mensuales. Para contratar un seguro, se hace una valoración y una inspección para determinar qué es lo que se está cubriendo. De igual manera, se analizan a qué riesgos está expuesto el inmueble para definir las coberturas.

Un seguro para tu hogar protege tu inversión, sólo tú conoces el esfuerzo que hiciste para conseguir tus cosas por lo que siempre debes estar prevenido. Saber que tu casa y tus cosas están protegidos, te dará tranquilidad en tu vida.

Contáctate con tu aseguradora de confianza y cotiza un seguro que se acerque a tus requerimientos y necesidades.

Maneja tus riesgos, conoce sobre seguros

Maneja tus riesgos, conoce sobre seguros

Administración de Riesgos y Seguros General

La tendencia a reaccionar en vez de prevenir ante potenciales riesgos, está ligado a una serie de actitudes. Pese a que los imprevistos llegan a ser devastadores para las finanzas personales de las personas, la preferencia sigue siendo reaccionar en vez de prevenir.

Incidir en promover cambios en la administración de riesgos de la gente es quizás uno de los temas más complejos a manejar, dado que la mejora de la capacidad financiera de las personas en este tema depende mucho en cambiar actitudes.  Algunas de estas actitudes te pueden sonar conocidas:

  • Nunca me pasa nada
  • No gano lo suficiente para ahorrar
  • No me gusta pensar en la muerte
  • Dios proveerá
  • Los seguros son un robo. Pagas cada mes y no recibes nada a cambio
  • Los seguros no sirven – no te cubren cuando necesitas ayuda

Para cambiar estas actitudes en el tiempo, hay que desmantelar los malos entendidos y malas experiencias que existen, con la transmisión de nuevos conocimientos y casos de la vida real. Las personas no se convencen hasta que experimentan la diferencia entre prevenir antes vs reaccionar después. Una acción para prevenir ante los potenciales riesgos es contratar un seguro.

Los seguros existen para ayudar a las personas con potenciales riesgos que amenazan tu felicidad y de tu familia, como un incendio, robo, desastres naturales, la muerte de seres queridos, una enfermedad, etc.

Los seguros son una forma de protección contra la amenaza o posibilidad de pérdida. Cuando contratas un seguro, se paga a una compañía aseguradora para protegerse ante un potencial riesgo. La compañía aseguradora puede asumir ese potencial riesgo porque se encarga de administrar un fondo compartido de muchas otras personas que también contribuyen para cubrir sus potenciales riesgos. De esa manera, todas las personas que pagan a la aseguradora se ayudan entre sí. Dado que el fondo es compartido, el dinero pagado por todos cubre las emergencias que en realidad ocurren. El hecho de que el pago para potenciales riesgos sea compartido entre muchas personas ayuda a abaratar el costo del seguro.

Para utilizar un seguro hay que familiarizarse con algunos términos técnicos:

PólizaUn contrato entre el cliente y la compañía aseguradora.
PrimaEs el precio o costo de su póliza de seguro, a menudo dividido en pagos mensuales o trimestrales.
BeneficiosLa cantidad que la compañía de seguros pagará cuando ocurre un acontecimiento que tiene cobertura del seguro.
BeneficiarioLa persona que recibe los beneficios que paga la compañía de seguros.
ReclamoPedido para obtener un pago que la persona que tiene una póliza de seguro envía a la compañía de seguros cuando él o ella sufren una pérdida.
ExclusionesLos acontecimientos que NO están cubiertos por la póliza del seguro.
DeducibleDependiendo del tipo de seguro contratado puede haber un deducible. El deducible es una parte del valor de la pérdida que tiene que asumir la persona asegurada.

Sé precavido y analiza todas las ventajas de tener un seguro, maneja tus riesgos de forma inteligente y no pongas en riesgo tus finanzas y tu futuro.

5 principios de administración de riesgos que debes conocer

5 principios de administración de riesgos que debes conocer

Administración de Riesgos y Seguros General Planificación y Presupuesto

Vivimos en un mundo de incertidumbres donde la mayoría del tiempo no conocemos el riesgo al que estamos expuestos diariamente. El riesgo es una parte de tu vida y no reconocerlo es tan peligroso como no saber sobre él.

Evita que tú y tu familia pasen algún tipo de contratiempo que comprometa el porvenir con estos cinco principios de administración de riesgos:

 

Principio 1:    Chequea tu situación financiera

Realiza una revisión crítica del presupuesto familiar o personal para determinar tu salud financiera. Ponle especial atención a tus gastos “imprevistos” o no planificados, si estos han venido aumentando continuamente durante los últimos meses es un síntoma de falta de planificación financiera.

 

Principio 2:    Convierte tus debilidades en objetivos

Si luego de revisar tú salud financiera detectas que gran parte de los gastos que tienes mes a mes son para el ocio, la diversión o en el pago de deudas, establece un plan de acción para controlar de mejor manera estos rubros que generalmente suelen ser la principal fuente de estancamiento financiero para las familias.

El plan que diseñes debe ser realista y establecer objetivos claros sobre los rubros que más incomodan tu salud financiera.

 

Principio 3:    Identifica los riesgos a los que podrías estar expuesto

Una vez que estableciste tus objetivos, ahora debes pensar en qué tipo de eventos podrían impedir lograr esos objetivos, es decir, identifica qué clase de riesgos debes enfrentar cada día, mientras manejas el auto, cruzas la calle, viajas, en el trabajo o incluso en tu hogar.

Un riesgo no necesariamente es algo que amenaza tu vida sino algo que pone en peligro tu estabilidad financiera. Si tu objetivo es reducir gastos, ¿que podría pasar para impedir lograr tu objetivo?, ¿un accidente?, ¿una enfermedad?, etc.

