Finanzas en pareja: ¿Cómo asegurarse de que ambos están en la misma página?

Finanzas en pareja: ¿Cómo asegurarse de que ambos están en la misma página?

Finanzas Personales General

Una de las ventajas de tener una relación es tener una pareja con la que compartes las responsabilidades del hogar. Pero, aunque sea bueno dividir las tareas de la cocina, limpieza y el cuidado de los niños, ¿hasta qué punto se reparten las tareas financieras?

Si son como muchas parejas, probablemente uno de los dos se encarga del dinero. En algunos casos, las parejas comparten un papel equitativo en la toma de decisiones financieras, y en otros gestionan las finanzas del hogar por igual.

Y aunque no es necesario (ni realista) que una pareja se encargue de todo, es importante que ambos participen activamente en la gestión de las finanzas. He aquí tres razones por las que las parejas deberían trabajar juntas en sus finanzas.

  1. Ayuda a que ambos miembros de la pareja se sientan capaces de manejar el dinero

Cuando uno de los miembros de la pareja está completamente al margen de las finanzas compartidas, esto puede provocar problemas en la relación en general. Una de las principales causas de divorcio o de ruptura son las peleas por dinero. Se trata de no estar en la misma página, de sentir que no tienes un asiento en la mesa o que no eres un socio igualitario. Tener voz y voto te pone en igualdad de condiciones.

Consejo: Si el dinero siempre ha sido un tema tabú con tu pareja o cónyuge, empiecen por sus experiencias personales en torno al dinero cuando crecían. ¿Hablaban de ello libremente con su familia? ¿Era una fuente de vergüenza o de orgullo? ¿Siempre se sintieron seguros económicamente mientras crecían o su familia tuvo problemas de dinero? Lo que te enseñaron (o no) sobre el dinero marcará tu forma de tomar decisiones financieras, así que es bueno que compartas tus experiencias con los demás.

  1. Ayuda a definir metas comunes

Probablemente, cada uno ha pensado mucho en su visión del futuro, pero ¿coinciden sus visiones? Tanto si quieres comprar una casa en cinco años, hacer crecer tu familia o irte de vacaciones a lo grande en seis meses, tienes que estar alineado en sus metas financieras antes de poder determinar los pasos necesarios para hacerlos realidad. No saber a dónde vas o hacia dónde te diriges dificulta las decisiones financieras del día a día.

Consejo: Si nunca han hablado de sus metas juntos, se recomienda discutir dónde se ven en un año, en cinco años y quizás incluso más allá. Una vez que hayan hablado de sus prioridades, pueden determinar cómo pueden contribuir los dos a mantener sus finanzas sanas en el día a día.

  1. Obliga a rendir cuentas

Cuando ambos saben cuáles son sus metas comunes, es mucho más fácil que se responsabilicen mutuamente.  Existen algunos ejemplos bastante malos en los que uno de los cónyuges ha acumulado decenas de miles de dólares en deudas de tarjetas de crédito, ya sea porque no estaban en la misma página sobre lo que estaban tratando de hacer, o porque era más fácil de ocultar.

 

Consejo: Lo que no quieres es que uno de los dos se quede con la obligación de tratar de salir de los errores de la otra persona: esa responsabilidad puede causar mucha tensión. Crea desconfianza en la relación. Así que sé abierto y honesto, y establece parámetros conjuntos. Cuando ambos son conscientes de cuánto deben gastar y ahorrar, es más fácil gestionar el presupuesto en equipo. Acordar que el gasto no puede superar un determinado umbral, en lugar de que alguien de instrucciones al otro sobre cómo gastar o le diga lo que tiene que hacer, crea un equilibrio.

 

Además, piensen en cuáles son los puntos fuertes de cada uno en lo que respecta al dinero. Está bien admitir que tu pareja es más fuerte que tú en ciertas áreas financieras, siempre que estén de acuerdo en cuál debe ser el objetivo final. La transparencia es lo más importante cuando se manejan las finanzas en pareja y, si están pasando por una situación difícil, establezcan un plan de pago emergente.

Ahorrador vs. Gastador: 5 maneras en que las parejas pueden superar sus diferencias financieras

Ahorrador vs. Gastador: 5 maneras en que las parejas pueden superar sus diferencias financieras

Ahorro General Planificación y Presupuesto

El dinero suele ser una de las mayores fuentes de conflicto en las parejas. Usualmente, uno tiende a ser más precavido con el dinero, mientras que otro es más propenso a derrochar. La mayor parte del tiempo, las parejas se equilibran mutuamente. Pero en los peores momentos, pueden terminar discutiendo o sacándose en cara decisiones financieras que han tomado.

Aunque tú y tu cónyuge hayan discutido sus cuestiones de dinero antes de casarse, es probable que las finanzas sigan siendo un tema emocional. Encontrar el terreno común para tomar decisiones, sobre todo, desde las vacaciones hasta el cuidado de los niños, puede requerir algo de trabajo extra y compromiso. Aquí hay cinco consejos que pueden ayudar a mantener la paz si tienes un gastador y un ahorrador en tu relación.

 

  1. Entiendan lo que el dinero significa para ti y para tu pareja

Todo el mundo aporta algún tipo de bagaje a sus relaciones, especialmente en lo que se refiere al dinero. Por eso, el psicólogo clínico Michael Tobin dice que es importante llegar a la raíz de lo que el dinero significa para ti.

“El dinero tiene múltiples significados para cada uno de nosotros”, dice. “Seguridad, libertad, poder y prestigio, vergüenza y pudor, autoestima, etc.”.

Especialmente si han crecido con antecedentes financieros muy diferentes, tú y tu pareja pueden ser opuestos en cuanto al dinero. Definir lo que significa el dinero para ustedes y compartirlo con el otro puede ayudarles a entender sus respectivos puntos de vista. Con el tiempo, es posible que sus percepciones individuales del dinero empiecen a acercarse.

  1. Cultiven el respeto mutuo

En lugar de centrarse en qué persona tiene el punto de vista “correcto” sobre el dinero, reconozcan que sus diferentes cualidades pueden mejorar su matrimonio. Intenten replantear lo que las palabras “ahorrador” y “gastador” significan para usted de forma positiva.

“Una forma de entender estas diferencias financieras es que una persona está orientada al futuro – el ahorrador – y la otra está orientada al presente – el gastador”, explica Tobin. “Hay aspectos positivos y negativos en cada enfoque”.

Trabajar juntos y apreciar las diferencias de cada uno también puede ayudar a fortalecer su relación.

  1. Compartan sus metas financieras

Hagan un esfuerzo genuino por entender las metas y hábitos financieros del otro. Reserva tus juicios y mantén la mente abierta sobre el punto de vista de tu pareja.

“Una relación tiene éxito cuando las necesidades de tu pareja son al menos tan importantes como las tuyas”, dice Tobin. “En otras palabras, cuando los principios rectores de su relación son el respeto, la comprensión mutua y un poderoso deseo de conocerse, entonces las diferencias pueden resolverse con éxito”.

Esta mentalidad, añade, te permitirá comprender la legitimidad de la posición de tu pareja.

 

  1. Practica escuchar activamente cuando discutan

Las conversaciones sobre el dinero pueden llegar a ser acaloradas. Cuando lo hagan, respira hondo y recuérdate que debes escuchar más que hablar. Tobin recomienda practicar la escucha activa, un ejercicio que puede suavizar las discusiones cargadas de emoción.

“Primero, expones tu posición. En segundo lugar, la otra persona escucha sin interrumpir y replica lo que ha oído”, dice Tobin. “A continuación, se afina el mensaje hasta que quede claro para ambos. Después, tu compañero hace lo mismo contigo”.

Si la conversación no se calma, acuerden hacer una pausa y volver a retomarla cuando ambos se hayan calmado un poco.

  1. Busquen ayuda externa si es necesario

Algunas parejas se encuentran en los extremos del gasto o del ahorro y no pueden hablar de dinero sin que haya conflicto. Por ejemplo, una de las personas puede tener miedo a gastar y, por ello, deja la vida en suspenso. La otra puede recurrir a los gastos impulsivos como liberación emocional, lo que puede llevar a un endeudamiento. Ambas cosas pueden perjudicar la relación. Un terapeuta financiero o de pareja puede aportar una presencia neutral que ayude a resolver sus conflictos y a profundizar en los motivos por los que el dinero sigue siendo un tema de conflicto.

 

Fuente: Northwestern Mutual

¿Qué hacer para no tener problemas de dinero con tu pareja?