Una vez que tengas el panorama claro sobre qué tipos de riesgos enfrentas cada día, encontrar una solución es relativamente más fácil.

 

Principio 4:    Clasifica los riesgos

Tendrás que clasificar tus riesgos considerando si puedes controlarlos o no y la probabilidad de ocurrencia.

La idea ahora es identificar cuáles riesgos son manejables y cuáles riesgos no, para evaluar si es posible predecir su ocurrencia. ¿Para qué? Para poder mitigarlos. Para ello, tienes que entender la naturaleza de tus riesgos.

 

Principio 5:    Toma acciones y mitiga tus riesgos

Una vez que has identificado los riesgos que enfrentas, puedes dar pasos para prevenirlos o evitarlos. Algunas acciones pueden ser: aumentar las medidas de seguridad para tu casa, contratar un seguro contra todo riesgo, etc.

Existen muchos tipos de seguros como: seguros de automotores, seguros de vida, seguros de discapacidad, seguros a la propiedad de inmuebles, seguros para negocios, entre otros.

Recuerda que si existe un alto riesgo de que algo te ocurra, es mejor transferir el riesgo a una compañía de seguros. En nuestro medio existe una amplia y variada oferta sobre productos de seguros, consulta y evalúa la opción que mejor se adapte a tus necesidades.

 

Adaptado de: http://www.financialplanninginfoguide.com/bases-para-administracion-de-riesgos.html

Qué criterios debe tener tu próximo seguro de vida

Qué criterios debe tener tu próximo seguro de vida

Administración de Riesgos y Seguros General Planificación y Presupuesto

Cuando eliges un seguro de vida hay varios factores que son muy importantes a considerar:

 

1. Suma asegurada

Es la cantidad de dinero que recibirá tu familia si llegas a faltar. Al establecer este monto en tu seguro toma en cuenta las siguientes variables:

 

  •  Número de personas que dependen de ti y sus edades.
  • ¿A cuánto ascienden los gastos de tu casa cada mes?
  • ¿Cuál es el monto de los gastos de educación?

 

Con esto tendrás un panorama de los gastos reales y futuros de tu familia, y podrás asegurarte por una cantidad que garantice que el nivel de vida de tu familia no se verá afectado tras tu ausencia.

 

[ctt tweet=”La suma asegurada de tu seguro de vida debe garantizar el nivel de vida de tu familia tras tu ausencia” coverup=”dcfye”]

 

2. Prima

Es el precio de tu seguro. No siempre el seguro que cuesta menos es el mejor, verifica las condiciones y los beneficios adicionales que ofrece cada institución. El valor de la prima depende algunos criterios como: Suma asegurada, Edad, Sexo, Actividad Laboral, Salud y otras coberturas adicionales contratadas.

 

3. Coberturas

La cobertura se refiere al riesgo por el cual te protege la póliza contratada, así como sus limitaciones y exclusiones. Los riesgos más comunes son: muerte, invalidez, entre otros. Sin dejar de lado los elementos anteriores, es importante tomar consideraciones sobre las condiciones de vida que proyectas tener dado que esto también va a influenciar sobre los montos, primas y coberturas.  Las condiciones de vida que se pueden presentar son:

 

  •  Soltero independiente.- Puede ser que nadie dependa económicamente de ti o puede ser que sí, por ejemplo tus padres. Analiza cómo les afectaría tu fallecimiento o invalidez. Pregúntate: ¿Alguien más podría hacerse cargo de ellos, financieramente hablando?
  • Casado.- Tu pareja y tú viven solos. Las dos situaciones que pueden presentarse es que tu conyugue sea tu dependiente, o ambos contribuyan a los gastos del hogar. Pregúntate: ¿Si tú faltaras o tuvieras que dejar de laborar, tu pareja podría enfrentarse a los gastos del hogar?
  • Familia con hijos recién nacidos.- Ya sea que tu hogar sea de un solo ingreso o dos, tus hijos dependen de tí económicamente. Las necesidades básicas de tu familia son: casa, alimentación y salud. Tal vez te convendría ampliar la suma asegurada o bien contratar una póliza conyugal. Para este caso considera la posibilidad de mantener el seguro hasta que el menor de tus hijos por lo menos cumpla 25 años ya que se considera que a esta edad es un ser independiente.
  • Familia con hijos que estudian.- La educación es uno de los patrimonios más importantes que puedes dejarle a tus hijos. Pregúntate: ¿Podrían concluir sus estudios si les faltaras o tuvieras un accidente que te dejara incapacitado?, verifica que opciones tienes para garantizar sus estudios.
  • Familia con hijos jóvenes.- Puede ser que tus hijos continúen en casa y contribuyan al gasto familiar o bien se hayan marchado y sean independientes. En este caso, tu único dependiente podría ser tu cónyuge. Ajusta las coberturas y la suma asegurada a fin de no estar sobreasegurado.
  • Retirados.- Inicias tu retiro laboral, por lo que dependes económicamente de los recursos que hayas acumulado para tu pensión. Recuerda que si alguno de tus beneficiarios ha fallecido, deberás modificarlo para evitar problemas futuros.

 

Lo más importante es recordar que tus necesidades irán cambiando a lo largo de tu vida. Para cada etapa de vida, recuerda analizar tus coberturas y hacer ajustes!

El seguro de vida, un mecanismo de prevención

El seguro de vida, un mecanismo de prevención

Administración de Riesgos y Seguros General

Generalmente los seres humanos no tienen por costumbre prevenir con respecto a diversos factores de riesgos que pueden acortar tu vida.

El Seguro de Vida es un instrumento que puede implementarse para poder atenuar estos factores que conllevan en la mayoría de casos incertidumbre sobre tu futuro financiero.

A continuación te explicamos los componentes de un seguro de vida:

Continue reading