¿Qué hacer para no tener problemas de dinero con tu pareja?

Finanzas Personales General

Autora: Lourdes Hernández

Aún si hablaron de dinero durante el noviazgo, o en los primeros años de matrimonio, hay que refrescar este tema cada vez que lo crean necesario. A continuación, cinco sugerencias a aplicar para llevarse bien en términos económicos:

  1. Pierde el miedo a hablar de dinero: es una forma de fomentar la confianza en la pareja. Agenden reuniones de una o dos horas máximo para elaborar un presupuesto que detalle gastos en común y personales.
  2. Dividan los gastos en partes iguales: pueden crear una cuenta en conjunto para los pagos o si una persona realiza un pago, que la otra le deposite su parte. En pareja no importa tanto quién gana más, pero sí que haya equilibrio en los pagos.
  3. Toma en cuenta a tu pareja: si tienes pensado hacer un gasto fuerte o tienes en mente un plan costoso, siempre pregunta la opinión de tu pareja. ¡El respeto al presupuesto ajeno es la paz familiar!
  4. Prepárense ante cualquier emergencia: los imprevistos ocurren, por ello es mejor tener una cuenta común para cualquier emergencia que se pueda presentar. Una firma conjunta es válida (y/o) en dicha cuenta.
  5. Establezcan metas: ya que son un equipo, deben buscar intereses comunes para ahorrar entre los dos; puede ser un viaje especial, la adecuación de la casa, comprar un coche o una vivienda, tener un bebé.

Fuente: Fintonic Mx

Temas económicos que pesan para el matrimonio que se separa

Temas económicos que pesan para el matrimonio que se separa

Finanzas Personales General

Autora: Lourdes Hernández

La frase “el divorcio es el peor negocio” es real en término económicos. Hay muchas razones para considerar que es un perder-perder, que afecta los bolsillos de las dos partes.

Por esto, si la pareja ha decidido la separación, debe intentar a toda costa lograr un buen acuerdo y quedar en paz.

A continuación, temas económicos que pesan sobre la pareja:

 

  1. Liquidación patrimonial de lo que incluye la sociedad conyugal, iniciando con un inventario de todos los bienes -aún si se trata de un solo bien. Aquí incluye dinero en cuentas bancarias e inversiones.
  2. Pago de las obligaciones financieras y tributarias que se tengan como sociedad conyugal, en el sistema financiero. Es decir, todos los préstamos que la pareja ha recibido y que están pendientes de pago; así como los impuestos que se adeuden.
  3. Pago de obligaciones e impuestos pendientes del trámite del divorcio.
  4. Pago de préstamos entre cónyuges, bajo contrato verbal o escrito.
  5. Reintegro de los bienes que no se venden, así como del dinero de lo que se vende, dividido por la mitad entre los cónyuges.
  6. Pensión alimenticia en caso de tener hijos, la cual determina el juez con las declaraciones de ambas partes.

 

Otros gastos a tomar en cuenta

 

Duplicación de gastos de vida

Muchos gastos se multiplican por dos a la hora de separarse: el arriendo o hipoteca, condominio, servicios básicos (agua, electricidad, internet, cable, gas, seguridad), alimentación, transporte si la pareja compartía el vehículo, taxi, Uber; empleados que laboran en la casa como asistente doméstica, jardinero.

En muchos casos, uno o los dos ex esposos, vuelven a vivir a casa de sus padres. Sin embargo, en poco tiempo buscan independencia, empiezan a vivir solos y entonces caen en cuenta de que un sueldo es insuficiente para costearse la vida.

 

Hijos

Cuando hay hijos en el matrimonio, los gastos se incrementan en especial en: alimentación fuera de casa; transporte, pues deben ir de una casa a otra; actividades, ropa y mesada si no hay acuerdo entre los padres para limitar estos gastos. Un pago extraordinario generalmente se reparten el pago por la mitad los progenitores.

 

 

Ayuda emocional:

La separación y el divorcio acarrean fuertes cargas emocionales que alteran la vida normal de la pareja, sus hijos y aún la familia extendida. Según los expertos, demora de seis meses a un año el “duelo” de la separación. El apoyo de un psicólogo, consejero matrimonial y a veces de un especialista en psiquiatría, tiene un costo económico, aunque ayuda a superar más fácilmente la pérdida de pareja o la separación de los padres.

 

Mascotas y animales de compañía: cuidado compartido

Se encuentra en discusión la normativa referente a las mascotas. Estas pasarían a ser “seres vivos dotados de sensibilidad” (en España rige esta ley). Por raro que nos parezca ahora, los animales eran considerados cosas u objetos. Sin embargo, para nosotros, son nuestros compañeros y parte de la familia.

A menos que exista un acuerdo, o que el juez determine quién se queda con la mascota, los ex cónyuges deben compartir los gastos de manutención y cuidado de ésta.

 

Fuente: Lexxi Abogados

Cinco alertas financieras que pueden poner a prueba tu relación

Cinco alertas financieras que pueden poner a prueba tu relación

General

En una relación llega un momento en el que tendrás que enfrentar verdades sobre la situación financiera de tu pareja, algunas más complicadas que otras.

Te presentamos algunas alertas que pueden tener un impacto en si tú y tu pareja tendrán un futuro financiero sostenible juntos.

  1. Niveles de endeudamiento críticos en la tarjeta de crédito

Hay algunas causas para tener una deuda en la tarjeta de crédito – pérdida de empleo, un gasto imprevisto sin contar con un fondo de emergencias, y descontrol en las decisiones de gasto. Debes preocuparte aún más cuando tu pareja está usando el cupo de la tarjeta como si fuese dinero en efectivo y no hace esfuerzos para pagar la deuda.

Alerta: Las personas pueden estar endeudadas, no es una razón para dejar una relación. Es importante conversar sobre cómo llegaron a ese nivel de endeudamiento y hacer un plan en conjunto para librarse de las deudas. Trabajar juntos para bajar el nivel de endeudamiento puede ayudarles a fortalecer su relación.

  1. Tendencias de gasto

Las parejas tienen diferentes hábitos de gasto, pero si te asustas cada vez que tu pareja llega a la casa con una bolsa de compras, es una situación para considerar ya que tal vez no están la misma página en temas financieros.

Alerta: Toma acción si vives una situación similar a tiempo, antes de que se convierta en una pelea. Muchas parejas establecen una regla de consulta: si una compra sobrepasa cierto monto, la pareja debe avisar a la otra antes de hacer el gasto. Este sistema permite tener libertad, pero con una notificación en ciertos casos.

  1. El síndrome de “no tengo para pagar”

Si te encuentras con que tu pareja tiene que pedir constantemente a sus familiares y amigos que le presten dinero porque no tiene para pagar sus gastos (y no les paga de vuelta), la situación es menos sostenible.

Alerta:  Si este comportamiento surge a pesar de que tiene dinero en el banco, entonces es momento de que tu pareja comience a ser responsable de sus gastos. Sin embargo, si esto está pasando porque hay una verdadera necesidad, entonces debes estar listo/a para escucharle sin juzgar. Ofrece tu ayuda para guiarle en sus finanzas, creen un presupuesto, o si es necesario apóyale para que acuda a un experto en finanzas personales.

  1. Constante búsqueda de empleo

Todos pueden perder su empleo alguna vez. Pero, si tu pareja tiene un patrón de no tener un trabajo estable por un período considerable de tiempo, es momento de tener una conversación.

Alerta:  Antes de asustarte, mira la foto completa. ¿Trabaja en una industria donde su posición o profesión ha sido eliminada? ¿Ha sido despedido por alguna causa en particular, o renuncia porque no le gusta? Conversa con tu pareja sobre tus preocupaciones y ofrécele tu apoyo si la situación es manejable. Si es un patrón en el cual difícilmente habrá cambios, analiza bien si te conviene en el largo plazo.

  1. Mentir regularmente

El manejo de finanzas en pareja es cuestión de honestidad, si te encuentras con que tu pareja te ha mentido constantemente sobre su situación financiera y no es sincero, esto va más allá de las finanzas y recae en la confianza.

Alerta: Trata de tener una conversación sobre su situación financiera. ¿Qué tan honesto y transparente ha sido tu pareja sobre sus finanzas? Si pueden llegar a un equilibrio y comenzar desde cero para solucionar los problemas, está bien. Pero, si encuentras resistencia o pero aún más mentiras, entonces confiar en tu pareja a futuro puede ser aún más difícil.

 

Fuente: Learnvest

Cómo amoblar la casa sin quedarse en la quiebra

Cómo amoblar la casa sin quedarse en la quiebra

General Planificación y Presupuesto

Si piensas salir a vivir solo, o estás por casarte, es muy importante saber cuánto dinero necesitas para amoblar tu casa y tener el mínimo de comodidades. Sigue los consejos a continuación para armar un plan de compra acorde con tus posibilidades.

 

 

  1. Realiza un presupuesto

 

Identifica cuánto dinero puedes destinar para la compra de muebles y electrodomésticos. Para realizar este ejercicio necesitas tener claro cuáles son tus ingresos y gastos en la actualidad y en caso de tener ahorros, cuánto tienes disponible para gastar. No es aconsejable utilizar todos tus ahorros para la compra de muebles y/o electrodomésticos. Siempre procura dejar una parte de tus ahorros para emergencias.

 

También necesitas decidir qué opción de pago es el que más te conviene: al contado o a crédito. Si eliges pagar al contado, puede ser que obtengas mejores precios pero asumirás el gasto de inmediato. En cambio, si eliges pagar a crédito, asumirás el gasto de a poco en el tiempo, pero tendrás que cubrir el costo adicional de los intereses. Las dos opciones tienen pros y contras que debes evaluar de acuerdo con tu situación financiera actual.

 

  1. Identifica tus necesidades

Una vez identificado un monto que puedes gastar, haz una lista de todos los muebles y/o electrodomésticos que necesitas comprar. Sugerimos utilizar el siguiente formato:

 

COMPRAPRIORIDADNUEVO/USADO/HEREDADOMONTO

 

Compra: Primero identifica qué es lo que necesitas comprar.

 

Prioridad: Después de crear una lista exhaustiva, asigna prioridades a tu lista. Qué necesitas de inmediato? Qué puede esperar un par de meses, seis meses o un año. Trata de ser realista, y no asignar prioridad #1 a todo!

 

Nuevo/Usado/Heredado: Clasifica tu lista en muebles/electrodomésticos que puedes comprar nuevos, usados o que puedes “heredar” de algún familiar o amigo. Para muebles usados puedes buscar en el internet en páginas como www.olx.com.

 

  1. Analiza opciones

 En el caso de muebles y/o electrodomésticos nuevos o usados que necesitas comprar, analiza mínimo unas tres opciones antes de hacer la compra. Visita varios locales/tiendas y compara opciones en cuánto a calidad y precio. Aunque toma más tiempo, analizar opciones siempre es la mejor manera de conseguir un mejor producto. Recuerda que la opción más barata no siempre será la mejor. Como en todo, cuando se tratan de muebles y/o electrodomésticos lo barato sale caro.

 

 

Finalmente, recuerda que lo más importante a la hora de amoblar tu hogar, es que lo hagas de acuerdo a lo que necesitas y no a lo que todo el mundo esperaría que tengas. Las cuentas y facturas las pagas tú y el empezar con deudas innecesarias no te conviene.

 

¡Te deseamos éxitos en tus compras!

¿Cómo establecer prioridades de gasto en pareja?

¿Cómo establecer prioridades de gasto en pareja?

General Planificación y Presupuesto

En el manejo del dinero, hay preguntas que toman tiempo contestar, por ejemplo: ¿Quién tiene prioridad de gastos el hombre o la mujer? Si tienes una pareja, recuerda que la planificación de las finanzas deben ser de a dos y con acuerdos mutuos que se cumplan siempre.

 

En una investigación sobre el manejo del dinero de las parejas ecuatorianas, del diario El Comercio se resaltan algunas conclusiones:

 

ELLAS

Administran mejor el dinero para los gastos de alimentación del hogar.

Invierten más en prendas de vestir, cuidado personal y bienestar.

Tienden a planificar más sus gastos, se ajustan a un presupuesto.

Ahorran más y prevén más para los gastos de educación de los hijos.

 

ELLOS

Aportan más dinero al presupuesto de los hogares ecuatorianos.

Gastan más dinero en productos tecnológicos y en entretenimiento o recreación.

No planifican sus gastos, son menos ahorradores que las mujeres.

Los hombres gastan más en bebidas alcohólicas que las mujeres.

 

Con estos datos nos damos cuenta que las prioridades de gastos son diferentes entre hombres y mujeres. La mayoría de las discusiones financieras terminan de forma acalorada, personal e improductiva. A continuación te damos algunas recomendaciones para planificar mejor en pareja:

 

1.- Evitar las acusaciones: Si existe un problema en el manejo de las finanzas, es preferible mantener la calma. Los reproches, las acusaciones y las ofensas, no resuelven nada, solo lo agravan. Se necesitan encontrar soluciones prácticas para pasar al siguiente paso.

 

2.- Escribir las prioridades: Cuando no existen metas financieras, esto crea estrés. Separen un tiempo a solas para responder preguntas importantes como: ¿Cuáles son sus metas como pareja?, ¿Cómo se van a utilizar los recursos financieros de la familia?, ¿Cuáles son las metas de corto y largo plazo?, ¿Cuáles serían los principales obstáculos a vencer para cumplir las metas?

 

3.- Preparar un presupuesto: Muchas parejas no saben cuánto dinero ganan y cómo lo gastan, por lo tanto deben empezar a evaluar su distribución de ingresos y gastos, para ello recomendamos primero llenar la evaluación 50/40/10.  Aprende cómo realizar el ejercicio aquí:  https://tusfinanzas.ec/?s=herramienta+50-40-10. Adicionalmente prepara un presupuesto, te explicamos cómo, aquí  https://tusfinanzas.ec/?s=presupuesto.

 

4.- Decidir quién administra y ejecuta el presupuesto: Es importante juntar los ingresos de la pareja para planificar juntos, determinar quién administra mejor el dinero, quién realiza los pagos, las compras, etc.

 

5.- Llegar a un acuerdo de gastos: Una buena práctica en cuanto al manejo de gastos, es siempre poner un valor predeterminado para consulta previa antes de realizar una compra.

Recuerda es más barato ser proactivo en el manejo del dinero, planificar juntos y llegar a acuerdos familiares, de esta forma tus proyectos podrán cumplirse.

 

Fuente: http://www.elcomercio.com/actualidad/hombre-mujer-maneja-mejor-dinero.html

Gasta menos en tu boda

Gasta menos en tu boda

Ahorro General Planificación y Presupuesto

Una boda, sea grande o sencilla implica varios gastos. Es indispensable contar con un presupuesto detallado y realista para saber con cuánto dinero dispones para tu día especial.

El primer paso es comenzar a averiguar y comparar precios para el día de la boda, esto te dará una idea clara de los precios en el mercado y así podrás identificar lo que podrás cubrir y qué no.

Y… ¿qué sucede si te resulta difícil identificar qué gastos eliminar de la lista? Siempre existe la opción de gastar menos. A continuación te damos los mejores tips para recortar algunos de los gastos asociados con la boda.

  1. Organízate con anticipación: Uno de los puntos clave para reducir gastos es organizar la boda con varios meses de anticipación, ya que podrás comparar opciones y así conseguir los mejores precios.
  2. Identifica una fecha más económica para tu boda: Identifica cuáles son los meses en los que las personas prefieren casarse. Es preferible realizar tu boda durante la “temporada baja” donde seguro encontrarás precios más convenientes y descuentos.
  3. Elige hacer una boda no tan formal: Tu boda no debe ser necesariamente muy ostentosa para que sea salga bien, una boda sencilla podría ahorrarte bastante dinero. Lo importante es que tú y tu pareja disfruten de ese día.
  4. Considera hacer una fiesta corta: Realizar una boda de cuatro horas en lugar de ocho reducirá considerablemente los costos que tendrás que dedicar para el local, bebidas, música, entre otros.
  5. Guarda un 10% de tu presupuesto para imprevistos: Con toda seguridad, aunque planees muy bien el presupuesto de tu boda, debes tener reservado un 10% para gastos imprevistos o alguna emergencia de última hora.
  6. Haz una boda en el día: Una boda en las horas de la mañana o al principio de la tarde suele ser menos costosa que una boda en la noche.
  7. Planifica una lista de invitados que vaya con tu presupuesto: Esto evitará que a última hora termines invitando más personas, lo que aumentará todos los costos. Un festejo íntimo con las personas más cercanas es la mejor opción.
  8. Asegúrate con quién estás contratando los servicios: Antes de contratar los servicios de alguna empresa, verifica que tenga respaldo y pide referencias. Revisa muy bien que todo lo acuerdes quede por escrito y pide pruebas de la calidad de los productos.
  9. Averigua todo lo que está incluido en los servicios contratados: Pide que te den por escrito todo lo que incluye el servicio en detalle, ya que por desconocimiento podrías terminar pagando mucho más de lo presupuestado.
  10. Utiliza algo prestado: Pide prestado algunos accesorios como el velo del vestido, las joyas, o hasta el vestido, para tener un ahorro extra.

Conversa con tu pareja para dejar en claro cuánto dinero tienen para la boda y cómo lo pueden gastar de la mejor manera. La meta es tener una boda linda ¡y no terminar en un despilfarro!

Fuente:

EL PRESUPUESTO PARA LA BODA

Prueba para ver la compatibilidad financiera con tu pareja – ¿Qué tan compatibles son?

Prueba para ver la compatibilidad financiera con tu pareja – ¿Qué tan compatibles son?

General Planificación y Presupuesto

Seguro has escuchado muchas veces que el dinero es una de las primeras causas de problemas en relaciones en pareja, pero qué tan problemático puede llegar a serlo?

 

Un estudio realizado en 2013 por TD Ameritrade, encontró que las parejas pelean, en promedio, cinco veces al año por dinero. Un 40% de personas que participaron en el estudio, respondieron que no confían en sus parejas para manejar sus finanzas conjuntamente, y sólo el 5% mencionaron que el dinero era un factor importante al escoger una pareja. Aparentemente, hay una desconexión entre lo que las parejas esperan de su pareja en el aspecto financiero, y cómo éstas expectativas son comunicadas.

 

metasen-un-2x3

 

Sin duda alguna, muchas de las discusiones y desconfianza podrían ser eliminadas si tú y tu pareja podrían conocer su compatibilidad financiera en las primeras etapas de su relación, en lugar de ignorar este tema hasta que el dinero se convierta en un factor de tensión.

Haz una prueba sencilla de compatibilidad financiera para que lo realices con tu pareja.

Descubre si tú y tu pareja fueron hechos para estar juntos financieramente, o si son un desastre con sus finanzas en pareja.

 

test-commpatibilidad2

 

Fuente:

Traducido y adaptado de: https://www.mint.com/blog/planning/take-the-financial-compatibility-test-for-couples-how-do-you-match-up-0413/

Finanzas en Pareja:  Planifica los temas de conversación

Finanzas en Pareja: Planifica los temas de conversación

General Planificación y Presupuesto

Prepárate para tener una conversación seria sobre las finanzas del hogar con tu pareja siguiendo las siguientes recomendaciones:

  • Agenda una fecha para hablar sobre el tema:    Fijar una fecha para hablar sobre las finanzas del hogar es tan importante como cualquier otra cosa que hacen juntos como pareja.
  • Marca la fecha en tu calendario – con esfero!:   No dejes para otro rato esta conversación. Formalizar este evento muestra tu compromiso para mejorar tu relación frente al dinero como pareja.
  • Escoge un lugar cómodo:    La cocina de tu casa puede ser un buen sitio para tener conversaciones con tu pareja. Sin embargo, considera tener esta conversación en un lugar que los dos disfruten.
  • Evita distracciones:   Pide que alguien cuide a tus hijos, desconecta el teléfono. No dejes espacio para excusas que impidan tener la conversación.
  • Escoge un premio:    El beneficio de hablar sobre asuntos financieros es que te ayudará a sentirte más cómodo, seguro y satisfecho. Escoge un incentivo (entradas al cine o cena en su restaurante favorito), para celebrar que tuvieron esta importante conversación.
  • Repítelo cada tres meses:   Esto te permitirá estar al tanto de cómo marchan las finanzas del hogar y ver cómo están en la consecución de sus objetivos. Planifiquen fechas en los próximos meses de una vez.

 

[ctt tweet=”No olvides que hablar sobre finanzas es un compromiso mutuo. ” coverup=”YDi0c”]

 

Es común que a uno de ustedes le interese más las finanzas del hogar que al otro. Está bien, pero la toma de decisiones sobre el dinero es algo de dos.

Las decisiones que tomas a diario sobre cómo gastas o ahorras serán mucho más fáciles si los dos siguen el mismo plan.

 

webinar-pareja

 

Fuente: Traducido y adaptado del artículo “How-to Guide: Manage Money With Your Mate”